Ted Sarandos, su historia de superación y la poderosa mujer del co-CEO de Netflix
  1. Celebrities
TRIUNFADOR

Ted Sarandos, su historia de superación y la poderosa mujer del co-CEO de Netflix

Está casado con Nicole Avant, embajadora de Estados Unidos en Las Bahamas durante la Administración Obama e hija del expresidente de la mítica discográfica Motown

Foto: Ted Sarandos y Nicole Avant, en un evento. (Reuters Mario Anzuoni)
Ted Sarandos y Nicole Avant, en un evento. (Reuters Mario Anzuoni)

Son muchos los lugares comunes que se han acuñado en torno al sueño americano, en un país lleno de desigualdades, pero en el que a veces la meritocracia sí funciona. O lo que es lo mismo, el ascensor social te lleva a las plantas más altas a base de esfuerzo (y una gotita de suerte o de casualidad). Este es el caso de Ted Sarandos, co-CEO de Netflix y por tanto uno de los hombres más poderosos de la industria audiovisual del mundo, con permiso del fundador y co-CEO de la compañía, Reed Hastings, máximo ejemplo de emprendimiento y de que una buena idea puede ser tan disruptiva (esta palabra ahora tan de moda) como para cambiar las reglas del juego de la industria audiovisual.

Ahora que Netflix tiene en el punto de mira a nuestro país por la nueva ley audiovisual que obligará a la plataforma y a HBO a ofertar al menos el 6% de su contenido en alguna de las lenguas cooficiales (euskera, gallego y catalán) es buen momento para poner el foco en esta figura clave de la compañía, que representa los valores que desde el Hollywood clásico han construido una narrativa en la que el único límite es el cielo.

Por eso, debemos remontarnos a su abuelo paterno, un emigrante griego que siendo un niño llegó desde la isla de Samos a Estados Unidos buscando un mundo mejor y, como era habitual en la época, americanizó su apellido, desterrando Kariotakis por el fonéticamente más sencillo Sarandos, cuyo nieto ha universalizado con sus enormes logros profesionales y su gigantesco nivel de influencia, lo que evidencia los 34,7 millones de dólares que le pagó la compañía en 2019 o los 17 billones de dólares que gestionó para generar contenido en 2020.

placeholder Ted Sarandos, el 3 de noviembre, en el estreno de 'Alerta roja', una de las películas más vistas de la historia en la plataforma. (Reuters/Mario Anzuoni)
Ted Sarandos, el 3 de noviembre, en el estreno de 'Alerta roja', una de las películas más vistas de la historia en la plataforma. (Reuters/Mario Anzuoni)

En una entrevista con 'Town & Country', el propio codirector de Netflix subrayaba que creció "en un lugar entre la clase media-baja y la clase trabajadora pobre". Su padre era electricista y su madre ama de casa, y sacaron adelante a sus cinco hijos, que tuvieron que compaginar los estudios con el trabajo. No en vano, el propio Sarandos dejó la escuela para trabajar como dependiente en ua tienda, después acabó siendo el gerente de una cadena de videoclubs hasta que llegó a Netflix en 2000, en aquel entonces una compañía que enviaba DVD por correo y el embrión del gigante audiovisual en el que se ha convertido.

En 2008 ya estaba divorciado de su primera mujer, Michelle Sarandos, con quien tuvo a sus hijos Sarah y Tony (ella trabaja como productora de cine y él se ha graduado en Chapman University como montador), y un año más tarde sería cuando el azar quiso (sigamos con la narrativa de una película romántica) que conociera a la que se convertiría en su segunda esposa y, por lo que parece, el gran amor de su vida.

placeholder Reed Hastings y Ted Sarandos, en una imagen de 2016. (Reuters/Jean-Paul Pelissier)
Reed Hastings y Ted Sarandos, en una imagen de 2016. (Reuters/Jean-Paul Pelissier)

El productor Lawrence Bender le había pedido que acudiera a una acto para recaudar fondos para el entonces senador Barak Obama, para quien trabajaba Nicole Avant, con quien se casó al año siguiente y con quien vive en una mansión de estilo ítalo-español de 1925 de casi 1.400 metros cuadrados, diseñada por Gordon Kauffman, artífice de emblemáticos edificios como Hollywood Palladium o la sede de Los Angeles Times, alejada de Beverly Park y Brentwood, donde viven muchos magnates y estrellas de la industria del séptimo arte, y muy cercana a Koreatown, una de las zonas predilectas en la actualidad por los hipsters y la comunidad LGTBI, que se han ido trasladando allí desde West Hollywood.

"Nicole y yo hablamos durante horas esa noche", recordaba Sarandos en la mencionada entrevista. Después de seguir viéndose durante algunos meses, vivieron juntos la noche electoral que encumbró a Barak Obama desde el backstage en Chicago y poco después de casaron en el ayuntamiento de Los Ángeles, con los hijos de él ejerciendo de padrino y dama de honor, respectivamente.

placeholder Clarence Avant, con su yerno Ted y su hija Nicole Avant, recibiendo su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en 2016. (Reuters/Gus Ruelas)
Clarence Avant, con su yerno Ted y su hija Nicole Avant, recibiendo su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en 2016. (Reuters/Gus Ruelas)

Así como Sarandos es el epítome del hombre hecho a sí mismo, su mujer lo tuvo a priori mucho más fácil, lo que no invalida sus grandes logros profesionales. Es hija de Clarence Avant, conocido como 'el padrino negro', presidente de la mítica discográfica Motown, que lanzó a estrellas como The Jackson Five, Diana Ross & The Supremes o Stevie Wonder, y su madre es Jacqueline Avant, una reconocida coleccionista de arte, de quien aprendió, según sus íntimos, cómo dirigirse a la gente y a ejercer la generosidad, y una de las primeras mujeres negras que se movieron en la alta sociedad y en Hollywood en una época en la que esas puertas estaban vedadas para la gente de su raza.

Nicole es puro Beverly Hills y creció entre luminarias de la música y Hollywood como Harry Belafonte y Sidney Poitier, que eran invitados habituales de sus padres, y estaba acostumbrada a ver pasar por el salón de su casa al presidente Jimmy Carter, al alcalde de Los Ángeles Tim Bradley o a los gobernadores de California Gray Davis y Jerry Brown, lo que, sin duda, influyó en su vocación política, aunque sus primeros pasos los dio en la industria musical, que tan de primera mano conoció desde la cuna. No en vano su padrino de bautismo es el legendario productor Quincy Jones, artífice de alguno de los mayores éxitos de Michael Jackson.

placeholder El director de contenidos de Netflix, Ted Sarandos, su mujer Nicole Avant y los actores Chadwick Boseman y Laura Dem, en el estreno de 'The Black Godfather' ('El padrino negro'), sobre la vida del magnate de la música, en 2019. (EFE)
El director de contenidos de Netflix, Ted Sarandos, su mujer Nicole Avant y los actores Chadwick Boseman y Laura Dem, en el estreno de 'The Black Godfather' ('El padrino negro'), sobre la vida del magnate de la música, en 2019. (EFE)

Sus primeros pasos en política los dio apoyando a candidatos negros como Harold Ford Jr., pero su gran salto lo dio como vicepresidente de finanzas de la campaña de Obama en el sur de California, donde consiguió recaudar millones en círculos artísticos, de negocios y de filantropía. Finalmente fue embajadora de la administración Obama en Las Bahamas entre 2009 y 2011, lo que supuso que estuviera espacialmente separada de su flamante marido durante esa temporada. En la última década ha seguido vinculada a la política y el activismo, y participó de manera muy proactiva en la campaña de Joe Biden, como anfitriona de varios eventos, entre otros el primero de Kamala Harris como candidata a la vicepresidencia.

En el punto de mira
El redactor recomienda