Logo El Confidencial
toc, toc

En la casa de Carmen Navarro, la gurú estética de Letizia y otros vips

En sus manos se confían cada día muchos de los rostros conocidos que vemos en las revistas y la televisión. Sin embargo, su secreto para envejecer bien no es ninguna crema

Cuando Carmen Navarro comenzó su carrera profesional, montando su primer centro de belleza en Madrid, no recibió muchos apoyos por parte de su familia porque no estaba bien visto que las mujeres trabajaran. “Nos educaban para ser amas de casa. Mi padre nos decía que ninguna de sus hijas trabajaría y en cuanto pudimos lo hicimos las cuatro mujeres”.

En su caso, la tenacidad, unida a su obstinación por demostrar a los que no creían que su dedicación iba en serio, la convirtió con los años en una de las empresarias más importantes de su sector. Personajes del mundo de la empresa y la política se ponen en sus manos igual que muchos artistas y vips nacionales e internacionales. No le gusta dar nombres, pero en su caso son los propios clientes quienes presumen de pasar por sus establecimientos.

[LEER MÁS: En la casa de Pedro Ruiz]

Como muestra, las páginas de agradecimiento con nombres y apellidos conocidos que aparecen en su libro 'Belleza inteligente' (Ed. Martínez Roca). La reina Letizia, antes de formar parte del organigrama real, ya confiaba en las técnicas innovadoras de Carmen. Y cuando se convirtió en princesa, mantuvo esa fidelidad. Semanas previas a la boda, los padres y las hermanas de la actual Reina compartían sesiones de puesta a punto. La discreción siempre ha sido la norma para Navarro, pero muchas clientas ya sabían que la Princesa estaba dentro por el dispositivo de seguridad. Hay varias fotos dedicadas, tanto en los centros como en la vivienda familiar, que avalan esa confianza de la experiodista en Carmen Navarro.

 Carmen Navarro, en el salón de la vivienda.
Carmen Navarro, en el salón de la vivienda.

Entre semana no hay horario para ella. Se mueve por los cinco centros que tiene en Madrid, toma el AVE para hacer lo mismo en Sevilla y, dentro de poco, en Valencia. Pero también sabe disfrutar del ocio y de las vacaciones. Tiene su refugio a las afueras de Madrid donde se retira para descansar y compartir fines de semana con su marido, sus hijos, nietos, amigos y resto del clan Navarro. Las fotografías acreditan esa unidad y la decoración revela la influencia oriental y asiática que también forma parte de su existencia. “He viajado a Nepal y Tíbet varias veces y he compartido experiencias y conocimientos con personajes excepcionales como los lamas Ganchen, Phunset y Gimpa. Utilizan técnicas, destrezas y habilidades milenarias que me han enriquecido”.

[LEER MÁS: Mayte Spínola nos abre las puertas de la mansión que le quiso comprar Beckham]

Carmen Navarro es ahora una empresaria que maneja un gran equipo pero que no olvida que lo que más le gusta es ser esteticista, la profesión que comenzó cuando ya era madre de familia: “A mis hijos no les gustaba que trabajara fuera de casa, a mis nietos en cambio les encanta lo que hago”.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios