“Un ser lleno de luz”: Nano, el hermano al que Paloma Cuevas ha recordado con emoción
  1. Famosos
FALLECIÓ CON 42 AÑOS

“Un ser lleno de luz”: Nano, el hermano al que Paloma Cuevas ha recordado con emoción

Tres días después de ingresar en el hospital, el 22 de diciembre de 2014 y por una neumonía, la familia recibía la trágica noticia de su muerte

Foto: Paloma Cuevas. (Getty)
Paloma Cuevas. (Getty)

Paloma Cuevas ha querido recordar a su hermano Victoriano (Nano), que falleció hace seis años a los cuarenta y uno. Tres días después de ingresar en el hospital, el 22 de diciembre de 2014 y por una neumonía, la familia recibía la trágica noticia de su muerte. Ese momento fue el punto de inflexión para todos los que le conocían y querían. Una desaparición de un hombre joven que mantenía un perfil bajo, fuera de lo que era la presencia de su padre Victoriano Valencia, su hermana Paloma y su cuñado Enrique Ponce.

Foto: Enrique Ponce y Paloma Cuevas. (Getty)

Unos meses antes, en julio, la familia Cuevas Díaz se reunía feliz para celebrar la boda de Verónica, la hermana pequeña, con Manuel Pino. Nadie imaginaba que tiempo después el destino los golpearía y marcaría lo que sería el futuro de todos ellos.

En el caso de Paloma, que siempre ejerció de hermana mayor, con todo lo que conlleva de protección respecto a los pequeños, fue el apoyo más importante para sus padres en una situación inesperada y triste que nadie podía imaginar. A partir de ese momento, la vida cambió para todos. Una vez que cumplieron el luto, lo complicado era retomar la vida cotidiana. En este sentido, Enrique Ponce tuvo mucho que ver a la hora de pedir a su suegro que le acompañara en sus citas taurinas, tanto en España como fuera, mientras Paloma se quedaba con su madre, para la que la pérdida de su hijo varón era difícil de procesar, a pesar de su condición de católica practicante.

Divertido y buen chico

Nano, como le conocían familiarmente, tenía dos hijos aunque nunca se casó con sus parejas. El mayor, Jose Andrés, que en la actualidad tiene 18 años, es fruto de una primera relación, y Adriana, de diez, de su segunda pareja. Los dos mantienen una excelente relación con los Ponce Díaz.

Nunca quiso ser personaje público y, aunque era habitual que asistiera a las plazas donde toreaba su cuñado, no era visible para quienes no lo conocieran físicamente. Muchas veces estaba en el callejón junto a su padre Victoriano siguiendo las faenas de la tarde. Incluso a veces transmitía en directo a su madre y su hermana lo que estaba sucediendo en el albero.

placeholder  Enrique y Paloma.
Enrique y Paloma.

Como el resto de los hermanos recibió una educación privilegiada dentro y fuera de España. Cuando regresaba se instalaba en casa de sus padres en el paseo de la Habana en Madrid hasta que se independizó. Victoriano Valencia, como hizo con cada hijo, les compró a cada uno una casa, y Nano dejó la vivienda familiar para disfrutar de su independencia, que no se interponía con la convivencia de fiestas y celebraciones de los Cuevas Díaz. Los que le conocieron le definían como un buen chico, divertido, cariñoso y con un alma blanca que a veces chocaba con el mundo al que tenía que enfrentarse.

Este lunes, su hermana Paloma ha querido tener un recuerdo para un joven que se fue demasiado pronto y donde aseguraba que ser su hermana “fue una bendición”.

Paloma Cuevas