La increíble colección de diamantes de la emperatriz Sissi (con robo incluido)
  1. Casas Reales
Memories

La increíble colección de diamantes de la emperatriz Sissi (con robo incluido)

Isabel de Baviera contaba con un impresionante joyero real donde destacaban las estrellas de diamante para su cabello

Foto: Retrato de la emperatriz Sissi en 1864 de Franz Xaver Winterhalter. (Sisi Museum-Hofburg Wien)
Retrato de la emperatriz Sissi en 1864 de Franz Xaver Winterhalter. (Sisi Museum-Hofburg Wien)

A pesar de haber transcurrido más de cien años desde su fallecimiento, todo lo que rodea a Isabel de Baviera sigue teniendo un halo de magnetismo que encandila a las nuevas generaciones como ya hizo en el pasado.

La emperatriz Sissi, como es conocida por la mayoría, tuvo una vida muy intensa repleta de grandes momentos felices pero también de grandes tragedias, como la pérdida de su hijo Rodolfo de Habsburgo. Sin embargo, hoy no queremos poner el foco en todo lo que rodea a su vida, sino en lo que la adornaba.

placeholder Retrato de Sissi por el pintor de la corte Franz Joseph. (Sisi Museum-Hofburg Wien)
Retrato de Sissi por el pintor de la corte Franz Joseph. (Sisi Museum-Hofburg Wien)

A pesar de los años, y en parte gracias a la serie de películas biográficas protagonizadas por Rommy Schneider como la famosa emperatriz, su vestuario, peinado, maquillaje o complementos han sido elogiados por admiradores y expertos. Un rico armario, digno de una persona de su estatus, donde las joyas históricas que poseía merecerían una propia película.

Así, al igual que ocurría con los chatones de Alfonso XII o con la perla Peregrina en España, Isabel de Baviera tuvo un joyero real espectacular. Una serie de piezas de incalculable valor entre las que sobresalen las estrellas de diamantes de la emperatriz Sissi.

Broches de diamantes para su larga cabellera

Sin duda, una de sus imágenes más icónicas es el famoso cuadro pintado por el artista alemán Franz Xaver Winterhalter en 1865, donde vemos su larga cabellera adornada por estos pequeños broches de diamante con ocho o diez puntas.

A veces adornados con unas perlas centrales, estos complementos eran muy habituales en los recogidos de la emperatriz de Austria. Por eso, según recoge el Museo de Sissi en el Palacio Imperial de Hofburg de los Habsburgo contaba con varios juegos, variando su tamaño o pequeños detalles.

placeholder Retrato al óleo de Sissi en 1864 de Franz Xaver Winterhalter. (Sisi Museum-Hofburg Wien)
Retrato al óleo de Sissi en 1864 de Franz Xaver Winterhalter. (Sisi Museum-Hofburg Wien)

Uno de ellos es el realizado por la histórica joyería Köchert de Viena. Precisamente el conjunto que vemos pintado en el retrato de Winterhalter, que constaba de un total de 27 estrellas de oro con diamantes engarzados y una perla como adorno central, un encargo de José I de Austria como regalo a su esposa.

Un maravilloso adorno que podía utilizarse de forma individual, colocarse en la zona superior de una tiara o corona o unirse formando una diadema. Su procedencia actual se desconoce, pero en su momento se las legó a su nieta la archiduquesa Elizabeth.

El robo de la Sisi-Stern

El museo del Palacio Imperial de Hofburg conserva un completo set muy similar a este y, según se refleja en las crónicas de este espacio museístico, muchos adornos fueron regalados a sus damas de compañía a lo largo de los años.

Aunque el robo de una de estas famosas Sisi-Stern (estrella de Sissi) ocurrió en otro espacio donde se recordaba a la emperatriz. El museo del palacio de Schönbrunn (una de las residencias de verano de la familia imperial) celebró una exposición especial por los 100 años del fallecimiento de Sissi en 1998. Un evento donde Gerald Blanchard consiguió cambiar uno de estos broches del cabello de diamantes y perlas por una copia.

placeholder Museo de Sissi en el palacio de Hofburg. (Sisi Museum-Hofburg Wien)
Museo de Sissi en el palacio de Hofburg. (Sisi Museum-Hofburg Wien)

Un misterio que se resolvió 10 años después, en 2008, cuando fue detenido en Canadá por varios delitos de robo y estafa. Terminando por descubrirse que él había sido la persona que había sustraído la famosa joya.

Las autoridades canadienses devolvieron la valiosa estrella a su dueño original. Un coleccionista privado que había recibido 8.000 euros de indemnización por parte del seguro UNIQA del museo por su pérdida, como reflejó la prensa entonces.

Al menos 216.000 euros

Lo que nos da también una pista del valor del set, ya que significa que al menos se pagarían por el juego completo 216.000 euros, sin contar la inflación de estos años o lo que se podría subir el precio en subasta.

Aunque en 2010 fue finalmente adquirida por la Asociación de Cultura del Palacio de Schönbrunn, por lo que ahora mismo puede verse en el museo de la emperatriz. Aunque no es la única pieza con forma de estrella que encontrábamos en el joyero imperial.

placeholder Retrato de la emperatriz Sissi, de Georg Raab. (Sisi Museum-Hofburg Wien)
Retrato de la emperatriz Sissi, de Georg Raab. (Sisi Museum-Hofburg Wien)

Respecto a otra de las joyas más importantes de Sissi, no podemos olvidarnos del valioso juego de pendientes de oro y de diamantes. Un conjunto con forma de estrella realizado por los joyeros Rozet y Fischmeier, proveedores oficiales de la corte vienesa.

Además, contaba con un parure de diamantes y rubíes compuesto por una espectacular diadema, una gargantilla y un broche pectoral, cuyas gemas pertenecieron a la reina María-Antonieta de Francia y a su hija María-Teresa, duquesa de Angulema.

placeholder El palacio de Schönbrunn, en Viena. (Shutterstock)
El palacio de Schönbrunn, en Viena. (Shutterstock)

Al morir en el exilio esta última, las joyas pasaron a sus parientes los Habsburgo-Lorena y de allí formaron parte de las joyas reales de la emperatriz Sissi. Un set de joyería que también fue inmortalizado en un famoso retrato pintado por Georg Raab en 1875.

Unas piezas de increíble valor histórico y artístico que podemos apreciar en su mayoría en el Museo del Palacio de Schönbrunn. Una excusa más para visitar una ciudad repleta de encanto como Viena.

Tiara
El redactor recomienda