Logo El Confidencial
MÁS DE 800 METROS CUADRADOS

La mansión de Chábeli pierde valor: 130.000 euros menos desde que la compró en 2014

La única hija de Julio Iglesias e Isabel Preysler vive refugiada de la prensa en el exclusivo barrio de Pinecrest, donde tiene una casa a su nombre que compró por 2,5 millones

Foto: María Isabel Iglesias Preysler, Chábeli.
María Isabel Iglesias Preysler, Chábeli.

María Isabel Iglesias Preysler siempre fue Chábeli para el público español, un público del que la única hija de Julio Iglesias e Isabel Preysler huyó hace ya años para refugiarse con su familia en Miami. Allí, en la bella zona de Pinecrest, la primogénita del clan tiene una bonita casa valorada en 2.343.554 dólares (1.999.363 euros), un buen monto pero nada del otro mundo si la comparamos con la de su hermano pequeño, Enrique, que vive en una mansión de 20 millones de euros.

LEA MÁS. Iglesias y Kournikova: 230.000 euros en reformas en cinco años

Además, la casa se ha devaluado, pues la compraron por 2.495.500 dólares (2.128.993 de euros). El cálculo es sencillo: con el tiempo, Iglesias ha perdido 129.630 euros en su inversión inmobiliaria.

Chábeli Iglesias, con su marido, Christian Altaba, en 2010 en Jerez. (EFE)
Chábeli Iglesias, con su marido, Christian Altaba, en 2010 en Jerez. (EFE)

La casa de Chábeli está inscrita a su nombre en el registro de la propiedad del condado de Miami-Dade, público como casi todos los registros oficiales de EEUU. La vivienda cuenta con 812 metros cuadrados en un terreno de 972 en total. A diferencia también de la de Enrique, la de Chábeli no está cerca del mar, sino en un barrio acomodado, rodeado de palmeras y jardines clásicos, donde las altas vallas y la frondosa vegetación impiden ver las viviendas que se resguardan de los curiosos.

Siete habitaciones

La de la primogénita de la familia tiene dos plantas, siete habitaciones y nueve cuartos de baños. Además, cuenta con una gran piscina con porche. En 2014, según la prensa, Chábeli y su marido, Christian Altaba, decidieron vender una casa de su propiedad para adquirir este inmueble, cuya compra firmaron el 17 de enero de 2014. Cuando la adquirieron, la vivienda estaba totalmente reformada, según detalla el registro, a través de la inmobiliaria DS Realty INC.

LEA MÁS: Guía práctica para saber quién es quién de los hijos de Julio Iglesias

La casa estaba a la venta desde hacía un año y su precio se incrementó una vez pasada la crisis económica iniciada en 2008. Por eso, el precio aumentó en un solo año, de 1.904.900 de dóalres en 2013 a los 2.495.500 dólares que pagó el matrimonio en 2014.

Isabel Preysler y su hija Chábeli, en 2010 en Miami. (EFE)
Isabel Preysler y su hija Chábeli, en 2010 en Miami. (EFE)

La propiedad se construyó el año 2000 y la piscina costó 24.300 dólares, a los que habría que sumar los 3.499 del jacuzzi anexo. Fue la parte más cara de los accesorios de la vivienda, que cuenta también con un patio de ladrillos (costó 5.346 dólares) y con una verja de 1,5 metros de altura, cuya elevación costó 5.644 dólares. Las vistas dan al jardín, ni al mar ni a la montaña. No por ello se dejó de construir un precioso mirador que costó 10.458 dólares.

Segunda casa

En Pinecrest vive el matrimonio con sus dos hijos, Alejandro y Sofía. La anterior casa la vendieron por un precio de 2,8 millones de euros, algo que los expertos calificaron de “ganga” en su momento.

LEA MAS: El bebé de Boyer y Verdasco llegará a una hogar con potencia económica (aquí las pruebas)

La vida de Chábeli ha cambiado en los últimos años, en los que ha pasado de intentar labrarse una carrera en los medios de Florida, en especial en Univisión, donde incluso tuvo un programa, a ser una mujer alérgica a la prensa. Un día anunció que había sido madre de su segunda hija, Sofía, sin que nadie en España supiera ni siquiera que estaba embarazada. Tanto es así que su marido, que posee una cuenta en Instagram, la tiene cerrada al público.

La última vez que estuvo en Madrid por cuestiones laborales fue en 2015, cuando acudió a un acto de la joyería Suárez. Luego la hemos visto en la boda de su hermana Ana Boyer con Fernando Verdasco, y poco más. Lleva una vida discreta en su casa de Pinecrest junto a su familia, no suele acudir a citas sociales en la ciudad y nadie allí la considera ya una ‘celebrity’.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios