La educación de Leonor enciende el debate: los expertos opinan
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

La educación de Leonor enciende el debate: los expertos opinan

¿Es un decisión inoportuna y equivocada? ¿Podría haber estudiado en España? ¿Es realmente elitista el colegio al que va a acudir la Princesa de Asturias?

placeholder Foto: La princesa Leonor. (Limited Pictures)
La princesa Leonor. (Limited Pictures)

La decisión de que la princesa Leonor estudie en un colegio de élite en Reino Unido ha encendido el debate. Felipe VI y Letizia han elegido que su hija curse el Bachillerato Internacional en el UWC Atlantic College, un prestigioso internado ubicado en Gales, a 40 kilómetros de Cardiff.

El elevado coste de los dos cursos que recibirá Leonor (76.500 euros en total, que pagarán los Reyes de su asignación) y el hecho de que no se haya apostado por una educación en un centro nacional son los dos puntos más cuestionados entre los más críticos.

Los que se muestran más a favor aseguran que es necesario que alguien con la posición de la princesa Leonor opte a la mejor de las formaciones. Pero ¿no es España capaz de ofrecerla con todas las garantías y a un coste menos elevado?, se preguntan muchos usarios en las redes sociales.

¿Elitista y caro es sinónimo de calidad? ¿Se inculca en estos centros la cultura del esfuerzo y el trabajo o los alumnos aprueban a golpe de talonario, tal y como piensan los más críticos?

Foto: La reina Sofía y la princesa Leonor, en 2018. (EFE)

Por otro lado, ¿no es beneficioso en la formación de un adolescente que viaje, conozca otros países y socialice con personas de otras nacionalidades y culturas? ¿Cuánto tienen que ver también en esta decisión la seguridad y privacidad de la princesa?

Desde Vanitatis nos hemos puesto en contacto con diferentes expertos que van a tratar de dar respuesta a todas estas preguntas que la ciudadanía se plantea en la calle.

placeholder Leonor, en los Premios Princesa de Asturias. (EFE)
Leonor, en los Premios Princesa de Asturias. (EFE)

Javier Urra, doctor en Psicología y en Ciencias de la Salud, fue Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid de 1996 a 2001. Urra entiende la decisión de los Reyes con su hija. Considera sagrada la libertad de unos padres para decidir y también detecta una presión social injusta para una niña: "Creo que es una inteligente decisión que nace de una perspectiva anticipatoria que le exigirá entender y moverse por el mundo. El planeta es uno. Lo que me impresiona es la responsabilidad que ya recae sobre una niña. Lo que me indigna son las críticas y la incapacidad para dejar libertad a sus padres. Ella es una niña, pronto mujer. Permitámosla jugar, divertirse, aprender, conocer un mundo de esperanza e incertidumbre. Tengamos visión planetaria, no sectaria".

La periodista y escritora Pilar Urbano, biógrafa de la reina Sofía, también defiende la libertad del Rey y de la Reina de destinar el dinero del presupuesto en lo que crean más conveniente: "El coste lo van a pagar su padre y su madre. No lo va a pagar ningún partido político. El presupuesto del Rey es el que es, y él dispone de ese patrimonio y lo distribuye entre los miembros de la familia".

En cuanto al hecho de que haya escogido un colegio extranjero, añade: "Me parece de catetos y patanes que alguien se extrañe de que Leonor estudie en el extranjero", destacando además el beneficio diplomático entre países: "Es bueno que se vaya a Gales. La vinculación familiar de los Borbón Grecia viene de Inglaterra. Son familia. Siempre es bueno que se estrechen las relaciones con Reino Unido".

placeholder El rey Felipe VI, junto a la princesa Leonor, la reina Letizia y la infanta Sofía en Somao. (EFE)
El rey Felipe VI, junto a la princesa Leonor, la reina Letizia y la infanta Sofía en Somao. (EFE)

Urbano no comprende el debate: "La polémica es muy absurda, facilona y de patanes. Si un país quiere tener unos buenos dirigentes, ya que no elegimos rey o reina, deberíamos querer que sean aristos, que sean los mejores y que estén bien formados. Si esa escuela superior la tuviésemos en España sería una honra y los futuros dirigentes vendrían aquí. Esta escuela no solo forma a aristócratas o gente rica de la 'jet set'. También forma a gente que necesita llevar adelante unos negocios, una empresa. Qué mayor empresa que reinar un país en momentos de conflictos entre las instituciones. Es importante que Leonor esté bien formada y nos importa precisamente porque no la elegimos. Es importante que se empodere de conocimientos y de relaciones sociales muy plurales. Que salga de la jaula superprotegida de Zarzuela. Es bueno que la expongan a la dureza y severidad, exigencia, disciplina y reglamento y horario de un internado como este".

Sharon Spencer, la directora de marketing del International College Spain, uno de los más prestigiosos y caros de Madrid, cree que Leonor podría haber recibido la educación adecuada en España, pero entiende la decisión de escoger Reino Unido: "Creemos que podría haber recibido una educación similar en nuestra escuela en Madrid, aunque pensamos que salir de España y conocer otras culturas y lugares también es bueno para una persona joven y necesario para alguien que sin duda llegará a tener responsabilidades diplomáticas. Entendemos que también es una oportunidad para que ella viva una vida más normal que si estuviera en Madrid, ya que la considerarán una más".

Urbano desecha del todo la idea de que en un colegio elitista como este no se inculquen valores sociales o se tenga a los alumnos entre algodones: "Hay un 35% de alumnos y alumnas becados. Por tanto, es un colegio elitista, sí. Es aristocrático, sí. Pero el espíritu de este colegio, que es el de los Colegios del Mundo Unidos, es muy antiguo y consiste en que el alumno se encuentre a sí mismo. Estos colegios los funda Kurt Hahn. Es el mismo que creó la escuela de Salem en Alemania, donde se formó la reina Sofía. Esta me contó que en Salem es donde se encontró a sí misma: 'Supe que podía ser seria y alegre a la vez, respetuosa y bromista, reservada para ciertas cosas y comunicativa para otras. Descubrí la amistad. Descubrí la rebeldía. Descubrí los primeros 'enamoriscamientos'. Sobre todo aprendí a ser yo, llamándome simplemente Grecia, en un rótulo en la camiseta'. Esta niña, Leonor, se llamará simplemente Borbón, sin tratamiento de realeza por delante. No será la hija de papá ni de mamá. Le van a dar una formación muy integral. Allí no hay distinciones. Ningún alumno sabe quién es becario y quién no. Quién se lo puede costear o no. Lo mismo ocurre con el examen, que ha sido anónimo. No se sabe a quién se está examinando. Se les da plaza o no según el nivel intelectual".

placeholder El rey Felipe VI y la princesa Leonor, en la entrega de los Premios Princesa de Asturias. (EFE)
El rey Felipe VI y la princesa Leonor, en la entrega de los Premios Princesa de Asturias. (EFE)

El concepto 'elitista' también es matizado por Sharon Spencer: "Creo que la palabra elitista no es la adecuada cuando hablamos de la educación que proporciona el Bachillerato Internacional (IB – International Baccalaureate) que impartimos tanto nosotros como el colegio UWC en Gales. Es, de hecho, una educación de excelencia global y de alta calidad, no elitista".

La filosofía de colegios IB es dar a los alumnos una educación internacional, con especial énfasis en el respeto hacia las naciones y culturas del mundo. Esto se consigue a través de un plan de estudios estimulante que fomenta el pensamiento crítico y de principios, dentro de un ambiente positivo de estudio que se dirige a las necesidades académicas, sociales, emocionales, físicas, tecnológicas, estéticas y morales del alumno. Somos colegios que promueven, además, el interés continuo en el aprendizaje, permitiendo que los alumnos alcancen los conocimientos, aptitudes y habilidades necesarios para convertirse en adultos responsables y preparados para el mundo en que vivimos".

Pilar Urbano ve claro que la reina Sofía ha tenido mucho que ver en la decisión tomada por Felipe VI y Letizia con su hija: "Me gusta mucho detectar que, aunque la decisión ha sido de los padres, detrás está la opinión de la reina Sofía, que es la que conoce ese colegio. Para Leonor será un desarraigo. Se separa de la familia. Lo comparo con su padre. Felipe era un niño algo consentido. En un principio pensaron en un colegio como este para él. Sobre todo Sofía, porque conocía el espíritu de estos colegios, de relación y crecimiento humano y la interacción comunitaria. Convivir con alumnos de muy distintas razas, religiones, procedencias… y hablar en varios idiomas. Finalmente, Felipe se fue a un internado de otro tipo: Lakefield, en Canadá. Nadie sabía quién era este 'españolito'. Era un centro austero. Le prohibían hacer llamadas a sus padres para no estimularle la nostalgia. Tenía un preceptor y escoltas. Allí hizo buenos amigos y allí creció. Se acabaron los caprichos".

Sharon Spencer aclara que el valor del esfuerzo y la responsabilidad están muy presentes en este tipo de centros: "Algunas personas identifican esfuerzo con sufrimiento, pero un proceso de aprendizaje correcto es el que viene impulsado por la curiosidad del alumno y sucede con alegría. El diploma del B.I. está reconocido como un título de gran prestigio por las mejores universidades de todo el mundo incluyendo Oxford, Cambridge, Imperial College, etc. en el Reino Unido; y Harvard, Georgetown, Princeton, Duke, MIT, entre otras, en los EEUU. Pero más allá de la excelencia académica que proporciona, prepara a los alumnos para desenvolverse con seguridad y confianza en entornos sociales y laborales".

placeholder Leonor y Sofía, con su abuela la reina Sofía en una imagen de archivo. (LP)
Leonor y Sofía, con su abuela la reina Sofía en una imagen de archivo. (LP)

"Las pautas de enseñanza en el B.I. ponen al alumno en el centro de su propio aprendizaje estimulando su curiosidad y sus áreas de interés de forma personal, promoviendo sus capacidades y autoestima. Es asimismo un programa equilibrado en cuando al conjunto curricular, dando importancia a todas las áreas del conocimiento, incluyendo las artísticas, filosóficas, científicas, lingüísticas, matemáticas y tecnológicas, y vinculándolas entre ellas de manera que se interrelacionan. En cuanto a las metodologías, se basan en el desarrollo de técnicas de estudio por medio de trabajos de investigación, tanto individuales como en grupo. Este método de enseñanza ofrece un abanico de recursos educativos y avanzadas técnicas que garantizan el desarrollo integral académico y personal del alumno, con una equitativa correspondencia en la ratio entre el número de profesores y alumnos. El Bachillerato Internacional por su naturaleza es un programa moderno, exigente y práctico, reconocido como vía de acceso a las más prestigiosas universidades del mundo".

Pilar Urbano también comparte este pensamiento: "En este colegio se les da una gran responsabilidad individual en todo: en el orden, en su habitación, en las notas… Se le prepara para el rigor militar que vivirá más adelante. Y ella tendrá milicia en la Academia Militar porque será jefe supremo de las Fuerzas Armadas".

Sea o no acertada la decisión, lo que muchas personas cuestionan es el momento elegido para comunicar esta noticia. La pandemia ha generado una enorme crisis económica por la cual muchas familias están pasando grandes dificultades. El elevado coste del colegio de Leonor indigna a muchos por este motivo. ¿Tendría que haber esperado Casa Real para anunciar esta noticia? ¿Afecta esta decisión a su imagen?

placeholder La princesa Leonor. (LP)
La princesa Leonor. (LP)

Jorge Santiago es director de CIGMAP (Centro Internacional de Gobierno y Marketing Político) y experto en comunicación política. Esta es su opinión al respecto: "Creo que comunicar a la opinión pública la decisión de que Leonor vaya a estudiar el bachillerato fuera de España en un centro de alto rendimiento es algo correcto. En principio creo que ni siquiera es noticia, que es un hecho común en muchas familias españolas que envían a sus hijos a mejorar su formación fuera de España, hablando otro idioma, relacionándose con compañeros de otros países… Lo que sucede es que en este caso es la monarquía en un país con tantos problemas económicos como los que tiene ahora, con una pandemia de por medio".

"Quizás haya personas que consideren que la Princesa debería estudiar aquí, en un colegio español, y no viajar por la pandemia", apunta. "Si aplicamos ese mismo criterio, tampoco podrían salir a veranear o visitar otros países, ni asistir a otros médicos de otros países porque tendrían que asistir a médicos españoles. Mi opinión es que es una familia que, aunque institucional, si les pedimos normalidad y transparencia tenemos que respetar las decisiones que esa familia tome con respecto a la formación de su hija", añade.

"No le veo una transcendencia que pueda generar una mala imagen ni para el país ni que pueda ir en contra de los intereses españoles. Creo que es una decisión íntima de una familia con respecto a la formación de su hija", explica Santiago. "¿Que se trata de una formación de élite? Hablamos de 76.000 euros por una formación de dos años y hablamos de unos 38.000 euros al año. Basta con revisar algunas universidades de élite y centros de estudios de negocios en España para ver que no es una cosa extraordinaria. Muchas familias españolas mandan a sus hijos a centros de estudios en Estado Unidos o Inglaterra, cuyo precio es similar. Creo que la decisión de ir a Gales me parece correcta. No buscan notoriedad ni que vaya a uno de los centros conocidos mundialmente. Han buscado un país pequeño y tranquilo donde su hija se formará durante dos años de una manera muy resguardada".

placeholder Leonor, el 12 de octubre de 2020. (Getty)
Leonor, el 12 de octubre de 2020. (Getty)

Por su parte, Toni Aira, profesor de Comunicación Política de la UPF-BSM, considera que "nunca habría sido un buen momento para anunciar una noticia así, y menos con los tiempos que vivimos. ¿La crisis económica que vivimos hace esta noticia inoportuna? Si te fijas, vivimos en una crisis económica sostenida desde 2009. Por tanto, seguramente nunca hay un buen momento para hacer este tipo de anuncios por parte de altos dirigentes cuando hay tantas familias que sufren las consecuencias de la crisis. Pero eso no quita que la monarquía sigue existiendo y sus privilegios son los de siempre. Este presupuesto que tiene la Casa Real ha sido votado por el Congreso hace muy poco, por tanto el problema que se ha generado expone un poco la hipocresía de los que políticamente se llevan las manos a la cabeza cuando el debate de fondo sobre la monarquía no se hace y nos quedamos con momentos puntuales como este. A nivel comunicativo, la Casa Real no podía hacer otra cosa que explicar esta decisión, precisamente por los condicionantes de transparencia que se han autoimpuesto para intentar lavar su imagen".

Daniel Montero, periodista, escritor y colaborador habitual de tertulias televisivas, cree que nadie debe cuestionar el tipo de educación que unos padres deciden para un menor: "Creo que los menores deben tener especial protección, aunque sean princesas. Por eso, el debate sobre la formación académica de una menor me genera cierto rechazo, independientemente de que sea hija de quien sea. Creo que los padres tienen libertad para elegir. Por suerte, en este país el sueldo del Rey es público y es evidente que puede pagar el coste que tiene".

Montero, al igual que Urra, cree que el foco no debe colocarse sobre la Princesa: "Es verdad que, como Leonor tiene el cargo que tiene, siempre estará sometida a escrutinio público. Pero creo que tanto ella como su hermana deberían quedar fuera del juego político por lo menos hasta que tengan cargos de responsabilidad".

En cuanto al hecho criticado de que sea una educación elitista, añade: "Evidentemente lo es. Si puedes pagar 76.000 euros por la educación de tu hija, pues tienes esa suerte pero evidentemente no es alcanzable para el resto de los ciudadanos. Pero eso no pasa solo con el Rey, sino con muchísimas otras personas que se pueden permitir cosas que otros no. A mí, desde ese punto de vista, mientras lo pague con su dinero, que de una forma secundaria es el nuestro, como ocurre con cualquier persona que trabaje para la Administración o cualquier político que lo derive de su sueldo personal, me parece bien".

placeholder La familia real, en una imagen de archivo.  (EFE)
La familia real, en una imagen de archivo. (EFE)

"Sobre la seguridad y privacidad, ahí sí veo debate, porque la Princesa lleva un círculo de seguridad con el que se mueve siempre. Si estás en el extranjero, hay que pagar unas dietas que no se pagan cuando estás en tu país. Por eso creo que el debate real radica en la transparencia, en cuánto cuesta realmente esto en términos de dinero. Esto lleva a otro debate mucho mayor, porque hay muchas partidas de la Casa Real que están disgregadas por distintos ministerios para que nos digan que la monarquía española es la más barata de Europa cuando la realidad creo que es que no echamos las cuentas bien. Pero eso no tiene nada que ver con Leonor ni con las decisiones que toman sus padres para ella".

En cuanto a salvaguardar la privacidad de la Princesa, Antonio Montero, conocido 'paparazzi', asegura a este medio: "La noticia de que Leonor se haya matriculado para estudiar fuera de España no es ninguna sorpresa. Su padre lo hizo antes que ella y a su madre, sin duda alguna, le habría gustado hacerlo si se lo hubiera podido permitir".

"Cuando la hoy reina doña Letizia conoció al entonces príncipe Felipe, sufrió mucho por la diferencia de estatus social que existía entre ellos", comenta el periodista. "Entre otras cosas, Letizia no sabía inglés y en la familia del Rey utilizaban, en ocasiones, ese idioma para hacerla de menos. Tampoco sabía esquiar y tuvo que tomar unas clases rápidas en la pista cubierta que hay cerca de Madrid para aparentar soltura en caso de aparecer con su novio en alguna estación, como ocurriría más tarde. Incluso llegó a comprar el equipamiento de caza para poder acompañar a su novio a practicar una afición que hoy se presenta para ellos como proscrita", continúa.

placeholder Fotografía facilitada por el Grupo Aramón del rey Felipe VI en Aramón Formigal. (EFE)
Fotografía facilitada por el Grupo Aramón del rey Felipe VI en Aramón Formigal. (EFE)

"Por ello la decisión de que la Princesa estudie en un prestigioso colegio galés seguro que ha sido iniciativa de doña Letizia en primer término, consensuada evidentemente con el Rey", afirma. "Las ventajas que ofrece tal decisión son diversas, pero una de las más importantes es que doña Leonor se relacionará con los hijos de algunas de las familias más solventes y relevantes del mundo. Estará más a salvo de los 'paparazzi', que tendrán que pensarse dos veces invertir en viajar hasta allí en un momento en el que cotiza a la baja el precio de los reportajes por la crisis mortal que sufre el sector. Perfeccionará su inglés, que ya es muy bueno actualmente. Tendrá amigos de diversos países, lo que le dará una visión más global. Madurará para corregir el apego que pueda tener a su familia, lejos del control permanente de su madre, para convertirse en una mujer disciplinada e independiente como va a requerir su oficio de reina".

Leonor Borbón Reina Letizia Rey Felipe VI
El redactor recomienda