Logo El Confidencial
Cosas del fútbol

El antes y después de Sergio Ramos: el pichichi de los retoques

Lesiones que terminaron en operación y veranos que perfilaron los rasgos del central del Real Madrid... El rostro del futbolista no es el mismo y el porqué está en el bisturí

Foto: Sergio Ramos. (Getty)
Sergio Ramos. (Getty)

A tan solo horas de uno de los enlaces del año, nos abordan las dudas de cuál será el look elegido por Sergio Ramos para darle el 'sí, quiero' a Pilar Rubio, madre de sus tres hijos y su pareja desde 2012. Después de haberle visto con el pelo rubio, largo, con barba, sin ella y con outfits de todo tipo, las apuestas indican una gran probabilidad de que el futbolista del Real Madrid vuelva a cambiar su look.

Pero su cabello o sus tatuajes no son lo único que ha cambiado desde los inicios de su carrera como jugador del Sevilla F.C. Hablamos con expertos para descubrir hasta qué punto Sergio Ramos ha retocado su imagen, desde la cirugía hasta las inyecciones.

Sergio Ramos en 2006 frente a Sergio Ramos en 2019. (Getty / Cordon Press)
Sergio Ramos en 2006 frente a Sergio Ramos en 2019. (Getty / Cordon Press)

No es un secreto que, como consecuencia de varios golpes a lo largo de su carrera, el sevillano se ha fracturado la nariz hasta en dos ocasiones. En 2007, después de la temporada en el Real Madrid, el jugador aprovechó el descanso veraniego para someterse a una operación para colocar el tabique, aunque parece que, visto lo visto, además de corregir la lesión, el central sevillano se limó el hueso del tabique, lo que se tradujo en un perfil mucho más definido.

Sergio Ramos cuando aún era jugador del Sevilla F.C. en 2004. (Getty)
Sergio Ramos cuando aún era jugador del Sevilla F.C. en 2004. (Getty)

Según relataba Tomás Roncero en 'As', aquella intervención a la que Ramos se sometió en 2007 y fue realizada por el doctor Néstor Galindo no era tan sencilla como parecía. Tras el impacto en un partido de la Champions League, la nariz del central presentaba una rotura total del tabique, pero ahí no quedaba la cosa ya que a esto se le sumaba la "obstrucción respiratoria del lóbulo derecho de la nariz", tal y como relataba el periodista en el diario deportivo.

Sergio Ramos en 2005. (Getty)
Sergio Ramos en 2005. (Getty)

Precisamente la intervención quirúrgica que corrige esta desviación o rotura del tabique se denomina septoplastia y es la misma a la que se sometió la reina Letizia para solventar sus problemas respiratorios. Sin embargo, Sergio Ramos debió aprovechar su ingreso en el quirófano para someterse a una rinoplastia, una práctica bastante común en las pacientes que se someten a este tipo de intervenciones y que tiene una finalidad únicamente estética.

Sergio Ramos después de la septoplastia y rinoplastia en un partido de la selección española en 2017. (Getty)
Sergio Ramos después de la septoplastia y rinoplastia en un partido de la selección española en 2017. (Getty)

"Que se ha operado la nariz (rinoplastia) es más que evidente", nos asegura el doctor Leo Cerrud, experto en medicina estética. Y es que la rinoplastia es una cirugía estética que busca exclusivamente armonizar las facciones del rostro. Después de esta rinoplastia, no solo la respiración del futbolista había mejorado, también lo había hecho su perfil.

Sergio Ramos en 2011. (Getty)
Sergio Ramos en 2011. (Getty)

Y 10 años más tarde la situación se volvió a repetir y Sergio Ramos de nuevo vio cómo su nariz se transformaba. En esta ocasión, tras una patada del jugador del Atlético de Madrid Lucas Hernández, se producía una "fractura del hueso propio de la nariz", según explicaba el parte del Real Madrid. Este tipo de rotura afecta a pequeños huesos del tabique y se puede solucionar sin necesidad de cirugía, entablillando la nariz y dejando que los huesos se suelden por sí mismos. Precisamente por ello Sergio Ramos jugó con una máscara que sujetaba su nariz para asegurar su correcta soldadura.

Sergio Ramos. (2017)
Sergio Ramos. (2017)

Al no recurrir a cirugía y valerse de la máscara, la nariz corría el riesgo de desviarse, lo que parece haber ocurrido en el caso de Sergio Ramos. En este último año y medio hemos podido ver cómo la punta de la nariz del futbolista se inclinaba ligeramente hacia un lado... Dejaremos la puerta abierta a otra posible rinoplastia.

Sergio Ramos en los FIFA Football Awards de 2018. (Getty)
Sergio Ramos en los FIFA Football Awards de 2018. (Getty)

¿Solo se ha retocado la nariz?

Además del evidente cambio en el perfil del jugador de fútbol, la nariz no parece ser el único rasgo que ha cambiado en los últimos años. Su mandíbula, mucho más pronunciada y angulada ahora que cuando jugaba en el Sevilla F.C., también ha disparado nuestro radar... ¿Retoque o simple evolución? El experto en cirugía estética, el doctor Leo Cerrud, llega a la misma conclusión que nosotros.

La evolución en la mandíbula de Sergio Ramos. (Getty)
La evolución en la mandíbula de Sergio Ramos. (Getty)


"El ángulo mandibular tan excelentemente proyectado puede ser producto del ácido hialurónico o simplemente que se ha hecho hombre ante nuestros ojos, lo cual se evidencia también en la cara por la pérdida del 'baby fat', que produce una angulación de los rasgos tremendamente favorecedora", concluye Cerrud, que llamaba "De Gipsy King a King of Hearts" a todo el proceso evolutivo de Ramos.

Otro cambio sustancial en el rostro del central es su dentadura, aunque no se trata de un cambio tan radical como el de sus excompañeros del Real Madrid, David Beckham o Cristiano Ronaldo, que contaban con varias piezas descolocadas. "Los dientes también han sufrido una mejora importante y con ello la sonrisa", señala el doctor Leo Cerrud en el caso de Sergio Ramos.

También sobrevuela la posibilidad de que se haya sometido a algún tipo de relleno en la zona del contorno de los ojos ya que últimamente cuando el futbolista mira hacia arriba mientras escucha el himno, no se marcan las mismas líneas de expresión o patas de gallo.

"De Gipsy King a King of Hearts"'

Sergio Ramos. (Getty)
Sergio Ramos. (Getty)


En definitiva, una septoplastia, una rinoplastia, posibles inyecciones de ácido hialurónico y algún que otro arreglo dental han convertido a Sergio Ramos en uno de los futbolistas más deseados. Además, sus constantes cambios de look han logrado que poco a poco su imagen se puliera. De la melena al pelo corto, pasando por el tupé, una o dos decoloraciones y barba de diferentes longitudes.

En este aspecto, Leo Cerrud también nos da su punto de vista, señalando que "para completar la maduración/transformación, el corte de la melena (poco favorecedora) y el dejarse la barba (sexy y actual) redondean un resultado más que satisfactorio".

Suscribimos las palabras de Cerrud: "De niño raro pero atractivo a seductor internacional digno de una portada de revista fitness". Y nos declaramos fans absolutos de Ramos.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios