Luis Masaveu y Carmen Janeiro vendieron su palacete de Sierra Blanca el pasado mayo
  1. Famosos
CIFRA MILLONARIA

Luis Masaveu y Carmen Janeiro vendieron su palacete de Sierra Blanca el pasado mayo

Según la revista 'Semana' el millonario y la hermana de Jesulín de Ubrique habrían roto su relación, pero nadie lo ha confirmado ni desmentido

Foto: Carmen Janeiro en una imagen de archivo. (CP)
Carmen Janeiro en una imagen de archivo. (CP)

Luís Masaveu y Carmen Janeiro vendieron el palacete de Sierra Blanca en el que habían residido en Marbella antes de que la hermana de Jesulin de Ubrique se marchase a vivir en Portugal. La fecha de la venta se efectuó el pasado mes de mayo, según ha sabido Vanitatis en exclusiva, y el precio se fijó en 4.5 millones de euros a unos inversores, que pagaron la cantidad solicitada para ocupar el inmueble de una de las zonas más caras de España. Según un estudio publicado este martes por Idealista el emplazamieno es la millonaria urbanización Sierra Blanca, considerada una de las zonas de más caché de España.

Al lado está la calle Mozart, al que el estudio de este portal inmobiliario la sitúa como la tercera calle más cara de España. El palacete de Sierra Blanca de la pareja estuvo varios meses puesto a la venta. Vanitatis pudo hablar entonces con una de la agencias inmobiliarias que llevaba la venta de la espectacular villa. “La casa es un dulce y entran y salen muchos clientes a verla. La tenemos puesta a la venta en 4,5 millones de euros. Y nos dan unos honorarios del 3% a la agencia. Ahora con la pandemia hay un parón en las ventas. Pero en la zona de Sierra Blanca todo se vende y esperamos que con esta villa también sea así". Y lo cierto es que los propietarios no tuvieron mucho que esperar, porque a finales de mayo del 2021 se vendía el inmueble a un grupo inversor.

Carmen lo arreglo todo

Uno de los motivos por los que Carmen Janeiro tardó más tiempo en reunirse en Portugal con su pareja, el millonario empresario Luís Masaveu, fue porque estaba ocupándose personalmente en Marbella de todos los pormenores de la venta de la vivienda. Mientras se vendía el inmueble, ella ocupó parte de la vivienda, que estaba cerrada al público que la visitaba, y donde la pareja tenía almacenados enseres personales de la década en que la fue habitada por los Maseveu-Janeiro. Los jardines en concreto son una de las joyas de la vivienda y Carmen se ocupó de que lucieran bonito para los visitantes, dándole todos los cuidados. La familia Maseveu se ha caracterizado siempre por una enorme discreción, aunque con la venta de la casa no lograron impedir que la noticia trascendiera a la prensa.

placeholder La casa de Carmen Janeiro y Luis Masaveu. (Idealista)
La casa de Carmen Janeiro y Luis Masaveu. (Idealista)

Carmen Janeiro, que desde hace un tiempo ha intentado salirse del foco mediático no lo ha conseguido del todo. En estos últimos meses viajó hasta la localidad gaditana de El Bosque para desmantelar su anterior casa. Ella, muy unida a su familia, no entra ahora en los “dimes y diretes” de las guerras internas. La pequeña de los Janeiro sigue muy centrada en sus negocios y tiene la vista puesta en un pequeño hotel de Sevilla que podría adquirir si llega a un acuerdo en las negociaciones con los propietarios. Su vida, como hace unos meses le decía a la redactora que escribe esta información en una clase de yoga, está fuera del panorama mediático. Tras ser el centro de las páginas de las revistas del corazón y acudir a platós de televisión para hablar de lo que sucedía en su relevante familia, pasó de la noche a la mañana a un segundo plano.

Su inmersión interior en el mundo del yoga ha cambiado la manera de enfocar su vida y como ella misma nos relata: “el mundo del 'cuore' pertenece a otra etapa de mi vida. Ahora en esta fase de mi existencia estoy centrada en otro tipo de cosas, que son las que realmente me llenan”. Y este verano uno de sus refugios es el yoga, disciplina de la que es profesora.

¿Cómo es el nido de amor de Sierra Blanca?

La pareja echará de menos su nido de amor en Sierra Blanca. La mansión que han vendido tiene más de 600 metros cuadrados, distribuidos en dos plantas, buenas vistas al mar y un amplio jardín. En la planta baja se encuentran dos extensísimos salones, con dos decoraciones diferentes, que ellos entregaron ya amueblados, con sofás de cuero y terciopelo que rodean las mesas. La cocina está completamente equipada y los detalles son en mármol, uno de los materiales estrella de la vivienda, que ha sido uno de los reclamos en su venta.

placeholder La casa de Carmen Janeiro y Luis Masaveu. (Idealista)
La casa de Carmen Janeiro y Luis Masaveu. (Idealista)

El palacete cuenta con seis dormitorios dobles con un espacioso baño privado cada uno. Y la joya de la corona son sus jardines, que ocupan 2.000 metros cuadrados de parcela, donde, además del exuberante jardín, se encuentra uno de los grandes atractivos de la vivienda: la piscina exterior desde la que se divisa el mar.

Masevau en Portugal

Luis Masevau, el millonario empresario que, según parece, vuelve a ser uno de los solteros de oro más cotizados, trabaja en el área inmobiliaria de la corporación familiar. Lleva desde el mes de diciembre pasado a caballo entre Portugal y Suiza. El empresario alquiló una casa en el país luso, en la que se ha vivido también con Carmen Janeiro. El asturiano, miembro de una de las familias más adineradas de España, a la que le atribuyen un patrimonio de unos 2.000 millones de euros, parecía haber consolidado su relación con la que la hermana del torero Jesulin de Ubrique, formando una familia, pero contra todo pronóstico, la revista 'Semana' cuenta estos días que podrían haberse separado. Esto ni lo confirma ni lo desmiente la pareja. Vanitatis ha podido hablar con el entorno de Carmen en Marbella, que suscriben “no tener clara esa separación definitiva, ya que ellos siempre han tenido sus idas y venidas”.

Masaveu es vocal desde el 2015 en el Consejo de Administración de Liberbank y la fusión de Unicaja Banco y Liberbank acordada a finales de diciembre de 2020 le han tenido a caballo entre Portugal, Suiza y España.

Jesulín de Ubrique
El redactor recomienda