Una baja de cuatro meses: las diferencias de Harry y Meghan Markle con el nacimiento de Lili
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Una baja de cuatro meses: las diferencias de Harry y Meghan Markle con el nacimiento de Lili

Los duques de Sussex tienen previsto estar alejados de sus obligaciones laborales durante 20 semanas. Nada ver con lo que sucedió cuando nació Archie

placeholder Foto: Los duques de Sussex, con Archie. (EFE)
Los duques de Sussex, con Archie. (EFE)

Desde que llegó al mundo Lilibet Diana Mountbatten-Windsor, el príncipe Harry y Meghan Markle están en una nube. Una nube en la que piensan permanecer 24 horas y siete días a la semana durante un largo tiempo. Los felices papás han anunciado que, por supuesto, disfrutarán de la consabida baja paternal, aunque esta será más larga de lo que en principio cabía esperar. Parece que se tomarán 20 semanas, es decir, cuatro meses, para disfrutar a tope de la pequeña, dejando un poco apartadas sus obligaciones en la fundación Archewell.

Será su equipo quien continúe la labor en este impasse. Esta es otra de las ventajas que tiene haber salido de la institución, los duques de Sussex ya se pueden comportar como un trabajador más. "No son miembros de la realeza que trabajan, son libres de hacer lo que quieran", comenta un experto en el universo royal. Harry y Meghan quieren que esta segunda paternidad sea diferente a la primera y poder volcarse en su bebé, como les hubiera gustado hacer con Archie.

Aunque en Reino Unido la baja por paternidad es de dos semanas, el nieto de la reina se vio obligado a viajar a los Países Bajos para inaugurar los Invictus Games solo tres días después del nacimiento de Archie, dejando sola a Meghan que, además, era mamá primeriza. Ella retomó su agenda oficial cuatro meses después de dar a luz, aunque en Inglaterra la baja maternal es más amplia, de entre 26 y 52 semanas.

placeholder Los duques de Sussex, con Archie. (Reuters)
Los duques de Sussex, con Archie. (Reuters)

Esta vez no va a suceder lo mismo, Harry no se separará de Lili y tampoco de su esposa. Juntos acompañarán a la pequeña en sus primeros meses de vida y también disfrutarán de la aventura que esto supone para su hijo mayor. Hay que destacar que las 20 semanas que se han cogido de permiso son el mismo tiempo que sus trabajadores en Archewell tienen; ni una más ni una menos. Así dan ejemplo y apoyan la conciliación familiar.

Sin embargo, esto no significa que vayan a permanecer totalmente apartados del ojo público. Se espera que el hijo de Carlos de Inglaterra viaje a finales de junio a su país natal para inaugurar la estatua de su madre en el palacio de Kensington. Este es uno de los más sentidos homenajes que se le harán a Lady Di, en el que hubiera sido su 60 cumpleaños. La incógnita es si asistirá solo o le acompañarán Meghan y los niños, un momento perfecto para que Isabel II y el resto de la familia puedan conocer personalmente a Lili. Algo que sin duda llenaría de felicidad a la soberana, que aún no ha podido abrazar a su undécima bisnieta.

placeholder El día que la reina conoció a Archie. (EFE)
El día que la reina conoció a Archie. (EFE)

La llegada de la pequeña ha relajado un poco el enrarecido ambiente entre los Windsor. Esto, unido al homenaje a Diana para el que los dos hermanos al fin se han puesto de acuerdo, podría regalarnos la esperada foto de Harry y Guillermo juntos de nuevo. Mientras llega ese momentazo, los duques de Sussex aprovechan cada segundo de su baja por paternidad y siguen sorprendiendo con algunas decisiones. Por ejemplo, han pedido que no se le envíen regalos a su hija recién nacida, prefieren que feliciten a Lilibet apoyando en su nombre a una serie de organizaciones para niñas y mujeres que ellos mismos detallan. Este ruego no está dirigido a los Windsor ya que, según parece, tanto la reina como los duques de Cambridge han enviado sendos obsequios para la recién nacida hasta California.

Príncipe Harry Meghan Markle
El redactor recomienda