Baby y Crista, las Leonor y Sofía de hace un siglo: similitudes y diferencias
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Baby y Crista, las Leonor y Sofía de hace un siglo: similitudes y diferencias

Inseparables, como lo son ahora Leonor y Sofía, las infantas Beatriz y María Cristina son las protagonistas de un nuevo libro que cuenta sus trayectorias

placeholder Foto: Las infantas Beatriz y María Cristina. (La Esfera de los Libros)
Las infantas Beatriz y María Cristina. (La Esfera de los Libros)

"Los hijos del Rey que no tengan la condición de Príncipe o Princesa de Asturias y los hijos de este Príncipe o Princesa serán Infantes de España y recibirán el tratamiento de Alteza Real". Esto es lo que aparece en en Real Decreto 1368/1987, referente a este título que solo existe en España. Ha habido numeros infantes a lo largo de la historia, pero quizás son las infantas las que siempre han llamado la atención del público por sus personalidades, como la castiza infanta Isabel, conocida como la Chata.

En este 'club de infantas' del que actualmente forman parte cuatro -Margarita, Elena, Cristina y Sofía- hay dos que en su época fueron grandes protagonistas de la monarquía, como lo son ahora la Princesa de Asturias, quien hasta 2014 llevaba ese título, y su hermana. Ellas son Beatriz y María Cristina de Borbón y Battenberg, a quienes el periodista Martín Bianchi les ha dedicado su primer libro, 'Baby y Crista: las hijas de Alfonso XIII' (La Esfera de los Libros).

En la obra, Bianchi nos adentra en la vida de estas dos mujeres que crecieron en el Palacio Real de Madrid y que en su veintena se enfrentaron a uno de los peores momentos: un exilio familiar que las alejó de su país. Una trayectoria marcada por ese destierro y también por las enfermedades que sufrieron sus hermanos: Alfonso, el príncipe de Asturias, quien herederó la hemofilia de la familia de Victoria Eugenia, y Jaime, que era sordo.

placeholder Las hijas de Alfonso XIII. (La Esfera de los Libros)
Las hijas de Alfonso XIII. (La Esfera de los Libros)

Inseparables, como lo son ahora Leonor y Sofía, Baby y Cristina, como se las conocía familiarmente, guardan ciertas similitudes con las hijas de don Felipe y doña Letizia, pero también lógicas diferencias que a continuación pormenorizamos.

Diferencias

1. Heredera del trono

La primera gran desemejanza entre las cuatro la encontramos en que Baby y Crista nunca optaron al trono, mientras que Leonor es ya la heredera y futura Reina. La hemofilia y la salud frágil de Alfonso, el mayor de los hijos de Alfonso XIII y Victoria Eugenia, lo llevó a renunciar a sus derechos dinásticos en 1933 y su hermano Jaime, que era sordo, siguió sus pasos por petición de su padre. Las siguientes crononológicamente eran Baby y Crista, pero nunca se las tuvo en cuenta ya que había un varón que sí podía asumir el papel de heredero, aunque era menor que ellas.

Hablamos de don Juan, conde de Barcelona y padre de Juan Carlos I. Aunque la ley sálica ya se había derrogado años atrás, pudiendo reinar la bisabuela de Baby y Cristina, la reina Isabel II, en España seguía vigente la ley agnaticia, una variante que da prioridad al hombre por encima de la mujer. De ahí que las dos infantas nunca tuvieran opción a reinar. La ley agnaticia continúa vigente hoy en día, pero Leonor sí es heredera porque no tiene ningún hermano varón.

2. Un hogar monumental

Baby y Crista crecieron en el Palacio Real de Madrid, en el centro de la capital, junto a sus padres, sus hermanos y una corte de nobles y sirvientes. "La habitación de las infantas estaba ubicada en la tercera planta del Palacio Real, en un entrepiso sobre la puerta del Príncipe. Llevaban toda la vida compartiendo ese cuarto", cuenta Bianchi, quien da detalles de cómo era la vida allí. "Como las distancias en palacio eran enormes, cada vez que tenían una cita o les mandaban un recado, corrían por los pasillos".

Por su parte, Leonor y Sofía están creciendo en un ambiente complentamente distinto, rodeados de los bosques de El Pardo. Fue su abuelo Juan Carlos el que rechazó vivir en el Palacio Real cuando fue nombrado Rey y eligió Zarzuela, un antiguo coto de caza que remodeló y convirtió en su hogar. En 2002, construían dentro del recinto un chalé, conocido como Pabellón del Príncipe, para el entonces heredero y su futura familia. Es allí donde residen Leonor y Sofía junto a los Reyes y con un equipo de servicio reducido.

Similitudes

1. Homenaje a la abuela paterna

Beatriz recibió su nombre por su abuela materna, Beatriz de Battenberg, hija de la reina Victoria, mientras que María Cristina, segunda de las hijas de Alfonso XIII, lo hizo de su abuela paterna, al igual que la infanta Sofía. Victoria Eugenia quiso tener un detalle con su suegra, María Cristina de Habsburgo, y decidió llamar a su segunda hija de igual manera. "Al principio la relación entre suegra y nuera había sido difícil, pero habían logrado entenderse. Las dos eran educadas y ahora su trato era de afecto y cortesía", describe Bianchi.

Don Felipe y doña Letizia también quisieron homenajear a la madre de él llamando a su segunda hija Sofía. Como Ena y María Cristina, doña Sofía y su nuera han tenido sus más y sus menos, como el rifirrafe de la catedral de Palma, pero han conseguido solucionar sus problemas, al menos de cara al público.

placeholder Las infantas con su abuela paterna. (La Esfera de los Libros)
Las infantas con su abuela paterna. (La Esfera de los Libros)

2. Educación exquisita

"Las hijas de Alfonso XIII recibieron una educación excepcional, que algunos hoy en día considerarían severa o sencillamente inverosímil. [...] Una profesora británica les daba matemáticas, geometría, astronomía y ciencias naturales, y otra francesa les impartía lecciones de geografía, historia, lengua y literatura. [...] Aprendieron a tocar el piano con la famosa concertista polaca Carolina Peczenil y a bailar con miss Marguerite Vacani... Además, fueron grandes amazonas y excelentes jugadoras de golf y tenis [...] y entusiastas remadoras y atletas. También sabían esquiar, cazar, navegar, mecanografiar, coser y tejer, pintar...", narra Bianchi.

Una educación muy completa que se asemeja a la que reciben Leonor y Sofia, quienes cada día acuden a clases de idiomas por las tardes en Zarzuela. Ambas estudian catalán, gallego y euskera, además de inglés y árabe. Recibieron formación de ballet, aunque hoy en día ninguna de ellas lo sigue practicando, y son amantes de los caballos, sobre todo Sofía. A medida que vayan creciendo, irán dando más pasos, como el de tener su propio preceptor, como ocurrió con don Felipe, quien contó con el teniente coronel José Antonio Alcina.

3. Vestidas idénticas

Hasta ya bien mayorcitas, Baby y Crista vestían iguales por decisión de su madre. Era tradición en esa época que las hermanas llevaran iguales diseños, un símbolo de distinción que ha llegado hasta nuestros tiempos. Son muchos los padres que aún siguen vistiendo a sus hijos de igual manera, y doña Letizia fue una de ellas, al menos durante un tiempo.

Leonor y Sofía también iban con looks iguales hasta que empezaron a crecer y a mostrar sus gustos independientes y sus personalidades. Cuando eran pequeñas, era habitual verlas con idénticos vestidos de nido de abeja con motivos florales; sin embargo, desde la proclamación de Felipe VI en junio de 2014, eso cambió. Primero fueron diseños iguales pero en distintos colores, y después ya pasaron cada una a lucir estilismos distintos.

placeholder Las dos hermanas. (La Esfera de los Libros)
Las dos hermanas. (La Esfera de los Libros)

Leonor Borbón
El redactor recomienda