Logo El Confidencial
LA HIJA HA 'CONVERTIDO' A LA MADRE

Isabel Preysler vuelve a misa 'presionada' por su hija Tamara

Tamara Falcó ha ‘convertido’ a su madre. La fe en Dios y la asistencia a misa semanal vuelven a formar parte, de nuevo, de la vida de la ‘reina del azulejo’

Foto: Tamara Falcó en una imagen de archivo en el interior de una iglesia (Gtres)
Tamara Falcó en una imagen de archivo en el interior de una iglesia (Gtres)

Tamara Falcó ha convertido a su madre. La fe en Dios y la asistencia a misa semanal vuelve a formar parte, de nuevo, de la vida de Isabel Preysler.

Isabel Preysler y Tamara Falcó en Londres (Gtres)
Isabel Preysler y Tamara Falcó en Londres (Gtres)

En los últimos años, Isabel ha padecido serios contratiempos. La enfermedad de su marido, Miguel Boyer, y el descenso de sus ingresos económicos y los del exministro han mermado de alguna forma su ánimo. Y en sus largas conversaciones con Tamara (esta dice ser “el ojito derecho” de su madre) parece ser que su hija le ha convencido de que el rezo ayuda a calmar la inseguridad y a acometer con más fortaleza los problemas.

Hace tan sólo unos días, en conversación con Vanitatis, Preysler reconocía que “la faceta religiosa de Tamara me parece muy bien. Lleva un tiempo así y es una actitud muy respetable”. Y añadía, irónica, que “a ver si también le dedica tiempo a encontrar un buen novio”.

“Jesús lo soluciona”

Por su parte, la misma Tamara ha contado que “mi madre sí que cree en Dios. Aunque hace años ella no era muy religiosa, sí se preocupó de que todos los hermanos hiciéramos la Primera Comunión. Incluso Ana [Boyer], que es mi hermana por parte de madre, no de padre, también se bautizó e hizo la Primera Comunión. A esa edad sí tuve experiencias de la presencia de Jesús; luego las fui olvidando. Ahora, al volver a la fe, las voy recordando”.

La hija del marqués de Griñón en una iglesia de Madrid (Gtres)
La hija del marqués de Griñón en una iglesia de Madrid (Gtres)

Explica, además, por medio de una anécdota, que su fe empieza a tener efectos en otros miembros de su entorno familiar: “Estábamos en casa de mi hermana Chábeli [hija de Julio Iglesias e Isabel Preysler] y ella decía que "algo que te ha hecho daño ya no hay forma de solucionarlo". Y yo dije: "Claro que hay forma, ¡Jesús lo soluciona!". Todo el grupo soltó una carcajada. Y Chábeli, que aún es como una niña pequeña, me dijo: “¿Tú crees? Pues pídeselo”. Y lo hice.

Si nos remontamos a las abuelas materna y paterna de Tamara, nos encontramos con que la madre de Isabel es una mujer de fuertes creencias religiosas, y la de Carlos Falcó hasta llegó a organizar una peregrinación a Santiago de Compostela con motivo de un año Xacobeo. Ahora es Isabel Preysler la que vuelve a ver la luz.
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios