Logo El Confidencial
Sensoriales y efectivos

Protectores solares ligeros y sin acabado graso: días al sol 'oil free'

Las excusas frente a los protectores solares se han acabado. Si odias los acabados grasos o tu piel tiene tendencia al acné, también hay un solar para ti: ¡hola, textura gel!

Foto: Protectores solares ligeros. Imagen de la colección Resort 2019 de Chanel. (Getty)
Protectores solares ligeros. Imagen de la colección Resort 2019 de Chanel. (Getty)

Los protectores solares oil free son la solución a todos tus problemas si estás cansada de los acabados oleosos con los que es imposible olvidarse de que se lleva protector solar. Otra sensación bastante común es la de esa capa blanquecina, densa y pegajosa.

[LEER MÁS. Protectores solares que puedes llevar en el bolso: texturas cómodas y formatos mini]

Frente a las fórmulas de antaño, las texturas en gel, los formatos oil free (libres de aceites) y los fluidos agilizan la aplicación y son absorbidos por la piel de una forma mucho más rápida y natural, sin residuos. A este tipo de protectores solares podemos pedirles un plus, como antioxidantes o protección resistente al agua.

Protectores solares ligeros para pieles grasas. (Getty)
Protectores solares ligeros para pieles grasas. (Getty)

Si tu piel es grasa o tiene tendencia al acné, algunos fotoprotectores oil free la pueden ayudar a controlar el exceso de sebo y mantener una correcta hidratación sin sensación grasa ni opción a la obstrucción de los poros. Fáciles de aplicar, cómodos de llevar y multifunción, esto es todo lo que necesitas:

Protectores solares no grasos.
Protectores solares no grasos.

Ultra Light Daily UV Defense Mineral Sunscreen de Keihl’s (44,95€) ofrece protección mineral y se puede utilizar como hidratante facial diaria, eliminando de la ecuación el acabado graso. Contiene vitamina E para mejorar la hidratación y actuar frente a los radicales libres. Deja la piel con un ligerísimo matiz de color que se adapta a cada tono.

Sun Protection Spray Oil-Free de Shishiedo (37,95€) puede utilizarse tanto para el cuerpo como para el rostro. No deja acabado blanquecino y tampoco graso. Prácticamente no notas que lo llevas, pero mantiene su protección UVA/UVB. Es perfecto para el día a día o una visita a la playa, entre otras cosas porque logra que la arena no se pegue a la piel y también es resistente al agua y al sudor.

Soleil Bronzer de Lancôme (34,55€) protege de los rayos del sol a la vez que deja la piel hidratada y con una pátina iluminadora, pero sin ningún tipo de sensación grasa. Contiene pigmentos correctores del color para igualar el tono y protege frente a la aceleración del envejecimiento como consecuencia del daño solar.

Protectores solares no grasos.
Protectores solares no grasos.

Leche solar Protección Facial SPF +50 de La Chinata (9,60 €). Aunque se trata de un protector solar elaborado con aceite de oliva, no deja para nada sensación grasa sobre la piel. Tampoco faltan carotenos para favorecer el bronceado o extracto de madreselva. Además de la protección UVA + UVB + IR y la hidratación, también ejerce un efecto calmante sobre la piel. A su poder humectante se le suma el efecto barrera de la capa córnea y evitar la descamación.

Fotoprotector facial Oil-free SPF50+ de BABÉ (15,50€). Perfecto para pieles mixtas, grasas o con tendencia acneica, se absorbe rápidamente sin dejar acabado graso sino mate. Protege contra el fotoenvejecimiento y deja la piel hidratada y con una sensación relajante.

Delial Sensitive Advanced Crema Facial Super UV Fluid con ácido hialurónico IP +50 de Garnier Delial (12,50€). Es un protector solar fluido muy fácil de extender y que se absorbe en cuestión de segundos, sin dejar residuos ni sensación grasa. Además, hidrata durante 24 horas y es resistente al agua.

Protectores solares no grasos.
Protectores solares no grasos.

Repaskin Fotoprotector SPF 50 Seda de Sesderma (24,95€) ofrece una triple protección UVA, UVB e IR al combinar filtros químicos y físicos, sin dejar la piel con la sensación de llevar una gruesa capa de fotoprotector. Como su nombre indica, la piel queda suave e hidratada. Su sistema SHIELD-SYSTEM con enzimas reparadoras, protege y corrige los daños del fotoenvejecimiento.

Heliokos Fluido Extremo Invisible SPF 50+ de Kosei (20,50 €) protege del sol a través de un filtro no químico gracias al dióxido de titanio. Su textura puede parecer densa de entrada, pero se extiende con facilidad y se absorbe al momento, dejando la piel como si no llevaras nada encima. En su fórmula también encontramos antioxidantes para frenar el daño de los radicales libres.

Heliocare 360º SPF50 de Cantabria Labs (19,95€). Tiene una textura gel refrescante y de rápida absorción que deja la piel con un acabado mate muy ligero. A su poder de protección y su acabado natural se le suma su acción seborreguladora, ideal para las pieles con problemas de acné.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios