La poderosa razón que ha llevado a Guillermo y Máxima a deshacerse de su carruaje de oro
  1. Casas Reales
GOUDEN KOETS

La poderosa razón que ha llevado a Guillermo y Máxima a deshacerse de su carruaje de oro

El monarca holandés ha tomado una decisión sin precedentes que ha anunciado a través de un videocomunicado, tras un debate que ha durado años

Foto: La reina Máxima, en el Carruaje Dorado en 2016. (Cordon Press)
La reina Máxima, en el Carruaje Dorado en 2016. (Cordon Press)

Ha sido una decisión histórica y sin precedentes que el rey holandés ha podido ir retrasando durante unos años, pero de la que ya no tenía más margen. Después de muchos debates, el monarca ha anunciado, a través de un videocomunicado, que el Gouden Koets, uno de los símbolos de la monarquía, no volverá a ser utilizado... al menos por el momento. Y hay una poderosa razón por la que Guillermo y -por extensión- Máxima han decidido deshacerse de este carruaje de oro, el mismo en el que desfilaban por las calles de La Haya para celebrar el Prinsjesdag que abre el año parlamentario.

"El Carruaje Dorado solo podrá volver a circular cuando Holanda esté lista. Y ese no es el caso ahora", han sido las palabras con las que el rey Guillermo explicaba su tajante decisión. "Todos los ciudadanos de este país deberían poder sentirse iguales y tener oportunidades justas. Todos deben poder sentirse parte de lo construido en nuestro país y sentirse orgullosos de ello. También los holandeses con antepasados ​​que no fueron libres en el Este o el Oeste [...]. Mientras haya personas viviendo en los Países Bajos que sientan el dolor de la discriminación a diario, el pasado aún proyectará su sombra sobre nuestro tiempo y aún no habrá terminado [...]. Solo si tomamos juntos este camino hacia la reconciliación, el Carruaje Dorado podrá circular nuevamente en el Prinsjesdag, el día en que celebramos nuestra democracia y nuestra solidaridad como pueblo holandés".

Para entender estas alegaciones antirracistas, hay que trasladarse unos años en el tiempo, cuando este carruaje comenzó a ser objeto de controversia. Realizado con madera de teca con un revestimiento de oro, contiene en uno de sus laterales un panel llamado 'Tributo a las colonias', obra de Nicolaas van der Waay, en el que pueden verse imágenes que representan esclavos negros adorando a sus amos blancos. Entre otras cosas, muestra a una mujer blanca en un trono, rodeada de personas negras inclinadas ante ella en nombre de Surinam y las Antillas y depositando regalos a sus pies.

Y tal y como nos cuenta Rick Evers, pediodista holandés y biógrafo de Máxima de Holanda, "es un debate que lleva existiendo durante muchos muchos años, pero con el movimiento Black Lives Matter llegó a lo más alto". Recordemos, por ejemplo, cómo el rey Felipe de los belgas quiso pedir perdón por las atrocidades cometidas por sus antepasados en el Congo, por ejemplo, y cómo el pasado colonial de muchas naciones volvió a la actualidad. En los Países Bajos, el debate se centró en esta carroza. Para muchos, no debería ser uno de los símbolos de la monarquía; otros, como nos cuenta Rick, "creían que simplemente era una parte de la historia y que debía estar, como cada año, en el Prinsjesdag".

placeholder La reina Máxima, en el Carruaje Dorado. (Cordon Press/Robin Utrecht)
La reina Máxima, en el Carruaje Dorado. (Cordon Press/Robin Utrecht)

Es verdad que el rey Guillermo ha tenido unos años de margen para tomar esta decisión, puesto que el coche ha estado sometido a trabajos de restauración desde 2015, cuando desfiló por última vez en el Prinjesdag. Además, una vez que acabaron estos trabajos de remodelación, no fue devuelto a las cocheras de la Casa Real, sino que se expuso en el Museo de Ámsterdam, como parte de una muestra que acabará el próximo febrero. Es precisamente el inminente fin de la exposición lo que ha llevado al monarca holandés a anunciar ahora cuál será el futuro del Gouden Koets, como es llamado en los Países Bajos, puesto que no tenía mucho más margen.

Y ya hay gente que no está nada contenta con la decisión que ha tomado, según nos confirma el periodista: "Algunos de los restauradores me dijeron que habían hecho el trabajo de remodelación para una carroza que circulara de nuevo. Si hubiera sido para un museo, no la hubieran hecho". Y es que parece que los planes del rey eran que el carruaje volviera a utilizarse con normalidad. Así que la decisión ha sorprendido, y mucho, especialmente porque él mismo quiso zanjar hace unos años la controversia generada asegurando que el polémico panel no iba a cambiarse por ser "parte del patrimonio cultural holandés".

placeholder Guillermo y Máxima, en el Prinsjesdag en 2016. (Cordon Press)
Guillermo y Máxima, en el Prinsjesdag en 2016. (Cordon Press)

No en vano, con paneles o sin paneles que recuerden el pasado colonial, la carroza tiene una historia detrás relacionada no solo con la familia real, sino con todos los ciudadanos de los Países Bajos, puesto que fue un regalo de Ámsterdam a la reina Guillermina -bisabuela del actual monarca-, con motivo de su investidura como reina. Curiosamente, como había pedido que no se le hicieran regalos para celebrar la fecha, lo recibió al día siguiente de ser coronada.

Desde entonces, se ha utilizado principalmente para trasladar a los reyes desde el palacio de Noordeinde hasta la Binnenhof, donde tiene lugar la apertura parlamentaria en el Prinjesdag. Pero también se utilizó en la boda de la reina Juliana con el príncipe Bernhard, en 1937, y su investidura como reina, el bautizo de la princesa Beatriz y su boda con Claus van Amsberg en 1966 o el enlace de los propios Guillermo y Máxima en 2002.

Por supuesto, a los reyes no les van a faltar vehículos para que puedan desfilar por las calles de Las Haya en el Prinjesdag. Mientras ha sido restaurado, han estado utilizando otro carruaje casi igual de pomposo que el anterior. Hablamos del llamado Carruaje de Cristal, que fue comprado por el rey Guillermo I, el primer monarca de los Países Bajos. Guillermo y Máxima lo han utilizado desde 2016 hasta 2019, ya que en los dos últimos años la situación sanitaria y económica les hizo dejarlo en las cocheras reales, el mismo destino que espera al Carruaje Dorado a partir de febrero.

Familia Real de Holanda Rey Felipe VI Casa Real Guillermo Alejandro de Holanda
El redactor recomienda