Logo El Confidencial
NOTICIAS

Belén Ordóñez: "No me estoy muriendo"

Los médicos le han dicho que tiene que dejar de fumar debido al estado de sus pulmones. Y le pusieron como “mal” ejemplo el del fallecido escritor

Foto: Belén Ordóñez: No me estoy muriendo
Belén Ordóñez: "No me estoy muriendo"
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Los médicos le han dicho que tiene que dejar de fumar debido al estado de sus pulmones. Y le pusieron como “mal” ejemplo el del fallecido escritor Terenci Moix, que padeció una enfermedad irreversible por no hacer caso a sus galenos, cuando le pidieron que dejara el tabaco.

    Pero, al igual que Terenci, Belén Ordóñez tiene poca fuerza de voluntad y le cuesta lo suyo mentalizarse de que los cigarrillos tienen que pasar a mejor vida. Vamos, que debe olvidarse totalmente de ellos para prevenir males mayores.

    En un programa de televisión vespertino comentaron que los médicos le daban un año de vida si no se cuidaba, pero ella se muestra indignada, y asegura que “no me estoy muriendo, ni mi médico me ha dado un plazo de vida. Procuro cuidarme más para que lo del enfisema pulmonar que me acaban de diagnosticar no vaya a más. Me estoy mentalizando del todo para quitarme el tabaco”.

    Eso sí, está muy preocupada, y una amiga le recomendó apuntarse a un tratamiento específico en el que juega un papel básico la hipnosis. Belén se puso en contacto con la persona que se ocupa del tema, y, según ha podido saber Vanitatis fue varios días a consulta pero no quedó muy convencida y lo dejó.

    Y eso que un amigo suyo siguió ese mismo tratamiento y los resultados fueron del todo satisfactorios, lo que animó a la hermana de la desaparecida Carmina Ordóñez a “embarcarse en la aventura”. Pero intento fallido.

    Su último recurso ha sido acudir a la consulta de un psicoanalista argentino. Y, de momento, ha logrado bajar el consumo de cigarrillos, de unos cincuenta que se fumaba al día, a quince. Algo que le ha animado a llegar hasta el final.

    Como ya adelantamos en exclusiva hace más de un mes, la Ordóñez tuvo que ser ingresada en el hospital Ruber madrileño tras sufrir una neumonía. Parecía curada, pero a los pocos días se sintió muy mal, apenas podía respirar, y le diagnosticaron un enfisema pulmonar, algo muy serio y que necesita que el paciente se cuide especialmente. Y en ese cuidado es primordial dejar totalmente de fumar.

    Una persona muy cercana a Belén ha contado a Vanitatis que “todos la animamos a que abandone el tabaco, pero está tan enganchada a los cigarrillos que será una verdadera odisea convencerla para que lo deje. Si no se toma esto en serio, va a acabar muy mal”.

    Enlaces relacionados

    - Belén Ordóñez y su hija por fin comparten casa

    - La nueva vida de Belén Ordóñez

    Noticias
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios