El verano diferente de Enrique Ponce con una pandilla de veinteañeros
  1. Famosos
entre amigos

El verano diferente de Enrique Ponce con una pandilla de veinteañeros

El torero se deja ver con el grupo de amigos de su novia, Ana Soria, con los que está disfrutando de unas vacaciones atípicas

Foto: Enrique Ponce. (EFE)
Enrique Ponce. (EFE)

Enrique Ponce está disfrutando este verano de una nueva vida. Desde que se hizo pública su relación con Ana Soria lo primero que hizo fue dejar Cetrina, la finca en la que, por ahora, permanece Paloma Cuevas dedicada a su familia. Con la temporada taurina a punto de comenzar el próximo 1 de agosto en Osuna (Sevilla), el torero pasa tiempo en las fincas de sus amigos Daniel Ruiz y Samuel Flores, donde se entrena, y el resto en San José. En la zona almeriense de Cabo de Gata tienen los padres de la joven estudiante de Derecho su casa de veraneo y es también donde recientemente Ponce ha alquilado una villa, según informaba 'Vanity Fair'.

Sus tiempos son ahora muy diferentes a los de años anteriores. Lo único que conserva son sus salidas al campo de golf. El resto nada tiene que ver. Jornadas marineras con los 'suegros', con los que ya mantiene una relación intensa, cenas en los restaurantes más típicos de San José al borde del mar y citas nocturnas con los amigos de Ana, todos ellos veinteañeros.

Los nuevos amigos de Ponce. (@letiprzgarcia)
Los nuevos amigos de Ponce. (@letiprzgarcia)

Estas amistades suben a sus redes las imágenes en las que aparece este nuevo Ponce, al que se le ve feliz entre los 'teenagers' que forman la pandilla de toda la vida de su novia. Se conocen desde que eran pequeños y la joven define como “mis niños”.

Pilar, Alejandro, Isabel, Natalia o Teresa son algunos de los componentes de este grupo donde, por lo que se ve, el torero se encuentra muy a gusto. La diferencia de edad con los veinteañeros parece que es algo que no preocupa a Ponce. Se han convertido en sus incondicionales seguidores de Instagram. Seguramente algunos de ellos acompañarán a Ana a la plaza de toros de Osuna durante la reaparición de Ponce, si la joven toma la decisión de estar presente esa tarde.

Ana Soria. (RRSS)
Ana Soria. (RRSS)

Por parte de Paloma Cuevas, nada ha cambiado. Sigue recluida en la finca que fue el hogar conyugal durante la pandemia y por ahora no hay cambios legales en sus vidas. En su momento plantearon una separación de mutuo acuerdo que, por ahora, solo es efectiva para ellos mismos. No se ha presentado en ningún juzgado los papeles de divorcio y, según confirman a Vanitatis, no hay motivos para ninguna guerra de tipo patrimonial. La cronología de la separación interrumpida por el coronavirus se sitúa después de Navidades y no hace dos años.

Las imágenes de Ponce en sus redes sociales así lo acreditan. En noviembre de 2019, Cuevas y él viajaron a Málaga invitados por Antonio Banderas, que estrenaba su musical 'A Chorus Line'. Una vez acabada la función, el actor quiso festejar a sus amigos y cenaron en El Pimpi, uno de los restaurantes con más solera de Málaga. Banderas y el torero formaron un dúo cantando rancheras con baile entre Paloma y Enrique incluido.

Antes de esa fecha, el 8 de julio de 2018, acudieron a la boda de sus amigos Mariu y Víctor, tal y como aparece en la red social del torero. De nuevo testigos presenciales, al rememorar aquella noche, los recuerdan como una pareja que se quería. El mismo recuerdo que guardan los invitados que, como ellos, acudieron a la gala Starlite en agosto. En vez de marcharse al día siguiente pasaron el fin de semana en Marbella. Un año después, en 2019, repitieron agenda.

Enrique Ponce Ana Soria
El redactor recomienda