Logo El Confidencial
el banquero FALLECIÓ el 19 de julio de 2017

Gema Gámez, la viuda de Miguel Blesa, un año después de su muerte

Ha regresado al anonimato del que la rescató su relación con el expresidente de Caja Madrid y no ha heredado ninguna de sus propiedades. Hoy se cumple el primer aniversario del suicidio del banquero

Foto: Gema Gámez en el funeral de Miguel Blesa. (EFE)
Gema Gámez en el funeral de Miguel Blesa. (EFE)

El 19 de julio de 2017, España se despertaba con una noticia sorprendente: Miguel Blesa había fallecido. El expresidente de Caja Madrid se había suicidado por "autolesión por arma de fuego", tal y como confirmó la posterior autopsia, en la finca Puerto del Toro de Villanueva del Rey. Se había desplazado hasta allí para compartir unos días de caza al lado de unos amigos. Varios medios intentaron buscar la reacción de su joven esposa, que en los últimos meses había estado volcada completamente en él, abrumado por las causas judiciales pendientes. Según el entorno más próximo a Gema Gámez, esta reaccionó con "dolor y sorpresa" al suicidio.

Según ha podido saber Vanitatis, Gema Gámez no ha heredado de momento ninguna propiedad inmobiliaria de su marido, con el que estaba casada en régimen de separación de bienes, y está por ver que lo haga en el futuro. Las propiedades de Gámez son las mismas que tenía cuando se casó (un piso en la calle Alcalá y otro en Relatores, ambos en Madrid) y su nombre sigue vinculado a una única empresa, la extinta Octubre en Florida SL, un negocio de complementos y peletería que puso en marcha hace tiempo en un piso de la madrileña calle Goya.

Procesos legales

En esta falta de propiedades heredadas tendrían mucho que ver los procesos legales en que estaba inmerso Blesa, incluido el ya famoso caso Bankia. Aunque la responsabilidad penal se extinguió con su muerte, sí se mantuvo la responsabilidad civil y la obligación de los herederos de responder con el legado patrimonial ante los presuntos damnificados. A no ser que renunciaran a ella, sería obligación de su viuda y de su única hija, Cus Portela, emplear la herencia en cubrir las indemnizaciones.

[Miguel Blesa: esta es la propiedad con la que responderá 'post mortem' ante la Justicia]

Miguel Blesa en una imagen de archivo. (Cordon)
Miguel Blesa en una imagen de archivo. (Cordon)

La diferencia de edad entre Gámez y Blesa jugó un papel importante en la forma en la que mantuvieron en silencio su relación. La primera vez que cruzaron sus pasos fue cuando él presidía Caja Madrid y ella trabajaba en la división del mercado de capitales de la entidad. Aquello ocurrió pocos meses antes de que Miguel abandonase el banco a finales de 2009 y este quedase en manos de Rodrigo Rato. Aunque Gema dejó su trabajo unos meses más tarde, para el equipo de Caja Madrid ella y Blesa se fueron prácticamente de la mano. La marcha de uno propició la del otro.

Condenado y a la cárcel

Cuando los procesos judiciales relacionados con Bankia hicieron temblar la reputación de Blesa, su novia acabó ocupando el foco mediático de forma inevitable. Pese a que los medios trataron de arrancarle declaraciones o de convertirla en personaje público, ella se resistió por todos los medios. Abrió una peletería en el barrio de Salamanca (la mencionada Octubre en Florida SL) y trató de mantenerse al margen de lo sucedido. En mayo de 2013, cuando iba a casarse con Blesa, este fue condenado y enviado a la cárcel. El juez Elpidio Silva ordenó el ingreso en prisión del banquero por la compra, por parte de Caja Madrid, del City National Bank de Florida.

Eso hizo que su boda con Gema se retrasase hasta octubre de ese mismo año. La finca Las Jarillas fue el escenario donde tuvo lugar un enlace que estuvo lleno de noticias sorprendentes: del bótox que él se inyectó en la cara al número de invitados, que había menguado de los 300 iniciales a 150. Había razones suficientes para las ausencias. Muchos de los miembros de la cúpula del PP prefirieron borrar esa cita de su agenda y los únicos que no fallaron a la pareja fueron José María Aznar y Ana Botella. Para entonces, él ya había pasado unos meses en la cárcel de Soto del Real y su reputación parecía irremediablemente perdida.

Blesa entrando en la Audiencia Nacional. (EFE)
Blesa entrando en la Audiencia Nacional. (EFE)

La pareja vivió en una casa situada cerca del Parque del Conde de Orgaz. Una vez se casaron, se trasladaron a un 'casoplón' en El Plantío que ya estaba embargado debido a las causas judiciales de él. La casa, de 832 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas, contaba con cuatro habitaciones en suite, tres de ellas con vestidor, zona de servicio, bodega y garaje para tres coches. Todo un lujo que, dada la situación judicial de su dueño, pendía de un hilo. Tanto como la vida del propio Miguel Blesa, que acabó de forma trágica un 19 de julio de 2017, dejando a su viuda en un ostracismo que se veía venir sin la compañía de su marido.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios