Logo El Confidencial
MOMENTO COMPLICADO

Cristina Kirchner: muere su madre, su hija sigue enferma y puede acabar en prisión

La que fuera presidenta de Argentina se encuentra en Cuba, donde su hija recibe tratamiento por estrés postraumático y otras dolencias

Foto: Cristina Kirchner, en una imagen archivo. (EFE)
Cristina Kirchner, en una imagen archivo. (EFE)

Últimamente todo parecen malas noticias para Cristina Fernández de Kirchner, expresidenta de Argentina, quien podría presentarse como gran rival de Mauricio Macri en los próximos comicios, un extremo que, de momento, no está confirmado y que depende de distintas variables. El 27 de octubre es la cita electoral y hasta ese momento pueden suceder muchas cosas.

La viuda del también expresidente argentino Néstor Kirchner, fallecido en 2010, vive uno de los momentos más duros de su vida por diversos motivos. Hace tan solo unos días fallecía su madre, Ofelia Wilhelm, a los 89 años, después de haber permanecido ingresada en el Hospital Italiano de La Plata desde el pasado 8 de diciembre, aquejada de un cáncer de endometrio. Una dolencia que se sumó a las que ya arrastraba desde hace años, pues en 2009 tuvo un accidente cerebrovascular y cinco años más tarde tuvo que ser operada para que le implantaran una prótesis de cadera.

No es el único problema de índole familiar al que está haciendo frente Cristina Fernández de Kirchner ni el más mediático. De hecho, su hija Florencia es objeto de numerosas especulaciones y en estos días permanece hospitalizada en La Habana, donde recibe tratamiento en el prestigioso centro médico Cmeq, por "un cuadro de estrés postraumático, síndrome purpúrico, amenorrea, linfedema y polineuropatía demielinizante", según recoge la prensa de la isla.

La elección del lugar donde está internada Florencia no parece casual y algunos medios aseguran que ha optado por Cuba porque no existe un convenio de extradición con Argentina, habida cuenta de que está procesada por supuesto blanqueo de capitales. De hecho, su dolencia se pone en tela de juicio y se habla de un movimiento estratégico para eludir la acción de la justicia, aunque hay quienes mantienen que está gravemente enferma.

Con su hija Florencia, en 2011. (EFE)
Con su hija Florencia, en 2011. (EFE)

Hasta Cuba ha viajado Cristina Kirchner, quien ha tenido que solicitar un permiso judicial al Tribunal Oral Federal 5, ante el que tendrá que declarar el 21 de mayo, aunque está previsto que regrese a Argentina este 30 de abril. El abogado de la expresidenta y senadora, Carlos Beraldi, compareció en el programa 'Terapia de noticias', emitido por LN+, y pese al embrollo judicial, político y mediático en el que está envuelta su clienta, trata de mantener un mensaje de tranquilidad y, al mismo tiempo, cuestiona la independencia de los tribunales. "Si me permiten, no hay nada probado". El letrado, por cierto, afirma no recibir ningún tipo de honorario desde que los Kirchner tienen todos sus bienes embargados: "Lo hago y lo voy a seguir haciendo con muchísima convicción. No es un problema de honorarios".

El culebrón de los Kirchner podría acabar con algunos de sus miembros en la cárcel, algo que han evitado tanto Cristina como su hijo Máximo, que es diputado, pues están aforados. Sin embargo, su hija Florencia, que es guionista, no goza de este privilegio, lo que la convierte en el miembro más vulnerable de la familia.

Cristina Kirchner acusa directamente al Gobierno de Mauricio Macri y, en cierta medida, les responsabiliza de la situación de su hija: "El brutal estrés que sufrió devastó su cuerpo y su salud. No puede permanecer en pie ni sentada por periodos prolongados de tiempo. Les pido a los que nos odian o que nos ven como enemigos que por favor se metan conmigo, pero no con ella".

Mientras tanto, la viuda de Kirchner tiene hasta el 22 de junio para decidir si se presenta a las elecciones generales o no. Continuará...

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios