Dieta coreana, así tienes que comer para adelgazar y lucir una piel perfecta
  1. Estilo
  2. Ocio
Radiantes

Dieta coreana, así tienes que comer para adelgazar y lucir una piel perfecta

Siguiendo las normas de alimentación habituales en Corea del Sur podemos llegar a perder peso mientras cuidamos nuestra piel desde dentro

placeholder Foto: Dieta coreana para adelgazar. (GoodEats YQR para Unsplash)
Dieta coreana para adelgazar. (GoodEats YQR para Unsplash)

Nos maravillan ciertos aspectos de la cultura coreana, sus rituales de belleza, con los que consiguen lucir unas pieles espectaculares son uno de ellos, pero otro sin duda es su alimentación, con la que podremos contribuir, esta vez desde dentro, a lucir un aspecto más radiante mientras perdemos peso.

Una forma de comer muy diferente a la nuestra y con la que, sin que esta sea su función específica, podremos conseguir adelgazar. Esto es gracias al tipo de alimentos que conforman su dieta, muy rica en verduras frescas, arroz y pescado, así como la forma que tienen de prepararlos y de comerlos, con pequeños entrantes saludables y bajos en calorías que sacian el apetito.

placeholder Dieta coreana para adelgazar. (Jakub Kapusnak para Unsplash)
Dieta coreana para adelgazar. (Jakub Kapusnak para Unsplash)

Las verduras son ricas en fibra y resultan muy saciantes, son bajas en calorías y están presentes en la mayoría de sus platos. Entre las más habituales en su cocina destaca el kimchi o col fermentada, un probiótico que resulta muy útil para mejorar nuestra salud intestinal. Además ayuda a bajar la presión arterial y los niveles de colesterol, así como el azúcar en sangre.

Al alto consumo de verduras fresas, como las de hoja verde, pero también algas, setas, tomates… se suma el bajo consumo de carnes, optando por pescados en la mayoría de las ocasiones. Los pescados y mariscos, fuente de proteínas y ácidos grasos omega 3, reemplazan a las carnes rojas y así obtienen una dieta baja en grasas saturadas.

placeholder Dieta coreana para adelgazar. (Ra Dragon para Unsplash)
Dieta coreana para adelgazar. (Ra Dragon para Unsplash)

También es una forma de alimentación en la que el consumo de agua es prioritario. Se bebe una gran cantidad de este líquido, de hecho si lo habitual son ocho vasos diarios, el equivalente a unos dos litros, en la dieta coreana lo amplían hasta los 3 litros. Eso es sin contar las infusiones de plantas, también muy habituales.

El té verde es un gran aliado en la pérdida de peso, sobre todo porque gracias a sus propiedades antiinflamatorias nos ayuda a sentirnos menos hinchadas y más cómodas. Además también tiene propiedades antioxidantes y que ayudan a una correcta digestión.

placeholder Dieta coreana para adelgazar. (Elle Morre para Unsplash)
Dieta coreana para adelgazar. (Elle Morre para Unsplash)

Otra forma de sumar líquidos a su dieta es a través de sopas, sobre todo las picantes, platos ligeros, sencillos y saciantes que además contribuyen a una aceleración del metabolismo, por lo que aumenta el gasto energético, gracias a las propiedades de los condimentos picantes.

Clave resulta también la forma de preparar los alimentos, si quieres seguir una dieta coreana el primer paso es olvidarse de los fritos, la mayoría de sus preparaciones son al vapor. De esta forma mantienen al máximo su sabor y textura y también sus vitaminas y minerales.

placeholder Dieta coreana para adelgazar. (Vaishnav Chogale para Unsplash)
Dieta coreana para adelgazar. (Vaishnav Chogale para Unsplash)

En esta dieta no tienen cabida las harinas refinadas, ni los alimentos procesados o azucarados, tampoco los lácteos, que pueden favorecer la aparición del acné. Si lo que buscas es una dieta que te ayuda a adelgazar, lo mejor es que consultes con un médico o nutricionista.

No debemos olvidar que cada persona es diferente y lo que funciona para una no tiene por qué resultar igual para el resto. Lo importante es seguir una dieta personalizada y con la que puedas conseguir tus objetivos sin poner en riesgo tu salud.

Trucos adelgazar Adelgazar Adelgazamiento
El redactor recomienda