Base de maquillaje: ¿aplicación con brocha o con las yemas de los dedos?
  1. Estilo
  2. Belleza
Expertos dixit

Base de maquillaje: ¿aplicación con brocha o con las yemas de los dedos?

Algunos de los mejores make up artists del panorama nacional nos dan su veredicto profesional… Spoiler: la regla general suele ser que no hay (demasiadas) reglas

placeholder Foto: Presume de rostro con los mejores tips profesionales. (Imaxtree)
Presume de rostro con los mejores tips profesionales. (Imaxtree)

Sin duda, el fondo de maquillaje es uno de los imprescindibles de una rutina beauty. Aunque quizá ahora no sea una de las fórmulas más utilizadas (con la imposición de la mascarilla), el debate en torno a cuál es el mejor método para optimizar su uso sigue abierto.

placeholder Optimiza tu fondo de make up en clave profesional. (Imaxtree)
Optimiza tu fondo de make up en clave profesional. (Imaxtree)

Las nuevas referencias vienen con más beneficios que nunca (texturas increíbles, fórmulas con activos de tratamiento, acabados de larguísima duración…). Así que ha llegado el momento de aprender de los profesionales sobre cómo sacarles el máximo partido. Toma nota.

Natalia Belda, maquilladora profesional

En dos décadas trabajando entre pinceles y pigmentos, se ha convertido en un referente en las producciones de cualquier cabecera, el año pasado publicó su propio libro sobre la materia (‘Maquilla.T’, Aguilar) y es la artífice de alguno de los looks más impactantes de las celebrities patrias (no podemos no mencionar a Blanca Suárez).

Ante la gran pregunta, Natalia Belda lo tiene claro: “Recomiendo aplicar la base con lo que te sientas cómodo”. Reconoce que la brocha le resulta más higiénica, le permite dar un mejor acabado, difuminar con facilidad, llegar a zonas más pequeñas o aportar un poco más durabilidad. Sin embargo, admite que hay personas muy mañosas que no requieren el uso de los pinceles. Otra opción que propone es “extender la referencia con el accesorio y después dar un toque con las yemas, para que quede más integrada”.

Como experta, no olvida la importancia del antes y el después del uso del fondo de make up:

  1. En el ritual previo debes limpiar bien la piel y extender un producto que hidrate, ayude a fijar la base y la mantenga durante más tiempo. Así, lograrás una tez más bonita y jugosa.
  2. Elige una fórmula de color que se adhiera bien, que no sea ni muy mate ni demasiado grasa (para que no transfiera).
  3. Con el objetivo de que aguante más (sobre todo en estos tiempos extraños), sella el acabado con polvos.

Roberto Siguero, national makeup artist de Lancôme

Pocas presentaciones hacen falta para este profesional que lleva 23 años poniendo el toque de color a la firma Lancôme. Afirma que en su dilatada carrera se han sucedido diferentes fases: comenzó con la esponja, le siguió la etapa de trabajar con los dedos, después se puso de moda hacerlo con la brocha… ¿Conclusión? “Ninguna herramienta es mejor o peor. Tienes que buscar lo que te facilite la vida, la que te haga disfrutar del maquillaje y lo convierta en un momento placentero”, afirma.

Reconoce que lo importante que la base esté bien, no cómo lo has hecho. Así, en este momento profesional afirma que “mi rutina es empezar con la brocha y algunas zonas como en el contorno del ojo o en la aleta de la nariz me encanta asentarlas con los dedos porque esa energía que traslado con las yemas no la consigo con otra herramienta”.

Para elegir un pincel, busca opciones que sean flexibles, que se limpien bien y que le permitan trabajar la tez de una manera sencilla y cómoda. Si se tiene que decantar por una base, lo tiene claro: Teint Idole Ultra Wear, de Lancôme (44 euros, en Sephora). Se trata de una fórmula de larga duración que aguanta todo el día (roce, sudor y lágrimas incluidas) y resulta muy fácil de usar (esencial para un consumidor).

placeholder Lancôme.
Lancôme.

Hoy en Sephora

Sonia Marina, maquilladora profesional y creadora de la marca Sonia Marina

La experta en los pigmentos lleva años demostrando su valía no solo a pie de pasarela, también en infinidad de trabajos editoriales y como estilista de cabecera de muchas celebrities nacionales. Su último gran reto ha sido la creación de una firma con su propio nombre.

placeholder La maquilladora Sonia Marina. (Cortesía)
La maquilladora Sonia Marina. (Cortesía)

A la gran pregunta sobre la aplicación del fondo de maquillaje, admite que le gusta combinar ambas técnicas. Reconoce que la brocha le aporta una sensación de confort y ejerce un suave masaje sobre el rostro mientras permite un acabado homogéneo perfecto. Las ventajas que destaca de hacerlo con las yemas de los dedos es que requiere menos producto “y puedes hacerlo de una forma más esparcida, con un acabado más ligero".

placeholder Sonia Marina.
Sonia Marina.

Dentro de su línea cosmética, ha diseñado sus pinceles. Destaca la Brocha Duo Nº1, de Sonia Marina (40 euros) que, gracias a su forma y a la combinación de sus cerdas sintéticas (absorben menos cosmético), facilita obtener una cobertura media con un difuminado perfecto. ¿El mejor compañero para estos tiempos de mascarilla? Sin duda, su fondo Vital Skin (43 euros), que es de larga duración, contiene antioxidantes y un SPF30.

Alba Nava, maquilladora profesional

Con más de dos décadas de experiencia, Alba Nava ha trabajado en el backstage de diferentes eventos, en infinidad de editoriales (tanto de moda como belleza) e incluso para producciones de diversas discográficas y productoras de televisión.

Su consejo es aplicar el maquillaje con brocha, ya que considera que “se extiende mejor el producto, puedes calcular la cantidad y resulta más higiénico”. Aunque no renuncia a aliarse con las yemas de los dedos para fundir el producto en las zonas comprometidas, su modus operandi al utilizar el fluido es:

  1. Pon una pulsación en una paleta y desde ahí cógela con el pincel, poco a poco, antes de utilizarlo sobre la piel.
  2. Empieza desde el centro del rostro hacia afuera y desde la frente hasta la barbilla.
  3. Es mejor guiarse por la máxima de 'menos es más'. Así, trabaja de forma gradual, añadiendo más fórmula si fuera necesario (en las imperfecciones como manchas, venitas o granos). En esta labor, la brocha es una gran aliada.
placeholder Ringana.
Ringana.

¿El favorito? Se decanta por Fresh Tinted Moisturiser, de Ringana (42,30 euros) que, con pigmentos minerales, unifica el tono e hidrata.

Mónica García, maquilladora profesional y retail manager de MAC

Lo tiene claro: “Desde mi experiencia, tanto en autoaplicación como maquillando a otras personas, es mejor con brocha”. Admite que esta opción es más higiénica mientras permite modular la cantidad, trabajar por capas y gestionar una mayor cobertura en las zonas que lo reclamen. Reconoce que los dedos aportan calor (eso logra que el fluido se funda mejor), pero no llegan al efecto difuminado que se consigue con un pincel.

placeholder Mónica García, maquilladora y retail manager de MAC. (Cortesía)
Mónica García, maquilladora y retail manager de MAC. (Cortesía)

Le gusta seleccionar las brochas en función de la base. Para las más fluidas (como Studio Radiante Face and Body, de Mac (34 euros) opta por pinceles que combinan dos tipos de fibras con el fin de obtener un efecto más ligero con un efecto radiante, como la brocha 159S Duo Fibre Blush, de Mac (36,50 euros). Cuando buscas más cobertura, sin que parezca que vas muy maquillada, te recomienda un pincel más tupido, con efecto esponja, que deposita la fórmula con suavidad. “Yo siempre arrastro para difuminar y doy toquecitos leves allí donde necesito cubrir una mancha solar o marca de acné”, afirma.

placeholder Mac.
Mac.
Hoy en Asos

Maquillaje Pinceles de maquillaje Trucos maquillaje
El redactor recomienda