El shock de Julio Iglesias en el aeropuerto de Barajas que cambió su vida
  1. Famosos
LA SENTENCIA DE PREYSLER QUE LO NOQUEÓ

El shock de Julio Iglesias en el aeropuerto de Barajas que cambió su vida

En Barajas, el cantante vivió uno de los episodios más dolorosos de su vida. "me quedé clavado sin procesar lo que había sucedido”, llegó a reconocer

Foto: Julio Iglesias. (Getty)
Julio Iglesias. (Getty)

El 23 de septiembre pasado, Julio Iglesias cumplía 77 años. No hubo fiesta en la mansión de Punta Cana ni reunión familiar. Entre otras cosas porque Miranda y sus hijos viven en Miami aunque viajan a menudo al paraíso particular de su padre en la República Dominicana. Por otro lado porque al cantante nunca le ha gustado que le recuerden su fecha de aniversario.

Este 2020 ha sido un año difícil. Tuvo que cancelar sus conciertos por el coronavirus y hace unos meses sufrió una caída de la que se está recuperando como él mismo contó.

[LEA MÁS: Cuando la madre de Julio rociaba su cama con agua bendita y la pillada a Preysler]

En estos aniversarios siempre hay un recuerdo para su vida amorosa, que fue larga y extensa aunque nunca existieron las tres mil mujeres. Como él mismo reconoció hace unos años, ese comentario fue una boutade que los medios se tomaron en serio. “No habría tenido tiempo de cantar”, aseguraba con ironía cuando le preguntaban por este tema.

Julio Iglesias. (EFE)
Julio Iglesias. (EFE)

Lo que sí es cierto es que hubo una millonaria de Tijuana que llegó a ofrecer 25.000 euros por un encuentro sexual con él. La leyenda de latin lover siempre le acompañó aunque en realidad en su vida solo hubo dos mujeres con las que tuvo descendencia. El resto forman parte de la lista de afectos sin mayor recorrido.

La primera fue Isabel Preysler y la última Miranda, a la que conoció en un aeropuerto y con la que acabó teniendo cinco hijos.

Y si con Miranda el inicio de su historia sentimental comenzó en una terminal de Yakarta, otro aeropuerto, el de Barajas, fue el escenario que eligió Isabel Preysler para zanjar de una vez por todas las infidelidades de su marido con una frase que no tenía vuelta atrás.

Julio Iglesias e Isabel Preysler el día de su boda.(Getty)
Julio Iglesias e Isabel Preysler el día de su boda.(Getty)

Semanas después del “hasta aquí hemos llegado”, el 21 de julio de 1978 firmaba el divorcio de mutuo acuerdo.

En los siete años que había durado el matrimonio era la primera vez que Isabel acudía al aeropuerto a recoger a su marido. De ahí la extrañeza por parte del cantante, que llegaba de una gira de un mes por Argentina, al encontrar a su esposa en la sala de equipajes con cara de pocos amigos.

Todo habría sido diferente si hubiera estado con Chábeli, que ya tenía siete años. Pero no, estaba sola y fue entonces cuando le informó a Julio de que después de las últimas informaciones que le habían llegado de su historia con la miss panamericana Graciela Alfano, no aguantaba más.

Julio Iglesias durante una actuación en el Albert Hall. (Getty)
Julio Iglesias durante una actuación en el Albert Hall. (Getty)

Esta determinación dejó en shock a Julio Iglesias, que ya no volvió a su casa de San Francisco de Sales, que era el hogar conyugal.

Isabel se marchó como había venido y el cantante ya no tuvo ninguna posibilidad de pedir perdón.

Años después, recordaba en unas mini memorias que escribió para la revista TIEMPO que nunca se olvidaría de esa ruptura inesperada en el aeropuerto de Barajas: “Mientras Alfredo Fraile se encargaba de las maletas, me quedé clavado sin procesar lo que había sucedido”.

Julio Iglesias y Miranda en una imagen de archivo. (EFE)
Julio Iglesias y Miranda en una imagen de archivo. (EFE)

Tuvieron que pasar doce años para que Miranda Rijnsburger coincidiera con Julio Iglesias en un aeropuerto de Indonesias y se convirtiera primero en su acompañante habitual y más tarde en la madre de sus cinco hijos.

Han pasado más de tres décadas desde ese encuentro. Julio Iglesias ha cumplido 77 años y siempre recordará que en Barajas le dejaron y en Yakarta encontró a su última compañera de viaje.

Julio Iglesias Isabel Preysler
El redactor recomienda