Logo El Confidencial
cómo ponerte en forma en cuatro semanas

Rosa López: "Conocer a Amaya Fitness ha sido como encontrar el amor de mi vida"

La cantante presume de renovada silueta gracias a la entrenadora personal, que presenta un libro con el que ponerte en forma en tan solo cuatro semanas. Rosa asegura que ahora come más que cuando estaba gorda. Estas son las claves de Amaya Fitness

Foto: Rosa López: Conocer a Amaya Fitness ha sido como encontrar el amor de mi vida

Si te hablamos de Amaya Méndez, quizás no caigas en quién se esconde tras este habitual apellido. Sin embargo, si añadimos Fitness a esta ecuación, seguro que sabes de quién estamos hablando. Esta conocida entrenadora personal tiene 128.000 seguidores y va ya por la segunda edición de su libro, Por fin vas a ponerte en forma. Acudimos a Fnac para hablar con ella con el objetivo de preguntar a Amaya Fitness cómo es posible lograrlo en tan solo cuatro semanas, tal y como anuncia su libro. Sin embargo, la charla que la entrenadora da se convierte en una conversación entre el público asistente (en el que se integran seguidores y clientes anónimos) y personajes conocidos que admiran su trabajo o deben su silueta a su trabajo. Decidimos que es más creíble que sean ellos mismos los que cuenten su experiencia que preguntar a la autora por los resultados que se pueden lograr con su método, ese con el que su propio padre ha perdido cinco kilos tras leer el libro.

La pregunta sigue en el aire. ¿Qué hay que hacer para ponerse en forma en cuatro semanas? "En el libro enfoco el movimiento EnForma, que consiste en adquirir buenos hábitos. El objetivo que todos tenemos es sentirnos bien con nosotros mismos, y son estos buenos hábitos los que consiguen que así sea. Se trata de conseguir un estilo de vida. En cuatro semanas se pueden adquirir buenos hábitos gracias a una vida activa y una alimentación saludable sin dejar de lado la vida social", aclara Amaya Fitness. En ese momento, Manu Tenorio, presente entre los asistentes, alza la voz para aclarar lo que es para él estar en forma. "Se trata de llevar una alimentación equilibrada y sin excesos, y de llevar una actividad física acorde con tu edad y tu estado físico".

En el momento en el que dice "sin excesos", el actor Jordi Rebellón mueve la cabeza con hastío. "Pero ¿hay que dejar la cerveza?", exclama. "No, ni los helados. La virtud está en el equilibrio, hay que saber que se puede disfrutar de todo. Cuando cometes un exceso, al día siguiente tendrás que cortarte o si sabes de antemano que lo vas a hacer, entonces tendrás que cortarte el día previo. Se puede disfrutar del chocolate, del vino, de la cerveza... Yo lo hago y lo promuevo. Lo que hay que hacer es cuidar las elaboraciones y las porciones", explica Amaya. El alcohol, junto con la bollería industrial y las frituras, son veneno para ella. Cuando Manu Tenorio escucha eso de que el alcohol está prohibido, se levanta de forma teatral como si estuviera dispuesto a irse ante semejante afirmación. "Hablo del alcohol destilado: la cerveza y el vino, en cambio, tienen propiedades antioxidantes. Yo igual me tomo un gin-tonic en Nochevieja si acaso, pero es que no me gusta", asegura Amaya Fitness.

Una de las asistentes explica cómo Amaya ha cambiado su alimentación y su forma de hacer deporte. "Antes entrenaba mucho, pero sentía que no estaba sacando todo el partido al ejercicio que hacía. Decidí probar con Amaya un mes. No fue un cambio del tipo me pongo a dieta, sino que consistió en introducir más verduras y frutas en mi alimentación. Me he dado cuenta de que no hay que hacer tanto deporte como pensaba: la clave al final está en la alimentación", explica en referencia a la ecuación del movimiento EnForma: 80% alimentación, 15% entrenamiento, 5% descanso.

¿Cuánto tiempo exige ese 15% de entrenamiento? "45 minutos de musculación y 45 minutos de cardio", dice Amaya. Manu Tenorio hace saber a los presentes que le parece un exceso. ¿Y si solo tienes una hora? "Entonces, 30 minutos de cada actividad. Otra opción es hacer un día cardio, otro pesas y unificar grupos musculares. En realidad se puede estar en forma con tu actividad habitual: sube escaleras, no cojas el coche al ir a la compra, intenta andar lo máximo posible...", dice Amaya. 

En ese momento entra Makoke. Parece una actuación teatral en la que no paran de entrar y salir personajes conocidos, siempre dispuestos a contar su experiencia. Makoke comenta que su amiga se niega a hacer pesas porque cree que se va a poner como Hulk, ¿cómo puede convencerla de que no es así? “Es fundamental levantar peso. Las mujeres no tenemos suficiente testosterona como para coger un gran volumen muscular. Al coger una pesa consigues reafirmar y crear masa muscular: es el mayor quemador de grasas que existe", explica Amaya. La entrenadora asegura que todo comienza en la lista de la compra. Si evitamos tener tentaciones en tu despensa, no cometeremos excesos. Le preguntan cuáles son un desayuno y una cena ideales. "Desayunaría una pieza con piel -así tiene más nutrientes y fibra-, una tarrina de queso 0% desnatada con un puñado de pasas o nueces, un par de frambuesas y canela, una tortilla y algo de muesli. Respecto a la cena, una dorada al horno con espárragos y calabacín. Si tienes hambre, puedes tomar una pieza de fruta: no pasa nada si tomas fruta de noche", aclara.

En esta suerte de sit-com fitness aparece un nuevo personaje: la cantante Rosa López. Enfundada en unos pantalones pitillo blancos y una camiseta de encaje sin mangas, presume de renovada silueta gracias a su esfuerzo y a Amaya Fitness. "Encontrar a alguien que te ayuda de corazón y con profesionalidad es casi como encontrar el amor de tu vida", asegura la granaína. Entrena una hora y media cinco días a la semana y ahora disfruta, afirma, por primera vez desde hace años de la comida gracias a que la entrenadora la obliga a fotografiar lo que come. "Es que hay que dedicar tiempo a lo que estamos comiendo y hay que disfrutarlo. El momento de comer puede ser bonito", aclara Amaya Fitness. 

Rosa López, Amaya Fitness y Manu Tenorio
Rosa López, Amaya Fitness y Manu Tenorio

“Lo que hace Amaya es que en cuatro semanas cojas los hábitos adecuados. A mí el deporte me ha gustado de siempre, pero hay momentos en los que la mente y el cuerpo no están donde tienen que estar. La gente cree que vivo obsesionada con mantenerme, pero para mí lo primero es la salud. He encontrado algo que me hace sentir viva. El deporte ha hecho que me sienta sexy y que tenga una actitud diferente, por lo que el beneficio no es solo físico, sino también emocional. El deporte me ha ayudado a vivir la vida de verdad, porque yo estaba muerta en vida con esos kilos de más. Ahora como más que antes y disfruto del camino hacia la mejoría. Llevaba años sin comer Nutella, pero ahora he aprendido que puedo tener algún capricho. ¡No comía tanto ni cuando estaba gorda! Llevo ya 14 años cuidándome, pero tengo épocas en las que necesito que una profesional como Amaya me redirija. Si no tienes el dinero suficiente, aunque ella es muy asequible, ahora tienes su libro. Porque leer también me ha salvado la vida", dice Rosa emocionada.

Cuando termina la velada, camino ya de casa, pasar ante el McDonald´s resulta casi insultante. No sabemos si ha sido el movimiento EnForma el que se ha instaurado en nuestra cabeza o si ha sido el aluvión de testimonios el culpable, pero esa noche la redacción de Vanitatis cenó con mesura y cabeza. 

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios