El paradigma Lidia Bedman: frenazo en redes en el mejor momento de Abascal (Vox)
  1. Famosos
INSTAGRAM

El paradigma Lidia Bedman: frenazo en redes en el mejor momento de Abascal (Vox)

La influencer, que durante el ascenso de su marido en política vio crecer el número de seguidores como la espuma, se ha estancado desde el comienzo de la pandemia

placeholder Foto: Lidia Bedman, estas Navidades. (Instagram)
Lidia Bedman, estas Navidades. (Instagram)

Lidia Bedman es una mujer incombustible. Al menos, en lo que concierne a sus publicaciones en Instagram, donde raro es el día que no empieza su jornada con unas tablas de ejercicios dignas de una superwoman (con levantamiento de pesas y rutinas imposibles para la mayoría), looks, reuniones con marcas, deberes con sus hijos y, si se tercia, alguna que otra defensa a su marido, Santiago Abascal, por supuesto. Sobre todo, cuando fue atacado con piedras en un mitin durante la campaña electoral catalana.

Una cita electoral en la que, por cierto, la formación que dirige se ha convertido en la cuarta fuerza del Parlament de la Generalitat demostrando que atraviesa su mejor momento en cuanto a repercusión y representación nacional se refiere.

Unos datos siempre en aumento desde que Vox dio el salto a primera línea de la política que, hasta ahora, habían tenido un claro reflejo en el crecimiento en redes sociales de la mujer de su líder. Lidia Bedman experimentó, tal y como relatamos en estas páginas, un considerable aumento en el número de seguidores en momentos relevantes de la vida política de su marido (desde el juicio del procés a entrevistas polémicas en la televisión). Y eso que tan solo se ha pronunciado políticamente en contadísimas ocasiones, no suele acompañarle durante actos ni de campaña ni del partido y defiende que su profesión corre por derroteros independientes a la de su marido.

No obstante, los datos no han dicho lo mismo hasta ahora. ¿Su último pico? Las elecciones generales en noviembre de 2019, donde Santiago Abascal se convirtió en el cuarto candidato más votado. Un puesto que según el último CIS, publicado a principios de semana, renovaría si fueramos a elecciones próximamente.

La desaparición del 'efecto Vox'

Sin embargo, parece que el ‘efecto Vox’ ha desaparecido de las redes de su estilosa primera dama, quien ha visto estancarse su carrera como influencer. Desde hace casi un año, prácticamente ni gana ni pierde seguidores.

Mientras en noviembre de 2019 ganó más de 46.000 seguidores, en los últimos meses apenas ha llegado a 1.000 de media al mes. Los resultados de las elecciones catalanas no han afectado a sus redes en absoluto, como se observa en la gráfica. Este mes, a día 19, no ha conseguido más que 120 seguidores. Un frenazo que atenaza su futuro como influencer.

Por lo pronto, el nivel de publicaciones, así como su frecuencia, sigue siendo el mismo. Unos posts en los que no solo nos muestra sus colaboraciones con marcas de moda y belleza, la promoción de algunos artículos de la tienda de su suegra (Moda Abascal) en el País Vasco o sus eventos junto a otros rostros conocidos de esta red social.

Foto: Santiago Abascal y Lidia Bedman. (Getty)

También muestra el día a día de sus hijos (siempre sin enseñar sus caras), algunos detalles de la decoración de su casa (acaban de comprarse un casoplón en Madrid) y fotos románticas con su marido.

Un feed de lo más variado que esperemos que cuando pase la pandemia, vuelva a dispararse como antes.

Lidia Bedman Redes Sociales Instagram Vox