La dieta de la mujer de McConaughey: huevos rotos de día, champán de noche
  1. Celebrities
CAMILA ALVES VISITA ESPAÑA

La dieta de la mujer de McConaughey: huevos rotos de día, champán de noche

Camila Alves ha pasado dos días en España de la mano del prestigioso champán. Ha aprovechado para hacer turismo por Madrid y para comer huevos con patatas

placeholder Foto: Camila Alves, en el acto de Dom Pérignon (Gtres)
Camila Alves, en el acto de Dom Pérignon (Gtres)

Camila Alves, la mujer del actor Matthew McConaughey y madre de sus tres hijos, ha estado en Madrid para promocionar la marca de champán Dom Pérignon. Dos días ha permanecido en nuestro país, 48 horas que han dado mucho de sí. Turismo por la zona de la Plaza Mayor, compras para ella y sus niños y almuerzo en Casa Lucio, el de los huevos estrellados, uno de los sitios preferidos de las celebrities internacionales cuando están de promoción. De hecho, fue su propio marido quien le aconsejó que no dejara de acudir a este restaurante, un fijo del Rey Juan Carlos y Doña Sofía. Fue en este arraigado local donde el anterior jefe del Estado le comunicó a Sabino Fernández Campos, en presencia de Doña Sofía, su cese en forma de dimisión. Y también donde Mónica Lewinsky pidió el mismo menú que había tomado el presidente Clinton cuando estuvo de viaje oficial en Madrid.

Camila Alves, modelo y diseñadora de bolsos, no estaba al tanto de las muchas historias que se han sucedido en el restaurante, pero sí se fijó en las fotografías que cuelgan de las paredes del local. En una de ellas se detuvo con mayor atención. Aparecía su marido, Matthew McConaughey, en la época en que era novio de Penélope Cruz. Acompañada de una amiga, se sentó en una de las mesas más visibles del local y demostró que es de buen comer. Por supuesto probó las especialidades de la casa. De aperitivo, jamón, tomate con ventresca y pimientos. Después los populares huevos estrellados y merluza rebozada. “Todo muy rico. Tendré que ponerme a régimen”, comentaba divertida señalándose la tripa. “De todo lo que me han ofrecido lo que más me ha gustado han sido los huevos con patatas”, explicaba.

Sinembargo, ya por la noche, en la fiesta en la que ella era la protagonista fue todo lo contrario. En cuanto le mentaron el nombre de su marido se cerró en banda: “Solo hablo de mi trabajo”, dijo y ahí se acabaron las preguntas familiares. O los huevos de Lucio obraron el milagro de hacerla simpática o la de la noche no era ella.

Matthew McConaughey Niños Mujer
El redactor recomienda