Por qué adelantó su boda Carla Goyanes
  1. Noticias
NOTICIAS

Por qué adelantó su boda Carla Goyanes

La súper boda religiosa de Carla Goyanes y Jorge Benguría en Casares, el próximo 16 de julio, sigue su curso. Ni se retrasa ni se cancela ni han

La súper boda religiosa de Carla Goyanes y Jorge Benguría en Casares, el próximo 16 de julio, sigue su curso. Ni se retrasa ni se cancela ni han surgido problemas sentimentales de última hora. Tampoco se ha reconvertido en Julia Roberts y ha huido en plan Novia a la fuga.

Todo es mucho más simple en la variable afectiva de la hija de Cary Lapique. Lo único que ha cambiado es que ya han cumplido con el tramite civil, según contaba Consuelo Font en La Otra Crónica. El dato que aportaba la periodista ha sido el certificado matrimonial de la pareja. Se casaron el pasado 11 de abril en los juzgados de Familia de la calle Pradillo, al mediodía. Como testigos, Carlos Goyanes, padre de la novia y Concepción Astorqui, madre del contrayente. Después un almuerzo y ahí acabó la celebración.

Para la pareja fue un puro trámite legal que poco tienen que ver con las emociones y las convicciones religiosas de ambos. Se debe exclusivamente a una cuestión profesional relacionada con el trabajo del ya marido para la administración, porque a ojos de la iglesia aún es soltero. Jorge, que trabaja en la banca privada, tiene una oferta laboral en Estados Unidos y se instalarán allí después de la boda.

Dados los requerimientos burocráticas que Inmigración les exigía para no viajar como turistas y, por lo tanto, tener que salir del país en cuanto ese visado hubiera expirado, la pareja ha preferido simplificarlos presentado el certificado matrimonial.

Carla tiene intención de trabajar y no ejercer de ilustre ociosa. Estudió Icade con muy buenas notas, trabaja en la inmobiliaria de la familia y tiene varios máster, además de ayudar a su hermana Caritina en Six Sens, una empresa de catering con una espléndida cartera de clientes, porque en estos temas gastronómicos de poco sirve el no ser eficaz y profesional.

La burocracia ha sido la única razón del paseo de Carla y Jorge por los juzgados de la calle Pradillo. La que vale es la boda de julio, que será todo un acontecimiento social dadas las relaciones familiares y amistosas de los Goyanes/Lapique y el número de invitados, que podría sobrepasar los 500. Los novios han elegido como marco incomparable la finca Cortesín en la localidad de Casares, muy cerca de Marbella, donde la joven ha veraneado toda su vida.

El secreto mejor guardado de la boda de Carla Goyanes

El secreto de la dieta de Caritina Goyanes

Carla Goyanes Lapique elige el diseño de su traje de novia

Carla Goyanes Cari Lapique