Logo El Confidencial
OBITUARIO

Iris Love: la Guggenheim a la que apodaron 'Indiana Jones en minifalda'

Recordamos a la arqueóloga y premiada criadora de perros, fallecida en Nueva York víctima del coronavirus a los 86 años

Foto: Liz Smith e Iris Love, en 2012. (Getty)
Liz Smith e Iris Love, en 2012. (Getty)

No hay ninguna gran dinastía americana más estrechamente asociada al mundo de los museos que los Guggenheim. Solomon Guggenheim, uno de los siete hijos del patriarca Meyer Guggenheim, fundó el mundialmente famoso museo, mientras que Peggy Guggenheim, nieta de Meyer y sobrina de Solomon, alcanzó la fama como coleccionista de arte. Así que no es extraño que Iris Love, la bisnieta de Meyer, siguiera una carrera en la arqueología, descubriendo piezas que serían exhibidas en todo el mundo.

Love ha engrosado la lista de víctimas del coronavirus en la ciudad de Nueva York, donde fallecía a los 86 años tras una ilustre carrera que la llevó a redescubrir el templo de Afrodita, la diosa griega del amor, en 1969 y a soportar la consiguiente tormenta mediática cuando celebrities como Mick y Bianca Jagger acudieron al lugar.

El templo de Afrodita en Cnido. (Wikipedia)
El templo de Afrodita en Cnido. (Wikipedia)

Nacida en Nueva York en 1933, fue hija de Cornelius Love (un banquero de inversiones y diplomático) y Audrey Josephthal (la hija heredera de Edyth Guggenheim), y desarrolló muy pronto un interés por la arqueología, alentada por uno de los amigos de sus padres, el director del MET James Rorimer, y de su institutriz británica, que le enseñó latín.

[Leer más: Jackie Kennedy sabía que JFK le "rompería el corazón"]

La controversia la acompañó durante su carrera, ya que además del mencionado circo que rodeó su descubrimiento arqueológico más notable en el templo de Afrodita, también fue noticia por su enconada disputa con el conservador Bernard Ashmole, tras afirmar que la cabeza original de esta diosa del artista Praxíteles estaba oculta en las bóvedas del Museo Británico.

Alternando sus labores a lo Indiana Jones ('en minifalda', como la apodaron) con los compromisos propios de su rol en la alta sociedad de la época, en 1977 conoció a la periodista Liz Smith y ambas se convirtieron pronto en pareja. En sus memorias, Smith dijo de Love que "era una científica vestida de Givenchy con un nombre como el de una estrella de cine".

En sus últimos años se retiró de la arqueología y se dedicó a su otra gran pasión: la cría de perros salchicha, a los que le gustaba bautizar con nombres de personajes clásicos, como Aquiles o Tique, la deidad griega de la fortuna.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios