Muere Sylvia Polakov, la gran fotógrafa de la jet y la Movida (y retratista de la reina Sofía)
  1. Famosos
IN MEMORIAM

Muere Sylvia Polakov, la gran fotógrafa de la jet y la Movida (y retratista de la reina Sofía)

Figura legendaria, delante de su lente no solo posó la Reina emérita, también figuras tan dispares como Sofía de Habsburgo, Luis Escobar, Antonio Banderas o Isabel Preysler

Foto: Sylvia Polakov, en una imagen de su perfil de Instagram.
Sylvia Polakov, en una imagen de su perfil de Instagram.

Se nos ha ido una leyenda de la fotografía en nuestro país. Una de las profesionales de la imagen que mejor ha captado la esencia de nuestros famosos. Esta ha sido Sylvia Polakov, que llevaba sin actualizar su muy activa cuenta de Instagram desde el pasado mes de septiembre. Una cuenta deliciosa de visitar y, pese a que tenía menos de 2.000 seguidores, llena de contenido que es historia de España. Ha sido precisamente en esta red social donde han dado la triste noticia: "Con gran tristeza anunciamos el fallecimiento de SYLVIA POLAKOV el 25 de noviembre de 2021."

De hecho, sus últimos posts, del 28 de septiembre del año pasado, nos mostraban dos fotografías emblemáticas, una de un jovencísimo Antonio Banderas con la que fuera su primera mujer, Ana Leza (hacía una pequeña intervención en 'Mujeres al borde de un ataque de nervios', de Pedro Almodóvar), y otra de Isabel Preysler en una espléndida juventud en 1977, al igual que la anterior, en blanco y negro.

Figura clave por haber retratado como nadie a la aristocracia e incluso a la reina Sofía, en uno de sus retratos más recordados, encontró en Marbella y Madrid dos de los epicentros para algunos de sus trabajos más celebrados, y los famosos, de cualquier condición, porque en ese sentido fue muy 'democrática', posaron delante de sus lentes fotográficas, como ella manifestaba en 'Josie's World', a propósito de la singularidad de su carrera: "Posiblemente el aspecto especial es la diversidad de campos en los que he desarrollado mi trabajo, siendo todos por encargo: me he apuntado a todo. Moda fue lo primero que hice, retratos, eventos, bodas, catálogos, publicidad, revistas de moda, corazón… ¡Todo me gustaba y me sigue gustando! Incluso me apunté a hacer fotos en 'Interviú' porque era la revista que más se vendía en España en aquel momento".

placeholder La reina Sofía, retratada por la emblemática fotógrafa. (Casa Real/Sylvia Polakov)
La reina Sofía, retratada por la emblemática fotógrafa. (Casa Real/Sylvia Polakov)

Una fotógrafa tan versátil que lo mismo hacía portadas para discos de Massiel, la primera de hecho, o Lolita Flores que sacaba fotos con Carmen Cervera en 'Interviú', sublimaba la belleza de Sofía de Habsburgo, fotografiaba el lado profesional de Elena Ochoa Foster o retrataba el lado mas insólito y divertido del berlanguiano Luis Escobar (además de haber hecho unas 250 producciones para '¡Hola!'). Nada se le resistía a una mujer que se movía como pez en el agua en las fiestas más glamurosas: "Además de revistas, me divertía hacer fotos en las fiestas fantásticas que me encargaban, organizadas por Jean Louis Mathieu y Ramiro Jofre, que convertían la discoteca Joy en Versalles".

En un reportaje publicado por 'Vanity Fair' firmado por Boris Izaguirre explicaba el porqué de su fascinación por Madrid entre la transición y la movida madrileña: "París estaba en decadencia, Londres era una mierda y en Roma no se podía estar por los secuestros, había un clima político terrible. Entonces muchos jóvenes europeos miramos hacia Madrid. No había ya dictadura, la gente era guapa. Nunca cenabas antes de las once de la noche, todo el mundo que conocías estaba creando algo diferente... Había necesidad, hambre de mezclarse. Flamencos con chicos de familias bien, gays con heteros, arquitectos con maquilladores, anticuarios con galeristas de arte moderno".

Su hermana Diana, que fue modelo y actriz ocasional, fue pareja durante una década de Ramoncín, con quien tuvo una hija, Andrea, y ambas han llevado una vida muy disceta alejadas de los focos, aunque fue Sylvia quien tuvo una dimensión pública mucho mayor por el cariño que le tenían los personajes a los que fotografió y por el enorme respeto y aprecio de la profesión.

Desde Vanitatis queremos hacer llegar nuestras condolencias a sus seres queridos y rendir homenaje a su figura.

Ramoncín