Logo El Confidencial
estreno este viernes

'Ocean's 8', la película femenina que Harvey Weinstein no quiere que veas

El #MeToo llega al cine más comercial con esta película coral en la que brillan actrices como Cate Blanchett o Sandra Bullock

Foto: Cartel promocional de 'Ocean's 8'. (Warner)
Cartel promocional de 'Ocean's 8'. (Warner)

Los atracadores vuelven al ataque. Solo que ahora son atracadoras. 'Ocean's 8' se estrena este viernes con una pléyade de estrellas femeninas que ponen al día la saga iniciada por George Clooney, Matt Damon y Brad Pitt en 2001. Aquella era, a su vez, la actualización de una película que en su día protagonizó el Rat Pack de Sinatra. Viejos hombres, viejos tiempos.

El Hollywood del #MeToo saluda con orgullo a este grupo de mujeres entre las que se encuentran Sandra Bullock, Cate Blanchett, Anne Hathaway, Helena Bonham Carter, Rihanna, Sarah Paulson o Dakota Fanning. La historia comienza cuando Debbie (S. Bullock), la hermana de Danny Ocean (el personaje que encarnaba Clooney), planea dar un gran golpe en la gala del Met de Nueva York con sus amigas.

¿Les suena lo del Met? Se trata de un evento benéfico que da inicio a la exposición de moda anual del Instituto del Vestido del Museo Metrolitano de la ciudad de los rascacielos. Es decir, un robo diseñado para dinamitar una gala que aparece todos los años en los medios por los modelitos que pasean las estrellas que acuden; un atraco que demuestra que, en uno de los sitios que muestra al mundo la femineidad por la vía de la moda, las mujeres también pueden hacer cosas tradicionalmente consideradas 'de hombres'.

Foto promocional de 'Ocean's 8'. (Warner)
Foto promocional de 'Ocean's 8'. (Warner)

El mensaje no puede ser más claro: desde los tiempos de 'Thelma y Louise' (los primeros 90), Hollywood no apostaba tanto por convertirlas a ellas en las heroínas de la película. Y a juzgar por la recaudación en taquilla, el invento ha resultado exitoso. 'Ocean's 8' se viene a sumar a la revolución iniciada en la meca del cine desde que Harvey Weinstein fuese acusado de abuso sexual y bajase del podio de los intocables. La ciudad de las estrellas no solo reaccionó con un movimiento feminista que se ha contagiado al resto del planeta, sino también con unas cuantas ficciones que refuerzan el empoderamiento de ellas. ¿De qué otra forma se podrían entender películas como 'Wonder Woman' o series como 'Big Little Lies' o 'El cuento de la criada'? El argumento se repite: las mujeres sufren acoso, sí, pero se rebelan contra la injusticia y toman el poder.

'Ocean's 8' lleva este esquema al blockbuster veraniego con actrices que, en cualquier caso, se han caracterizado por su compromiso feminista. Sandra Bullock, por ejemplo, llegó a donar hasta medio millón de dólares al movimiento #MeToo. También ha dicho que espera que “lo que ha comenzado no se quede en Hollywood”. Una razón más para confirmar esta oleada de cine de mujeres en una industria que siempre se ha caracterizado por su machismo.

De Scarlett O'Hara a Wonder Woman

Y, sin embargo, la cosa viene de lejos. Ya en 1939, George Cukor dirigía a un reparto enteramente femenino en 'Mujeres', comedia en la que no aparecía un solo hombre en el reparto. Sin embargo, los espectadores de hoy alucinarían con el machismo que destila esta obra protofeminista… La mujer cornuda, una esforzada Norma Shearer, acaba volviendo a los brazos de su marido y muestra con ello su capacidad de perdón. Las dos horas anteriores, un nutrido grupo de mujeronas entre las que se encontraban Joan Crawford, Rossalind Russell o Paulette Godard se han tirado de los pelos para demostrar que ellas son tan 'gatas' como la que más. La película sigue siendo buena, un gran ejemplo de alta comedia, pero no tiene nada que ver con la idea que hoy tenemos del empoderamiento femenino.

Otras mujeres de pro como Katharine Hepburn en 'Historias de Filadelfia' demostraban un lado guerrero pero acababan cediendo ante el criterio masculino, en este caso Cary Grant. El empujón que este le daba al principio de la película hacía gracia en 1940. Hoy ya no. La cinta sigue siendo una obra maestra, pero dentro de su contexto.

También pueden chirriar con el #MeToo retratos adelantados a su tiempo como el de la Scarlett O'Hara de 'Lo que el viento se llevó' que, pese a toda su (revolucionaria) fuerza, no deja de utilizar sus encantos sexuales para obtener lo que quiere. Los apóstoles de la corrección política se santiguan hoy con semejante perfil, aunque también es verdad que, probablemente, a mujeres como las que vivían en su época (la de la Guerra de Secesión) no les quedaba otro camino para conseguir lo que querían. En pleno 2018, Hollywood revisa su historia y, como dice el refrán, el odio unifica. En este caso el odio hacia un Harvey Weinstein que, desde su posición como posible condenado, debe ver con sorpresa cómo su caso ha propiciado películas como 'Ocean's 8'. Como dijo Edmund Burke, para que triunfe el mal, basta con que los hombres de bien no hagan nada. En este caso son las mujeres y las películas como esta las que no se han quedado de brazos cruzados. Ya lo tenemos claro: no has triunfado, Harvey Weinstein.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios