La fabulosa historia de los Reuben: de los suburbios londinenses a la playa de Madrid
  1. Celebrities
PERFIL

La fabulosa historia de los Reuben: de los suburbios londinenses a la playa de Madrid

La fascinante historia de cómo estos hermanos nacidos en Bagdad se hicieron ricos y acaban de adquirir un trozo del pantano de San Juan más grande que el Principado de Mónaco

Foto: Simon y David Reuben.
Simon y David Reuben.

A falta de costa, los madrileños siempre han considerado el pantano de San Juan como la playa de Madrid. Situado entre los términos municipales de San Martín de Valdeiglesias, El Tiemblo, Cebreros y Pelayos de la Presa, la extensa masa de agua de 650 hectáreas está formada por el río Alberche, afluente del Tajo, y es la única de la Comunidad de Madrid en la que están permitidos el baño y las actividades acuáticas a motor. El bonito entorno natural, enclavado en un estrecho valle en las inmediaciones del puerto de San Juan, es ideal para las excursiones de senderismo, la práctica de deportes acuáticos y para relajarse. Además, una de sus playas luce la bandera azul, símbolo de la calidad de sus aguas. Y todo esto a tan solo 75 km de la capital.

Entre la frondosa vegetación aledaña al pantano se 'esconde' parte de la flor y nata de la sociedad madrileña, que suele escoger las aguas tranquilas del pantano como segunda residencia. En una de esas mansiones, la de la familia Fuster, se 'escondía' el rey Felipe de las cámaras mientras consolidaba su noviazgo con Eva Sannum. En otra invirtieron parte de sus ahorros el flamante entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, y su mujer, Veronique Fernández. Decenas de rostros conocidos se refugian en sus casoplones a pie de agua. Esquí acuático, ir a comer en barco, torneos de pádel en pistas privadas (algunas dentro de las casas) y fiestas cada día en una parcela conforman un plan en el que la intimidad prima y el estatus de famoso no cuenta igual. Las grandes fortunas madrileñas mandan en un recinto en el que aparecer en el papel cuché o ser un deportista de élite se diluye.

El lugar ha sido protagonista estos días porque dos de los multimillonarios más misteriosos del mundo, los hermanos Reuben, han decidido invertir en él. Los propietarios de la sociedad Reuben Brothers han puesto sus ojos (y parte de su dinero) en esta zona, donde han adquirido 250 hectáreas (50 más que el Principado de Mónaco) en el municipio de San Martín de Valdeiglesias. Allí pretenden construir 650 viviendas y un hotel de 7.350 metros cuadrados, según explicó la firma en un comunicado publicado esta semana. El terreno adquirido linda en dos kilómetros y medio con el litoral del embalse de San Juan, la zona más codiciada. Ahora falta que las autoridades den vía libre al proyecto.

Jamie Reuben y James Middleton, la Navidad pasada en Londres. (Getty)
Jamie Reuben y James Middleton, la Navidad pasada en Londres. (Getty)

A estos dos magnates británicos les gusta (financieramente hablando) mucho España. Recientemente también cerraron la compra del hotel Pachá en Ibiza y de 364 hectáreas en Cala Figuera, Mallorca. En total, Reuben Brothers es propietario en España de unas 815 hectáreas en Mallorca y cerca de 180 hectáreas en Ibiza (lo que significa un 4% del total de la isla). En ambas poseen varios kilómetros de litoral.

El grupo también es dueño de la sede financiera del Santander, del aeropuerto London Oxford en Kidlington, de la cadena de clubs Wellington Pub Company o del puerto deportivo italiano Portosole Sanremo, entre otros. La riqueza de Simon y David Reuben, ambos ya octogenarios, asciende a unos 15.000 millones de libras, según la lista que cada año elabora 'The Sunday Times'.

Durante años, los Reuben guardaron su privacidad a cal y canto y ocultaron el alcance de su riqueza, pero todo eso cambió en el año 2003. Su ambición por ser tomados en serio en el mundo de los negocios en Reino Unido les llevó a abrir la mano, a pesar de que un primer intento en la revista 'Fortune' años antes había acabado en los tribunales al ser acusados de apoyarse en la mafia rusa para hacer fortuna. Abrieron una web, convocaron fiestas en sus lujosas residencias en las que la mayor parte de los invitados no sabían quiénes eran y mostraron algunas de sus intimidades al mundo. La realidad es que, a día de hoy y como buenos millonarios, sigue sin saberse demasiado sobre ellos.

El ascenso de los hermanos Reuben es una historia extraordinaria, pero no está exenta de controversia. Según un amplio artículo que les dedicó el 'Times', sus padres eran judíos iraquíes, pero ellos nacieron en la India después de que su familia se mudara allí por el trabajo de su padre en una compañía textil. Los padres se separaron y cuando eran adolescentes se mudaron a Gran Bretaña, donde se criaron en los suburbios londinenses de los años 50 y 60. "No tenían absolutamente nada", contó Jamie Reuben (hijo de David) en una entrevista hace años. "He escuchado las historias de mi madre: ella era quien pagaba la cena cuando conoció a mi padre". Los hermanos estudiaron en un colegio público en Islington. David consiguió llegar a la universidad, pero Simon nunca terminó sus estudios.

Ver esta publicación en Instagram

Act natural they said! .... #Reubolina

Una publicación compartida de David Reuben Jr (@dreubenjr) el

David Reuben, el mayor, comenzó a trabajar con la chatarra mientras estudiaba. Muy joven montó una empresa que le llevó a viajar a Rusia, China y Corea del Norte. En 1974 empezó en serio con el metal en Estados Unidos y se asoció con Merrill Lynch. "Mientras que David era el comerciante, Simon era el inversor y durante la primera parte de sus carreras sus intereses los llevaron en diferentes direcciones", explica el 'Times'. Simon no terminó sus estudios pero consiguió mucho dinero y muy rápido con las alfombras. Andando el tiempo, los hermanos crearon una compañía llamada Trans-World, que se especializó en el comercio de aluminio, estaño y metales menores.

Su fortuna con mayúsculas, dicen, se gestó en la Rusia de los 90, cuando era considerada una 'frontera salvaje' y los Reuben eran de los pocos occidentales con el apetito de asumir el desafío. Los hermanos abastecieron durante años de materias primas a las fundiciones rusas en un entorno muy hostil. A cambio, se convirtieron en lo que son hoy.

Ambos están casados y tienen hijos. Uno de los hijos de David, Jamie, ha concedido varias entrevistas. Como buen Reuben, es inversor, pero lo suyo son las casas ecológicas de Mayfair y restaurantes veganos que hacen sus pizzas de coliflor. Por supuesto, entre sus amigos están la princesa Beatrice de York y el hermano de la futura reina de Inglaterra, James Middleton, y nunca ha ocultado sus ambiciones políticas. Su hermano David ha sido noticia recientemente por su boda con la actriz, modelo y cantante colombiana Carolina Guerra. Tienen una tercera hermana, Jordana, y una prima, Lisa (hija de Simon), con la que mantienen una relación muy cercana.

"Siempre sentí que mis padres estaban orgullosos de mí, pero quería sentir que no era solo la hija de Simon y Joyce Reuben", ha dicho Lisa, especialista en el mundo de arte y casada con su propio millonario, el estadounidense Ron Valk (con intereses en el carbón y el acero). Pasó parte de su infancia en Los Ángeles, donde Simon y su esposa vivieron un tiempo (una de las mejores amigas de Joyce Reuben es Joan Collins). La familia volvió al Reino Unido cuando le detectaron un cáncer a Simon, aunque residen entre Londres y Mónaco.

Casas de famosos