Logo El Confidencial
MONARQUÍA ESPAÑOLA

¿Qué se dice en Europa del escándalo de Juan Carlos I? Hablan los corresponsales

En Estados Unidos interesa la monarquía española cuando sucede algo puntual, mientras que en los países europeos, sobre todo los monárquicos, se suele tener más en cuenta

Foto: El rey Juan Carlos, en una foto de archivo. (Getty)
El rey Juan Carlos, en una foto de archivo. (Getty)

El rey Juan Carlos I está en el punto de mira desde hace ya meses y parece que la cosa empeora a cada paso que se da en el caso de sus presuntos cobros irregulares de comisiones. España ha pasado de informar con cautela sobre la Casa Real y sus miembros a hacerlo de manera profunda y sin cortapisas. Eso en España, en el extranjero la prensa siempre ha tratado a los inquilinos de Zarzuela como unos ciudadanos más, informando incluso de cuestiones que era difícil leer en España. Hasta hoy, claro, cuando la monarquía española ha dejado de ser ‘sagrada’ en los medios. Vanitatis se ha puesto en contacto con varios corresponsales extranjeros para saber qué opinan de los últimos sucesos y para saber si el Rey emérito sigue interesando tanto como cuando reinaba.

LEA MÁS: Los Fanjul, anfitriones perfectos de Juan Carlos I en República Dominicana

Raphael Minder, uno de los periodistas que más ha escrito en el pasado sobre don Juan Carlos en su periódico, ‘The New York Times’, no lo ve claro. Dice que no tiene muy nítida la imagen que se tiene del monarca en el extranjero, ni en Estados Unidos, país del que es su periódico, ni en Suiza, país del que es el propio Minder. “Hemos informado pero no de manera muy regular”, nos cuenta. “El paso a paso no interesa mucho. Pero si un día Juan Carlos tiene que comparecer en un tribunal, igual que la infanta y su marido hace unos años en Palma, seguro que habrá mucho interés”.

La reina Sofía, la infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarin. (EFE)
La reina Sofía, la infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarin. (EFE)

Casi todos los corresponsales consultados, ya sean de Estados Unidos, de Francia o de Alemania, citan a la infanta Cristina y a Iñaki Urdangarin como ejemplo de lo que sucede en una monarquía cuando las cosas se tuercen. Martin Dahms, del ‘Berliner Zeitung’ y el ‘Frankfurter Rundschau’, nos dice que “el caso Urdangarin ha interesado mucho”, y lo compara con el proceso contra el Rey emérito: “Los 100 millones de Juan Carlos también”.

Redacciones alemanas

Sobre la imagen que se tiene de Juan Carlos I en Alemania, Dahms alega: “Es una pregunta que nunca le puedes hacer a un corresponsal -no vivo en Alemania-. Esa imagen la creamos nosotros. Y va cambiando según los acontecimientos”. Y sobre si el público alemán está interesado en la figura del Rey emérito o en los casos de supuesta corrupción en los que se ha visto envuelto, el periodista del ‘Berliner Zeitung’ dice que “por lo menos interesa a las redacciones… Cómo reacciona el público, no lo sé”.

Felipe VI y la reina Letizia, con los reyes Juan Carlos y Sofía, y la princesa Beatriz de Holanda. (EFE)
Felipe VI y la reina Letizia, con los reyes Juan Carlos y Sofía, y la princesa Beatriz de Holanda. (EFE)

Imane Rachidi, corresponsal en Holanda de El Confidencial y varios medios, agrega que “se habla mucho de su papel activo en la transición democrática, aunque se subraya mucho que durante los últimos años previos a su abdicación ha perdido mucha confianza entre su pueblo. Dos de los escándalos que más se mencionan a la hora de señalar un contexto sobre el pasado del emérito es la polémica cacería de elefantes en Botsuana y la ‘revelación’ de que tuvo una amante durante años. También se recuerda mucho que Juan Carlos no estuvo presente en la jura del cargo y primer discurso de Felipe VI como rey, como tampoco estuvo la princesa Cristina debido a otro escándalo de corrupción en el que está involucrada”.

Diferencia con Holanda

Acaso porque en Holanda hay una monarquía que vive escrutada por los medios de comunicación, en el país “generalmente sí se informa de cada caso de corrupción cercano a la monarquía española". "Muchos medios holandeses hicieron un análisis bastante profundo de lo que ocurrió a mediados de marzo, cuando Felipe renunció formalmente a la herencia de su padre". Según nos relata Rachidi, los medios holandeses “han señalado que a Felipe VI le ha salvado la pandemia, porque de otra manera, habría ocupado grandes titulares, debates televisivos y una indignación popular masiva”.

El rey Juan Carlos, tras su operación de cadera al volver de Botsuana. (Getty)
El rey Juan Carlos, tras su operación de cadera al volver de Botsuana. (Getty)

También “el escándalo actual por su relación con la familia real saudí y el contrato del AVE de La Meca a Medina ocupa la prensa. El diario holandés ‘De Telegraaf’, por ejemplo, ha titulado en marzo con "Juan Carlos: ¿el fin de la monarquía?". Hay que tener en cuenta, además, la cantidad de escándalos que la monarquía española ha protagonizado en los últimos años, hecho que ha provocado que aumente el interés por todo lo que rodea a Zarzuela: “Interesa supongo sobre todo por la cantidad de escándalos en los que ha estado envuelto desde el famoso desastre de Botsuana”, admite Rachidi, gran conocedora de lo que sucede en Zarzuela y en el palacio Orange. “A la monarquía holandesa se le saca mucho los colores cuando comete un error, así que ver la sucesión de problemas en los que está metido el emérito, sorprende mucho en Holanda”, añade.

Los británicos y sus reyes

En Gran Bretaña también hay interés por saber qué sucede en la monarquía española. Pero allí, quizás más acostumbrados a los escándalos monárquicos, buscan otro tipo de información. Nos lo cuenta Graham Keeley, corresponsal en España de ‘The Times’ hasta 2019 y ahora para ‘The Independent’ y Reuters, entre otros: “Sí, los medios británicos informan regularmente sobre los escándalos relacionados con la familia real española, pero hay mucho más interés, a gran distancia, por la reina Letizia y el rey Felipe, sobre quienes las informaciones suelen ser siempre muy positivas”.

La reina Letizia y el príncipe Carlos de Inglaterra, en la National Gallery de Londres. (EFE)
La reina Letizia y el príncipe Carlos de Inglaterra, en la National Gallery de Londres. (EFE)

La opinión que los británicos puedan tener sobre el rey Juan Carlos guarda bastante relación con su propia Casa Real. Según Keeley, “si hay alguna opinión, será en relación a los últimos escándalos relacionados con el rey Juan Carlos o con la infanta Cristina, pero hay que tener en cuenta que el Rey emérito, para los británicos más mayores, fue quien ‘entretuvo’ al príncipe Carlos y a Lady Di en Mallorca”. En este mismo sentido, “el interés por las monarquías extranjeras existe hasta cierto punto, porque lo que interesa de verdad es nuestra propia familia real”.

Un gigante en declive

De una forma parecida se expresa James Badcock, corresponsal para la BBC, 'The Telegraph' y el 'LA Times', y autor de la gran exclusiva que destapó la Fundación Lucum. "Mi trabajo no parte de un interés, sino de tener información importante -indica este periodista-. Mi impresión es que en Reino Unido no hay un gran interés en las demás familias reales, nosotros nos pensamos que inventamos la rueda y nos interesa nuestra familia real por encima de todo, allí los medios explotan al 100%".

El rey Juan Carlos, con sus perros en una imagen de archivo. (Cordon Press)
El rey Juan Carlos, con sus perros en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Pero lo cierto es que "el rey Juan Carlos, a diferencia de otros reyes europeos, tiene su propio perfil, la gente lo ubica más que a los reyes escandinavos, por ejemplo, su carisma llegó al público en general". Pero todo cambió, como señalan el resto de corresponsales, con el escándalo de Botsuana: "Fue un escándalo mundial, sobre todo mediático, y sobre todo porque cazaba elefantes, por la juerga, por hacer lo que le daba la gana…". Así que a partir de ese momento, el interés creció: "Ahora hay ganas de informar sobre su declive, el Rey emérito es como un mamut, un personaje gigante que interesa por su declive".

En este contexto, no obstante, Badcock considera que hay que separar los casos de presunta corrupción, que son de interés mundial. "Eso interesa siempre, el ocultamiento y casi frivolidad con la que ha manejado el dinero, usando su figura… aunque fuera el rey de Andorra tendría interés, porque es una historia anacrónica, novelesca, épica, es algo muy colorido para un jefe de Estado en estos tiempos de políticos técnicos".

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios