Logo El Confidencial
Capa a capa

Dame una base de esmalte y mi manicura dominará el mundo

Ya lo decían los primeros arquitectos de la humanidad: los cimientos son el único secreto del resultado final. Y con la manicura pasa lo mismo

Foto: La base del esmalte es todo lo que necesita tu manicura. (Imaxtree)
La base del esmalte es todo lo que necesita tu manicura. (Imaxtree)

Antes de elegir cualquier esmalte de uñas, lo primero que deberíamos hacer es acondicionarlas como es debido para multiplicar la duración de la manicura y, sobre todo, proteger la uña.

Sin embargo, cuando llegamos al pasillo de los esmaltes y la música celestial comienza a sonar en nuestra cabeza a modo de banda sonora de película de Reese Witherspoon, es inevitable primar el presupuesto para la manicura en el color del esmalte, antes que en la base o el top coat, componentes igual de importantes cuando hablamos de unas uñas perfectas.

Manicura del desfile de Proenza Schouler Fall/Winter 2016. (Getty)
Manicura del desfile de Proenza Schouler Fall/Winter 2016. (Getty)

La finalidad de la base es la de crear una superficie homogénea y lisa sobre la que luego ir depositando las capas de color. De este modo se consigue que la laca se adhiera mejor y de una pasada de esmalte se cubran todas las zonas, sin necesitar más que las dos capas reglamentarias. El color queda uniforme, más intenso y necesitando solo una capa de top coat para sellar y aumentar su brillo y duración.

[LEER MÁS. 10 esmaltes de uñas capaces de cambiar cualquier look (para que parezca más sofisticado)]

Pero, además de funcionar como pilar de la manicura, la base también protege de los efectos secundarios de los esmaltes más pigmentados. Ay si nos dieran un euro por cada vez que, al pasar el quitaesmaltes por nuestra manicura roja, las uñas nos quedaron teñidas del mismo color… Algo tan habitual en la vida de cualquier persona que se pinta las uñas a menudo es tan fácil de remediar como utilizar una base de esmalte antes de aplicar la laca.

La base actúa como una barrera entre el esmalte y la uña. Por su formulación, muchos esmaltes no solo son muy pigmentados, sino que también contienen químicos que dañan la uña, de ahí que en muchas ocasiones al retirar el esmalte la lámina ungueal quede amarillenta. El abuso de manicuras sin base termina deteriorando la uña haciéndola más débil, frágil y quebradiza.

[LEER MÁS: Manicura: el gadget que revolucionará la forma de pintarte las uñas en casa]

El momento idóneo

Llegados a este punto, decir que la base debe aplicarse antes del esmalte es una obviedad; sin embargo, existe una forma adecuada de hacerlo. La lámina debe estar completamente limpia, sin nada de grasa, crema o aceites, para asegurar su adherencia y previa retirada de la cutícula.

Todo lo que la base puede hacer por tu manicura. (Unsplash)
Todo lo que la base puede hacer por tu manicura. (Unsplash)

La segunda clave es dejar que la base seque el tiempo adecuado. Igual que ocurre con las rutinas de cuidado de la piel, cada paso necesita su tiempo para que nuestro cuerpo lo absorba o, en este caso, se seque. Sobre la uña limpia se debe aplicar una capa de base que cubra toda la superficie, sin resultar demasiado gruesa o, además de tardar en secarse, adquirirá volumen y aparecerán burbujitas. El tiempo de secado dependerá de la base utilizada y la cantidad de producto que se haya aplicado, pero por norma general, con un minuto de espera es suficiente.

Por supuesto, a la base del esmalte se le puede pedir más beneficios además de los que ya aporta a la manicura per se. Por ejemplo, podemos recurrir a una base fortalecedora en el caso de uñas quebradizas, a una base de larga duración, que intensifique el esmaltado, de secado rápido o que esté especialmente indicada para manicuras tipo gel.

En la cesta de la compra

Bases de esmaltes.
Bases de esmaltes.

Base para uñas frágiles Antiescamación Masglo (9,47€). Para sellar y tratar la uña gracias a la biotina que ayuda a endurecerla.

Mava Strong Base Fortalecedora y Protectora de Mavala (7,45€). Se puede utilizar como tratamiento sin esmalte o como base. Ingredientes como el aceite esencial de árbol de té, vitamina E y queratina hidrolizada fortalecen la lámina.

Capa Base UV de CND (14,89€). Es el primer paso del esmaltado shellac para conseguir un acabado profesional en casa, además de ser de rápido secado.

Top Base Nail Polish de Nilens Jord (14,76€). Se puede utilizar como base y como top coat, por lo que el ahorro de espacio y tiempo es muy seductor.

Bases de esmaltes.
Bases de esmaltes.

La Laque Couture Base Coat de Yves Saint Laurent (28,95€). Evita el ya mencionado amarillamiento de las uñas, además de ayudar a fortalecerlas.

Base Coat Abricot de Dior (26,95€). Acondiciona la uña al máximo asegurando su hidratación, fortaleciéndola y eliminando la rugosidad.

Base Coat de Sephora Collection (7,55€). También de rápido secado, consigue potenciar el color del esmalte.

Natural Nail Base Coat de OPI (c.p.v.). Protege la uñas y contribuye a que el esmaltado dure más tiempo en perfecto estado.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios