Logo El Confidencial
Ha estado en la subasta solidaria

El retorno de Borja Thyssen: ya puede vivir en Madrid sin 'molestar' a Hacienda

El hijo de la baronesa ha tenido que pasar 184 días fuera de España mientras su mujer y sus cuatro hijos viven en Madrid

Foto:  Borja Thyssen. (Getty)
Borja Thyssen. (Getty)

Como en ediciones anteriores, Borja Thyssen quiso estar en la subasta solidaria organizada por la empresaria Marisa Nufrio en la que su mujer, Blanca Cuesta, tiene siempre un papel destacado. Se trataba de recaudar fondos para Mensajeros de la Paz, del padre Ángel, ofreciendo a los compradores la posibilidad de adquirir una escultura que representa a la Venus de Milo 'tuneada' por 19 artistas.

En ese grupo se encuentra la nuera de la baronesa Thyssen, su mentor y maestro Pedro Sandoval; Antonio Vigo, padre de Carla (la sobrina de la reina Letizia), y Mayte Spínola, fundadora de ProArte. En total se recaudaron mas de 47.000 euros, que servirán al padre Ángel para su campaña de Navidad.

Borja Thyssen y Blanca Cuesta con el padre Ángel y otros invitados. (Cortesía Kimomi Comunicación)
Borja Thyssen y Blanca Cuesta con el padre Ángel y otros invitados. (Cortesía Kimomi Comunicación)

Y como ha sucedido otros años, las pujas más altas correspondieron a las obras de Blanca, Sandoval y Spínola, que se adquirieron por 4.800 €, 14.000 € y 3.400 €, respectivamente. Las dos esculturas de la nuera y su maestro las adquirió un anónimo coleccionista monegasco. Se rumoreó esa noche que el dueño final sería Alberto de Mónaco: "Ya tiene obra mía", explicó Sandoval a Vanitatis.

[LEER MÁS: La amateur Blanca Cuesta ya se cotiza a 6.000 euros por cuadro]

Esta vez Vigo no acudió a la cita benéfica aunque sí lo ha hecho en ediciones anteriores. El que fuera pareja de Érika Ortiz no quiere visibilidad de ningún tipo y de ahí que se inhiba de reuniones multitudinarias como esta, a la que acudieron cuatrocientos invitados. Nufrio, dueña de la clínica Smylife, creó esta original idea de que cada artista 'adorne' las obras a su estilo.

El museo, la baronesa y la renovación

El lugar elegido fue el museo Thyssen. La baronesa cede el espacio para esta buena causa. No pudo acudir a la cita aunque estaba prevista su presencia. Tita Cervera está en estos momentos intentando negociar con el Ministerio de Cultura el alquiler de su colección privada. Si no se renueva (hasta ahora es cesión gratuita), tiene intención de aceptar algunas de la propuestas de museos extranjeros como el de Dubái. Con el anterior titular, Méndez de Vigo, estuvo a punto de cerrar el trato aunque quedaban flecos importantes de acuerdos.

Borja, Blanca y el padre Ángel, en un momento del acto. (Cortesía Kimomi Comunicación)
Borja, Blanca y el padre Ángel, en un momento del acto. (Cortesía Kimomi Comunicación)

Ahora parece que la colaboración con el nuevo titular es más complicada. También estudia poner en circulación alguna de las obras de la colección Carmen Thyssen. En este caso tendría que contar con el beneplácito de su hijo Borja, cuyas relaciones filiales son ahora bastante buenas.

Carmen Cervera mantiene su residencia fiscal en Andorra, donde vive con sus mellizas. Compró dos chalets: uno para ella y otro para Borja, que tiene que pasar 184 días fuera de España para no tener problemas con Hacienda, mientras su mujer y sus cuatro hijos viven en Madrid.

A partir de esta semana ya podrá compartir vida familiar con los suyos en su chalet de La Finca porque ya ha cumplido lo que marca la ley cuando la residencia fiscal está en otro país, como sucede con el hijo de la baronesa.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios