Los reyes de Bután, diez años después: un amor que cambió la historia de su país
  1. Casas Reales
DÉCIMO ANIVERSARIO

Los reyes de Bután, diez años después: un amor que cambió la historia de su país

Jigme Khesar Namgyel Wangchuck y Jetsun Pema son considerados unos reyes modernos y cercanos, que han contribuido mucho a que el nombre de Bután se conozca en todo el mundo

Foto: Los reyes de Bután, con sus hijos. (Facebook Jetsun Pema)
Los reyes de Bután, con sus hijos. (Facebook Jetsun Pema)

Este miércoles, los reyes de Bután cumplen diez años como marido y mujer. Pero no celebran solo su aniversario de boda y sus diez años de amor. Porque su enlace supuso mucho más. Su unión cambió por completo la historia de la monarquía de este pequeño país, así como muchas de sus costumbres más arraigadas. Jigme Khesar Namgyel Wangchuck y Jetsun Pema son considerados unos reyes modernos y cercanos, que han contribuido mucho, además, a que el nombre de Bután se conozca en todo el mundo, gracias al trabajo que han hecho en relaciones internacionales, prácticamente inexistentes antes de su llegada al trono.

Y aunque hablamos de su décimo aniversario de boda, lo cierto es que Jetsun Pema estaba destinada desde mucho antes a ser la consorte del rey Dragón, el título que recibe el monarca de Bután. Era solo una niña de siete años cuando Jigme Khesar Namgyel Wangchuck decidió casarse con ella. La edad nos puede sorprender en Occidente, pero en el país no es nada raro. Él contaba con 17 años cuando quedó prendado de ella, al conocerla durante unas vacaciones en las que las familias de ambos coincidieron, ya que la familia de Pema siempre ha estado relacionada con la Casa Real del país.

placeholder Los reyes de Bután, en la coronación de Naruhito de Japón. (EFE)
Los reyes de Bután, en la coronación de Naruhito de Japón. (EFE)

El ahora rey prometió entonces que se casaría con ella cuando alcanzara la mayoría de edad. Y así fue. Once años después de aquel primer flechazo, uno y otro seguían solteros, así que no dudaron en comprometerse y casarse unos años después. Su boda, que celebraron durante tres días, fue el primer gran gesto que tuvieron para acercar la monarquía al pueblo, ya que quisieron hacer partícipes a los habitantes de Punakha, la que fuera capital del país hasta 1955. Era una pareja joven que tenía muy claras las estrategias a seguir para ganarse el corazón de los butaneses.

Pero no fue el único gesto con el que conquistaron al país. Jigme Khesar Namgyel Wangchuck era ya el quinto rey Dragón de Bután, puesto que había accedido al trono unos años antes tras la abdicación de su padre. Pero rompió radicalmente con dos de las tradiciones que la monarquía había mantenido hasta entonces. Por un lado, anunció que renunciaba a la poligamia que sí habían practicado sus antecesores, siendo Jetsun Pema la única mujer en su vida. Por otro, reventó todos los cánones establecidos hasta la fecha, cuando besó a su ya esposa en público tras convertirse en marido y mujer, aquel 13 de octubre de 2011.

placeholder Los reyes de Bután, tras su boda en 2011. (EFE)
Los reyes de Bután, tras su boda en 2011. (EFE)

La pareja ha conseguido desdibujar un poco el halo de misterio que rodeaba a este pequeño país del Himalaya, principalmente por la introducción de las redes sociales en la comunicación de la propia Casa Real, que han hecho que cualquier ciudadano del mundo acceda a la información o las imágenes más familiares de los reyes Dragón y sus hijos, que siempre comparten vía Facebook o Instagram. Un gesto muy en la línea de otras monarquías de su tiempo, pero que hasta no hace mucho era algo impensable allí, teniendo en cuenta sus arraigadas tradiciones y lo hermético y poco accesible que parecía este país.

Y no podemos negar que su estética también ha contribuido mucho a que su nombre se haya conocido en todo el mundo. Además de que la belleza de uno y de otro es innegable, el hecho de que en cada uno de sus compromisos internacionales respeten las tradiciones del país a la hora de vestirse, con vistosos colores y característicos diseños, ha hecho inevitable que las imágenes que protagonizan sean muy esperadas y llamen siempre la atención.

placeholder Jetsun Pema, junto a sus hijos. (Facebook Jetsun Pema)
Jetsun Pema, junto a sus hijos. (Facebook Jetsun Pema)

El hecho de que las cosas han cambiado mucho en el país con su llegada al trono se comprobaba hace solo unas semanas, cuando Jigme Khesar Namgyel Wangchuck y Jetsun Pema se convertían en testigos de un nuevo e histórico cambio, al presidir el desfile del primer grupo de mujeres que forma parte del Ejército Real de Bután. Un acercamiento del país a la igualdad de género que ellos quisieron apoyar, no solo con su presencia, sino también involucrando a su hijo mayor y heredero en él.

Pequeños gestos, en definitiva, de unos reyes modernos y cercanos, que cuando se convirtieron en marido y mujer dejaban clara su idea de monarquía y el cambio que se vislumbraba con ese 'sí, quiero' que, hace diez años, hizo historia.

Jetsun Pema
El redactor recomienda