Buena cocina y esquí en Innsbruck
  1. Gastronomía
gastronomía en hoteles

Buena cocina y esquí en Innsbruck

Innsbruck es la ciudad alpina por excelencia. De hecho está considerada como la capital de Los Alpes, por las 9 estaciones que la rodean

Foto: Foto: Innsbruck Turismo
Foto: Innsbruck Turismo

Innsbruck es probablemente la ciudad alpina por excelencia. Dehecho, está considerada como la capital de Los Alpes, gracias a las 9 estaciones que rodean la ciudad, sus 90 remontes modernos y 300 kilómetros de pistas para todos los niveles, con una calidad de nieve excelente. Todo ello hace de Innsbruck uno de los grandes dominios de esquí europeos. Noen vano, ha sido ya sede de los juegos olímpicos de invierno en tres ocasiones. Si a todo ello unimos que las 9 estaciones están justo sobre la imperial Innsbruck, la ciudad se posiciona automáticamente como uno de los destinos más apetecibles para esquiar y comer bien.

Presentamos tres grandes hoteles que unen buena gastronomía y la posibilidad de disfrutar de la mejor nieve, a solo unos pasos del centro de la ciudad. Desde la estación de la arquitecta Zaha Hadid, una cabina te acerca a los remontes en solo 10 minutos.

Nala

Es un hotel único, de diseño rompedor y diferente y en pleno centro de la ciudad. Un capricho con terrazas interiores iluminadascon velas, yhabitaciones originales de diferente diseño y de distinto tamaño para una sola persona o familias.

El hotel cuenta con uno de los dos mejores restaurantes italianos de la ciudad. The Berettadebe su nombre a Francesco Beretta, su chef. Formado en distintos restaurantes franceses e italianos, es un chef que trabaja con pasión y corazón, que transmite a sus platos. El comedor, como no podía ser de otra forma, es también de diseño, dominado por grandes lámparas que reposan directamente sobre las mesas, unas corridas y otras independientes. La última vez empezamos con unas crujientes bruschettas al pomodoro para abrir boca. Después probamos una fresca y rica ensalada de espinacas, tomates secos, queso y dátiles, muy buena, y un risotto de salami muy correcto, todo ello regado con cerveza.

Grand Hotel Central

Es el hotel de la ciudad por excelencia, un clásico renovado y actualizado, moderno y situado donde suelen estar los grandes clásicos, frente a la estación de tren, en este caso en la mayor encrucijada de vías de Europa, un paso natural de un lado a otro del continente. El Grand Hotel Central y su restaurante Europa Stüberlofrecen cocina tirolesa tradicional, con presentaciones y elaboraciones actualizadas conforme a los cánones más actuales; en un ambiente absolutamente local pero con cierto refinamiento. Un lugar donde disfrutar de la cocina regional de una forma más cómoda.

En este caso recomiendo un menú degustación de tres platos que permite saborear especialidades tirolesas en versiones modernas y más ligeras que la contundente cocina de la región.

Adler Hotel

El restaurante Falstaff,ubicado en uno de los hoteles más modernos de la ciudad,goza de las mejores vistas de todo Innsbruck. El restaurante está situado en la última planta del hotel,en la azotea del edificio más alto de la ciudad para regalar las mejores vistas de Innsbruck, situándose casi a la altura de las cimas de las montañas que la rodean. Su cocina es la más internacional y moderna de las tres opciones, y su ambiente es el más cosmopolitay elegante de la ciudad. Es un lugar único al que no hay que dejar de ir para disfrutar de una buena cena sobre los tejados de la ciudad.

El redactor recomienda