Rocío Carrasco: cuando su familia admitía lo que ella está denunciando ahora
  1. Famosos
EN EL PUNTO DE MIRA

Rocío Carrasco: cuando su familia admitía lo que ella está denunciando ahora

En el proceso de nulidad de su matrimonio con Antonio David, los Mohedano y sus más allegados cerraron filas en torno a ella en sus declaraciones

placeholder Foto: Rocío Carrasco. (VA)
Rocío Carrasco. (VA)

'Rocío, contar la verdad para seguir viva' ha causado un terremoto en el seno de la familia Mohedano-Jurado, que se ha visto obligada a mover ficha y a reconsiderar o afirmarse en su postura sobre Rocío Carrasco, quien se ha manifestado en contadas ocasiones sobre ellos, ya que el eje fundamental de su relato ha sido su demoledora relación con Antonio David Flores y cómo esta ha afectado a su vínculo con sus dos hijos, Rocío y David Flores.

Cuando trascendió la noticia del documental, sus tíos Amador Mohedano y José Antonio, marido de Gloria Mohedano, insinuaban la necesidad de dinero como motivo fundamental de esta iniciativa que, sin embargo, ha removido los cimientos sociales hasta el punto de que políticas como Irene Montero o Adriana Lastra han tomado partido, y se ha sabido que las llamadas al 016, destinado a la atención a las mujeres víctimas de violencia de género, han crecido sustancialmente desde entonces.

Foto: Rocío Carrasco. (Vanitatis)

Quizás haya sido Rosa Benito, por su labor de colaboradora en 'Ya es mediodía', la que más se ha pronunciado sobre su sobrina (recordemos que Rocío Carrasco la sigue considerando su tía, pese a estar divorciada de Amador Mohedano), pero también lo han hecho su exmarido y José Ortega Cano, quien ha suavizado su postura en las últimas declaraciones en 'Viva la vida', donde contó que no había invitado a Antonio David Flores a su boda con Ana María Aldón, ahora colaboradora de este espacio: "Era con el deseo de que estuvieran allí los hijos, como otros miembros de la familia. Era una situación difícil, pero bonita, por el cariño que les tengo. Eso no significa que yo tenga nada en contra de Rocío Carrasco y de Fidel Albiac".

placeholder Rosa Benito, en 'Ya es mediodía'. (Telecinco)
Rosa Benito, en 'Ya es mediodía'. (Telecinco)

Dos décadas atrás, la relación entre Rocío Carrasco y su familia era muy distinta a la actual. Algo que quedó de manifiesto en el Tribunal Eclesiástico en 2001, cuando tuvo lugar el proceso de nulidad matrimonial de su boda con el ex guardia civil. Las declaraciones que hicieron sus seres queridos son muy significativas en estos momentos. En ellas se evidencian algunos de los argumentos esgrimidos por ella en la serie documental, y por eso fueron incluidas también en la denuncia que interpuso contra su exmarido por un presunto delito de lesiones psicológicas.

Rocío Jurado era muy clara al respecto: "Ha sido una convivencia siempre mala, sin afecto ni fidelidad por parte de David. Vi sufrir mucho a mi hija, él se mofaba de ella", decía 'la más grande', en la línea de sus afirmaciones en el programa de Mirtha Legrand un año antes en Argentina, por el que fue demandada por Antonio David y que este acabaría perdiendo, obligado a pagar unas costas de un millón de euros aproximadamente, lo que acabaría lastrando sus finanzas durante muchos años.

Foto: Rocío Jurado, en una actuación. (EFE)

José Ortega Cano también se pronunciaba contra Antonio David: "La convivencia conyugal ha durado poco, como dos, tres años, y es porque no ha ido bien. David no tenía imagen de esposo dedicado a su compromiso matrimonial, tenía sus libertades".

Gloria Mohedano, tía materna de Rocío, también apuntalaba esa idea: "La convivencia ha durado muy poco, signo de su falta de integración". Mientras que su marido, José Antonio Rodríguez, una de las personas más críticas con Rocío Carrasco en los últimos tiempos, declaraba entonces: "La convivencia ha durado tres años como mucho, pero hay que incluir en ello la separación de hecho dentro de la misma casa. La presencia de David era ya molesta en la casa de Rocío madre de Madrid. El trato con el servicio por parte de él era muy exigente, entraba y salía, y llegaba cuando quería".

placeholder Rocío Carrasco, en la docuserie. (Mediaset)
Rocío Carrasco, en la docuserie. (Mediaset)

Las supuestas infidelidades es algo que la propia Rocío Carrasco destaca en su declaración: "Estando yo embarazada de mi segundo hijo, estando veraneando en Chipiona, él tontea con unas y otras, y mantiene una relación con una camarera de un bar. Inicia contra mí un maltrato psicológico fuerte por estos motivos... Yo trataba de evitar aquello saliendo con él, aunque ya estaba muy avanzada en el embarazo".

Algo que corrobora su tía, Gloria Mohedano: "Se iban juntos a la playa, se venía ella sola en pleno calor, andando con la tripa, porque él no quería traerla sino que se quedaba allí con otra gente, donde había mujeres".

Foto: Antonio David Flores. (VA)

Otro testimonio crucial es el de Juan de la Rosa, quien era una de las personas que más quería a Rocío y de su más absoluta confianza: "Él salía de noche y volvía por la mañana. Esto lo vi yo. Alguna vez tuvo que dormir en el patio, metido en el coche, porque no se le abría la puerta".

Y en esa línea redunda José Antonio Rodríguez: "Tuve una conversación con Antonio David para recriminarle su conducta. Él no me lo negó sino que me dijo: 'Sé lo que tú harías, si se te pusieran dos buenas tetas delante'. Yo le respondí: 'No sé lo que haría yo, pero contigo pasa lo que pasa con el que se salta el semáforo y lo cogen'. Esto fue en el jardín de la casa de Chipiona".

Rocío Carrasco Antonio David Flores Rocío Flores Carrasco
El redactor recomienda