Logo El Confidencial
polémicas palabras

Retrato de Jesús Aguirre, el padrastro "malvado" de Eugenia Martínez de Irujo

Un día antes de su 50 cumpleaños, se emite el programa en el que la duquesa de Montoro se sincera sobre el segundo marido de su madre. Este es su más fiel retrato

Foto: Eugenia Martinez de Irujo. (Limited Pictures)
Eugenia Martinez de Irujo. (Limited Pictures)

Jesús Aguirre fue el segundo marido de la duquesa de Alba, aunque llegó a considerarse el más duque de todo los duques. Hablaba en plural refiriéndose a su persona como “nosotros, los Alba”. Llegó a cancelar algunas de sus citas profesionales y sociales utilizando como excusa sus dolores de cabeza, que definía como “la endemoniada jaqueca de los Alba”. Sus amigos intelectuales le llamaban el Cura, aunque ya estuviera secularizado. El dato curioso del que presumía ante la aristócrata era que había casado a muchas de las parejas que después formarían parte de los Gobiernos de Felipe González, como ministros o como asesores. A sus homilías en la iglesia universitaria acudían parte de los personajes que después se definirían como la 'izquierda caviar'.

Desde Miguel Boyer a los hermanos Solana y Maravall, Peces Barba o la ahora alcaldesa Manuela Carmena. Para todos ellos, y más aún para las amistades de la duquesa, el noviazgo fue una sorpresa y la boda también. A los primeros les fascinaba el nuevo mundo del 'cura Aguirre'. García Hortelano llegó a decir en plan 'boutade' que los Tizianos, Velázquez y Goya le llamaban menos la atención que el surtido de gasolina que había en el palacio de Liria: "Es gratis y se lo ha instalado Campsa". A los aristócratas les parecía un horror Jesús Aguirre: “Ha metido a un rojo en su vida. Podía haberlo tenido como amante, pero no, ¡ha tenido que casarse! ¿Y esos pobres niños?", se preguntaban muy mosqueados refiriéndose a Eugenia, Fernando y Cayetano.

LEA AQUÍ. Eugenia Martínez de Irujo sobre Jesús Aguirre: "Era muy malo"

Efectivamente, Jesús Aguirre entró en la vida de los seis hijos Alba como un elefante en una cacharrería. Mientras los tres mayores (Carlos, Alfonso y Jacobo) pudieron sortear al duque, los pequeños tuvieron que sufrirlo.

La duquesa de Alba en su boda con Jesús Aguirre. (EFE)
La duquesa de Alba en su boda con Jesús Aguirre. (EFE)

En casa con el novio de mamá

Eugenia ha actualizado esa temporada familiar que califica de pesadilla en el programa de Jesús Calleja, 'Planeta Calleja'. No ha tenido reparos en explicar al aventurero la nula sintonía con Aguirre. Tenía 10 años cuando escuchó por primera vez hablar del 'novio de mamá'.

Cuando llegó la hora del compromiso aún estaban en shock y los tres pequeños llegaron a comentar: “¡Qué fuerte, mamá se casa con un cura!", según contaba Manuel Vicent en su libro 'Aguirre, el Magnífico'. Eugenia grabó el programa en el mes de julio y ha sido ahora cuando ha verbalizado su enemistad con el duque consorte y la etapa tan dura que vivió a sus once años. “Mi madre nos ha querido mucho, pero la comprensión y el cariño escaseaba. Cuando se casó con Aguirre fue pésimo para todos. Esa unión fue muy mala. Era muy culto, pero cero humano y muy malo. A mí me dijo unas cosas con once años muy duras que se me quedaron grabadas". Y cuenta como el excura le decía que si seguía viviendo en Liria era porque él quería. Incluso la llegó a hacer responsable de la salud de Cayetana: “Que si le pasaba algo a mi madre, que según él estaba enferma del corazón -cosa que era mentira-, yo sería la culpable. Yo tenía 11 años. Lloré mucho”.

Eugenia Martinez de Irujo en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Eugenia Martinez de Irujo en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Según cuenta Manuel Vicent, Jesús Aguirre siempre tuvo cierto resentimiento hacia la aristocracia, que le consideraba un advenedizo. El hecho de ser hijo de madre soltera le hizo crecer "entre misas, procesiones, concentraciones de Acciones Católica y campamentos del Frente de Juventudes. Siempre fue proclive a las amistades particulares. Fue clérigo, inteligente y gran editor". Vicent hace un retrato muy parecido al de la propia Eugenia: "Él siempre iba cambiando de amigos. Huyendo de unos y de rico en rico. Su trayectoria fue siempre ascendente y a medida que subía, iba dejando abajo a gente".

La duquesa, fascinada por su personalidad, antepuso su estado civil a su maternidad. “Siempre le defendía delante de nosotros”, ha contado Eugenia a Calleja. Tanto era así que Cayetana quiso crear una biografía alternativa asegurando que su segundo marido había puesto orden en la biblioteca de sus palacios, donde los incunables y las primeras ediciones formaban parte del patrimonio de la Casa Alba. Una verdad a medias, porque en realidad quien se había dedicado a clasificar los tesoros bibliográficos fue Luis Martínez de Irujo, primer marido de la aristócrata, que como buen amanuense pasaba noches escribiendo las fichas que años más tarde serían muy útiles para digitalizar la biblioteca del palacio de Liria.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios