Logo El Confidencial

Por qué 'Vogue' ya no quiere trabajar con Terry Richardson

El fotógrafo se encontró ayer en mitad de un revuelo mediático cuando Condé Nast, la editorial norteamericana que publica la revista, decidió vetarlo como colaborador en todos sus medios

Foto: Miley Cyrus es amiga íntima y una habitual del estudio de Richardson. Foto: Terry's Diary
Miley Cyrus es amiga íntima y una habitual del estudio de Richardson. Foto: Terry's Diary

A Terry Richardson no le ha venido nada bien la monumental caída en desgracia de Harvey Weinstein. Y eso a pesar de que no están en el mismo negocio. Weinstein es un magnate del cine y Richardson, un fotógrafo de moda que firma casi todas las portadas del 'Harper’s Bazaar' americano y que es amigo íntimo de Miley Cyrus, Madonna, Lady Gaga, Kate Moss y Jared Leto. Hasta ha trabajado con Mar Saura. Básicamente lo único que los une es el escándalo sexual que rodea al producto y la enorme cantidad de acusaciones de abuso a modelos que el fotógrafo ha acumulado a lo largo de los años. Modelos jovencísimas que contaban historias truculentas en las que el fotógrafo se sacaba el pene en mitad de una sesión de fotos eran lo habitual. Lo curioso es que, a pesar de que las acusaciones eran realmente duras, durante todos esos años, los medios de moda no han dejado de trabajar con él.

Pero ahora su pasado empieza a pasarle factura. Tras la repulsa social que han provocado los comportamientos de Harvey Weinstein, Condé Nast América, el gigante mediático que publica 'Vogue' y 'Vanity Fair', ha decidido curarse en salud y cortar tajantemente sus lazos profesionales con Richardson. Lo hizo ayer con un comunicado interno que no tardó en saltar a los medios y en el que explícitamente ordenaba a los equipos de sus revistas que dejaran de colaborar con Richardson de manera instantánea.

Terry Richardson con Andrés Velencoso. (Foto: Terry's Diary)
Terry Richardson con Andrés Velencoso. (Foto: Terry's Diary)

Tanto es así que la circular pedía detener inmediatamente todos los proyectos actualmente iniciados con el fotógrafo, eliminarlos y repetirlos de nuevo con otros profesionales. La medida es tajante y plantea una implicación mucho más profunda en la lucha contra los abusos sexuales en el negocio de la moda de lo que la editorial ha demostrado hasta ahora.


Richardson (que nunca ha negado que se ha acostado con algunas de las modelos con las que ha trabajado, pero siempre por consentimiento mutuo) es ahora padre de gemelos y está felizmente emparejado con Alexandra Bolotow. Y asegura que ha dejado atrás esa vida de espíritu libre en la que sus sesiones de fotos podían empezar como una fiesta y acabar como una orgía.

Richardson con su amiguísimo Jared Leto. (Foto: Terry's Diary)
Richardson con su amiguísimo Jared Leto. (Foto: Terry's Diary)

El problema es que, tras la repulsa y la indignación que el público general ha mostrado ante los abusos de Weinstein, había muchas posibilidades de que alguien de la industria de la moda denunciara por fin que en este negocio siempre ha ocurrido los mismo que en el del espectáculo: que la mujer está indefensa ante los depredadores. Es lo que denuncia constantemente Cameron Russell, un top que se ha erigido en activista contra los abusos en la moda y que lleva dos semanas publicando historias reales de modelos que han sufrido todo tipo de atropellos sexuales mientras desarrollan su trabajo.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios