Celia Flores, hija de Marisol, tras las críticas: "Me aterra el mundo que estamos creando"
  1. Famosos
UNA GRAN LUCHADORA

Celia Flores, hija de Marisol, tras las críticas: "Me aterra el mundo que estamos creando"

La cantante rindió un emotivo homenaje a su madre, Pepa Flores, en la gala de los Goya, pero ha habido comentarios muy desafortunados en las redes sociales

placeholder Foto: Celia Flores, en su actuación en los Goya. (EFE)
Celia Flores, en su actuación en los Goya. (EFE)

La gran noche del cine español de 2020 será recordada por muchos motivos, uno de ellos el encumbramiento de la película 'Dolor y gloria', que podría ser el título perfecto para una biopic de la mítica Marisol/Pepa Flores, quien, en ausencia, fue la protagonista absoluta de una gala en que sus tres hijas, María Esteve, Celia Flores y Tamara Esteve, elevaron el listón emocional de una noche en la que su nombre estuvo en boca de todos y en especial del director Benito Zambrano, ganador del guion adaptado por 'Intemperie', y Mariano Barroso, presidente de la Academia, que realizó un gran esfuerzo para convencer a la estrella de que estuviera presente, pero, como era previsible, si se conoce su trayectoria, no asistió.

El foco estaba puesto en el escenario, en el que Amaia Romero, entregada fan de la protagonista de 'Tómbola' o 'Ha llegado un ángel', fue la primera en cantar 'Canción de Marisol'. Tras la exconcursante de 'Operación Triunfo' llegó el turno de su hija Celia Flores, quien sin prisa pero sin pausa lleva años abriéndose camino en el mercado musical. La canción elegida era una de las más festivas del repertorio de su madre, 'Estando contigo', una composición del mítico Augusto Algueró y Antonio Guijarro Campoy que interpretó también Conchita Bautista en el Festival de Eurovisión de 1961.

placeholder María Esteve y Celia Flores, tras recoger el Goya de su madre. (EFE)
María Esteve y Celia Flores, tras recoger el Goya de su madre. (EFE)

Celia ha lanzado tres discos, el primero, en 2006, producido por Paco Ortega; el segundo, 'En una calle blanca', seis años más tarde, y en 2016, '20 años de Marisol a Pepa Flores', en el que rendía homenaje a su madre. Aunque tiene sobrada experiencia, esta actuación en los Goya tenía una carga emocional sobresaliente, que quedó muy patente, aunque defendió su canción con solvencia y con mucha presencia escénica.

Sin embargo, como suele ocurrir en las redes, nunca llueve a gusto de todos, algo que la ha llevado a manifestarse para hacer frente a estas críticas. Primero de todo, mostró agradecimiento por las abrumadoras muestras de cariño que ha recibido en estas semanas su madre: "Después de todo este glamour y volviendo a la realidad. Quiero escribir las cosas que pienso y siento, un millón de gracias a todos los que me habéis trasladado vuestro cariño que me queréis y conocéis".

[LEE MÁS: Tamara Esteve, la 'silenciosa' e importante labor solidaria de la hija de Pepa Flores]

A continuación, la cantante abordaba el lado menos edificante de las redes de frente: "Tras leer muchos mensajes destructivos en ciertas páginas, debo decir que me aterra el mundo que estamos creando, cuando pasan estas cosas la gente te aconseja, no entres, no digas, pero con el corazón en la mano creo que debemos hablar. En mi postura decir que por supuesto no fue mi mejor día, también decir que con respeto todo se puede decir. Te puede gustar o no gustar algo pero la destrucción es innecesaria".

Sobre su actuación, que fue aplaudidísima por los asistentes a la ceremonia en el Palacio de los Deportes Martín Carpena: "Yo no fui a hacer mi música, con músicos en directo desde un lugar tranquila. Gran responsabilidad, muchísima tensión, grabado por línea, música grabada, micrófono de felpa y sí, mi voz me temblaba y sí, nada de ello justifica que lo hiciera mejor o peor. No era la actuación de mi vida para que me vieran a mí, era un guiño y el paso al premio, y lo importante era el premio y mi madre, no yo".

placeholder Las tres hijas de Marisol. Detrás, Emilio Gutiérrez Caba, que fue el encargado de entregar el premio. (EFE)
Las tres hijas de Marisol. Detrás, Emilio Gutiérrez Caba, que fue el encargado de entregar el premio. (EFE)

Celia Flores ha alertado del lado perverso de las redes sociales y, sobre todo, del efecto pernicioso que puede tener para las nuevas generaciones: "He leído barbaridades, más millones de mensajes de cariño. Llevo muchos años luchando por mi camino respetando a todo el mundo y sin hacer daño a nadie. Intentando aprender cada día. Que por 40 segundos cualquier palabra destructiva valga y no haya ningún filtro. Nuestros hijos van a crecer en esta sociedad que estamos creando, me da terror que los fuertes puedan soportarlo, pero que los mas sensibles caigan en grandes depresiones y no haya nadie que luche por cambiar esto. Estoy plenamente de acuerdo con la libertad de expresión, pero no con los cuchillos envenenados en ira destructores de almas, y si no hacemos nada para cambiarlo, lo que más tristeza me da es ver el deterioro de la humanidad mutando a seres de piedra que intentan sobrevivir en este caos".

Y la artista pasa página al final de su mensaje, apostando por el futuro. "Sin más, sigo a lo mío, a mi camino, a cargar mi equipo e irme a tocar y seguir haciendo música con toda mi fuerza y mis ganas. Nunca me regaló nadie nada y seguiré luchando toda mi vida con respeto y amor. Que lo que haya arriba nos dé luz a todos para salvar nuestra especie".

Pepa Flores 'Marisol'
El redactor recomienda