Magdalena de Suecia, la "obsesión" de Jeffrey Epstein según un nuevo libro
  1. Casas Reales
DESAGRADABLE CONEXIÓN

Magdalena de Suecia, la "obsesión" de Jeffrey Epstein según un nuevo libro

El libro 'Sexo, mentiras y dinero sucio de la poderosa élite del mundo' basa gran parte de su trama en la red del empresario y desvela un dato desconocido hasta ahora

Foto: La princesa Magdalena, en la última gala de los Nobel. (Getty)
La princesa Magdalena, en la última gala de los Nobel. (Getty)

Parece que el príncipe Andrés no es el único royal que tiene cierto vínculo con el empresario Jeffrey Epstein, al que un libro que se publica este mismo jueves vuelve a sacar a la palestra. Aunque, en el caso de Magdalena de Suecia, esta relación es mucho menos directa y no le va a costar ni su reputación ni su estatus como royal, como sí pasó con el duque de York. El nombre de la princesa sueca aparece en la portada de 'Sexo, mentiras y dinero sucio de la poderosa élite del mundo', de Ian Halperin, un investigador especializado en algunos de los casos más polémicos de los últimos años.

Pero, al menos en el caso de Magdalena, su inclusión en este libro nada tiene que ver con la del príncipe Andrés, al que el autor describe como un playboy adicto al sexo, basándose en el testimonio de varias mujeres del círculo del empresario. Y es que, al parecer, la princesa se convirtió en la gran obsesión de Epstein tras conocerse en un evento solidario, según desvela Halperin. Fue ya hace años, cuando Magdalena vivía en Nueva York. Aunque se refugió allí tras su tormentosa ruptura con Jonas Bergström, siguió formando parte de las actividades oficiales. Y una gala benéfica presidida por la reina Silvia sirvió de escenario para este encuentro, que en principio no tuvo más importancia para la princesa, pero sí para el empresario.

La reina Silvia y la princesa Magdalena, en una gala benéfica. (Getty)
La reina Silvia y la princesa Magdalena, en una gala benéfica. (Getty)

"Conoció a Magdalena y a su madre en un evento solidario y se obsesionó con ella", afirma el autor. "Decía que era la royal más sexy del mundo. Estaba obsesionado con ella", insiste. Lo cierto es que no hay ninguna constancia de que se volvieran a ver en alguna ocasión más allá de aquel evento solidario, uno de tantos a los que asistía Magdalena y en los que conocía a infinidad de personas. De hecho, desde la propia Casa Real se le ha restado importancia, considerando que no hay ningún motivo para responder a las palabras del escritor.

Lo cierto es que, aunque el vínculo entre Magdalena y Epstein no pasa de ahí, el hecho de que su nombre salga en la portada de un libro con un título tan llamativo y poco amable ya sitúa a la princesa en el punto de mira. Y lo curioso es que no es la única royal incluida en esa cubierta, que comparte con prácticamente todos los Windsor o el príncipe Alberto de Mónaco. Llama la atención, sin embargo, que un nombre que se relacionó en su momento con el empresario no aparezca. Hablamos de Mette-Marit, quien entonces tuvo que pedir perdón por haber mantenido reuniones con él entre 2011 y 2013, cuando ya había sido condenado por pederastia.

Mette-Marit y Haakon, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Mette-Marit y Haakon, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Princesa Magdalena de Suecia
El redactor recomienda