'Emily in Paris II': los cambios de looks que veremos y las tendencias de belleza que copiaremos
  1. Estilo
  2. Belleza
Ondas, color y muchas cejas

'Emily in Paris II': los cambios de looks que veremos y las tendencias de belleza que copiaremos

El rodaje de la segunda temporada de 'Emily in Paris' acaba de arrancar y las calles de París ya nos han dejado ver que, una vez más, Lily Collins se ha adelantado a las tendencias beauty

placeholder Foto: Primeras imágenes del rodaje de 'Emily in Paris' en Saint Tropez. (Cordon Press)
Primeras imágenes del rodaje de 'Emily in Paris' en Saint Tropez. (Cordon Press)

El castaño chocolate fundente, que arrasó en 2020 para llenar de melenas saneadas la turbulenta temporada, le debe mucho a 'Emily in Paris' en general y a Lily Collins en particular. En tiempo de coloraciones luminosas y repletas de mechas, la actriz proponía un color block que jugaba con los destellos caoba, meses antes de que la tendencia llegara a la calle. Pero la coloración de Lily fue solo uno de los regalos beauty de la serie.

Hasta que Camille Razart no lució en su dorada melena peinada en zigzag las ondas sirena, no nos había quedado muy claro cómo adaptar la tendencia que arrasaba entre los centennials a la vida real y a los looks con sentido. Algo parecido ocurrió con los bucket hats, las boinas o los maquillajes sin nada de contouring. La serie, producida por Lily Collins, democratizaba tendencias de moda, aunque el 80% de sus outfits se sustentaran en prendas de precios prohibitivos. Los colores estridentes se daban la mano con los maquillajes naturales y se recuperaba el concepto de ‘un personaje, un look’ que aprendimos con 'Gossip Girl'.

placeholder Lily Collins, en 'Emily in Paris'. (Netflix / Cordon Press)
Lily Collins, en 'Emily in Paris'. (Netflix / Cordon Press)


Siguiendo este espíritu tendencioso, capaz de acercar los diseños de la pasarela y jugar con la moda, la segunda temporada de la serie ha comenzado su rodaje en las calles de la capital francesa y podemos observar las primeras pinceladas de los que serán los nuevos y divertidos looks beauty. La misión del equipo de estilismo parece clara, sacudir la moda y jugar con maquillaje, peluquería y accesorios para poner sobre la mesa una propuesta beauty que rompa con las tendencias que ya conocemos.

Bronceado capilar

No hace falta hacer un análisis demasiado exhaustivo de las primeras imágenes que se han filtrado sobre el rodaje para interpretar que parte de la trama se desarrollará en el verano o al menos en escenarios playeros. Nos trasladaremos a Saint Tropez y una localización así merece no solo outfits con crop tops, shorts y pamelas, la incidencia del sol también repercutirá directamente en el estilismo de las tres protagonistas femeninas.

El primer y evidente cambio lo vemos en el cabello de Lily Collins. La melena castaño oscuro de la primera temporada se ha aclarado considerablemente, convirtiéndose en un castaño claro muy luminoso en el que no hay ni rastro de mechas, face framing ni otras tendencias. De nuevo el equipo de estilismo se mantiene firme en su reinvención de las tendencias. Pero la coloración no es el único cambio en el cabello de la protagonista. Lily se ha encargado de mantener un feed constante de su día a día, gracias al cual descubríamos su nuevo corte de pelo.

placeholder Primeras imágenes del rodaje de 'Emily in Paris. (Instagram @lilycollins)
Primeras imágenes del rodaje de 'Emily in Paris. (Instagram @lilycollins)

Aunque aún hay pocas fotos de Emily y Gabriel, el partenaire de Lily en la serie parece haberse dejado el cabello algo más largo, optando por un look muy noventero, puede que más acorde con la nueva etapa del personaje.

Foto: Lily Collins, en 'Emily in Paris'. (Netflix / Cordon Press)

Maquillajes ultracoloridos

Todos los excesos estilísticos que vimos en la primera temporada, criticados y alabados a partes iguales, nada tenían que ver con la apuesta beauty. Pieles muy naturales, con bases que homogeneizaran el tono pero no enmascararan ni aportaran ese glow de moda. Los acabados mate se acompañaban solo con un labial -según el personaje- y un uso de la máscara de pestañas con la que marcar y dar forma pero no sobrecargar. Gracias al equipo de estilismo de la serie pudimos saber que Lily solo utilizó 7 labiales en todo el rodaje, de tonos muy similares y combinando marcas de lujo con otras de gran consumo.

placeholder Ashley Park, en el camerino del rodaje. (Instagram @ashleyparklady)
Ashley Park, en el camerino del rodaje. (Instagram @ashleyparklady)

Pero, por lo poco que hemos podido ver en este adelanto de la segunda temporada, el maquillaje va a cambiar radicalmente. Si no para la protagonista, sí para sus compañeros de reparto. Influenciados por el efecto covid, los ojos se vestirán con intensos delineados de colores, del verde al morado, sin olvidar el azul Klein convertido en una sombra de noche llena de luminosidad. Manteniendo la esencia chic de la serie, estos colores se incluyen en maquillajes muy sutiles, para realzar solo ese punto colorido.

Las cejas del 2021 (no son las que crees)

Las características cejas que dieron fama a Lily Collins pueden quedar relegadas a un segundo plano después del trabajo de Aurélie Payen en el maquillaje de los personajes de la serie. La forma y grosor de Collins jamás encontrarán rival pero, tras embellecerlas y conseguir una impresionante armonía en su rostro, la maquilladora ha repetido el proceso en el resto del casting.

placeholder Detalle de las nuevas cejas de Camille Razart y Ashley Park en el rodaje de la segunda temporada de 'Emily in Paris'. (Instagram @ashleyparklady)
Detalle de las nuevas cejas de Camille Razart y Ashley Park en el rodaje de la segunda temporada de 'Emily in Paris'. (Instagram @ashleyparklady)

En Estados Unidos llaman a la técnica ‘geolift’ y es una de las consecuencias beauty del confinamiento. Al dejar de depilarlas, la parte final de la ceja, denominada cola, ha recuperado el grosor propio de la infancia. El efecto, además de rejuvenecer y natural, es el de una ceja más recta y levantada. Para trasladar el geolift a ‘Emily in Paris’, la maquilladora ha recurrido al gel fijador con color, para además aportar color y poder diseñarla aún más. Este cambio lo apreciaremos en Camille Razart, cuyas cejas, hasta ahora muy claras, estarán más definidas, gruesas y oscuras.

Volumen vintage

Los peinados retro han vuelto y poca conversación hay al respecto, pero para el equipo de 'Emily in Paris', hacer ondas setenteras a todas las actrices no era una opción. Respetando el look estético de cada uno de los personajes, la innovación de esta segunda temporada ha llegado de la mano del volumen.

placeholder Ashley Park, en el rodaje en Saint Tropez. (Cordon Press)
Ashley Park, en el rodaje en Saint Tropez. (Cordon Press)

Seguiremos viendo a Lily con unas marcadísimas ondas a mitad de su melena, pero ahora sus raíces estarán más ahuecadas, en pro de un peinado esponjoso. El resultado final es una reinterpretación del look retro, pero adaptándolo a las tendencias del momento. El resto de personajes también recibirán su correspondiente peso capilar. Mientras Mindy lucirá moño con volumen sesentero e inmensos accesorios, Camille sucumbirá a la estética setentera, manteniendo la raya pero sumándole mucho más volumen. El peinado messy se apoderará del cabello de la francesa para potenciar su estética casual.

placeholder Las ondas han ganado más volumen en el rodaje del nuevo 'Emily in Paris II'. (Cordon Press)
Las ondas han ganado más volumen en el rodaje del nuevo 'Emily in Paris II'. (Cordon Press)

Sin fecha cerrada de estreno, Emily calienta motores y estos looks son solo el señuelo con el que elucubrar teorías hasta ver las primeras escenas de la serie… Mientras tanto solo nos queda esperar volver a ver a Lily Collins jugando a ser Audrey Hepburn, una vez más.

Tendencias de belleza Netflix
El redactor recomienda