Logo El Confidencial
une dos de edificios colindantes al suyo

El 'superático' de Esther Koplowitz en el Paseo de la Habana

Esther Koplowitz, vecina del Paseo de la Habana desde hace unos años, se encuentra acondicionando tres áticos que posee en la céntrica vía madrileña

Foto: Esther Koplowitz y una imagen de los áticos (Gtres/ Google)
Esther Koplowitz y una imagen de los áticos (Gtres/ Google)

Esther Koplowitz, vecina del Paseo de la Habana desde hace unos años, se encuentra acondicionando tres áticos que posee en la céntrica vía madrileña, pertenecientes a tres edificios diferentes que se encuentran unidos en la misma finca. Las obras se suceden a la hora de unir los tres habitáculos y se está completando estos meses con la eliminación del forjado del tejado para colocar unas jardineras. Según ha podido saber Vanitatis, son las hijas, Esther, Alicia y Carmen, las que se dejan ver por allí para controlar la marcha de las obras. La empresaria no suele controlar el trabajo de los áticos a no ser que sea estrictamente necesario.

Uno de los edificios donde se está realizando la obra en el Paseo de la Habana es propiedad de Esther Koplowitz y está situado en el número 71, una finca contigua a la que fuese sede original de Televisión Española. La empresaria decidió hacerse con los áticos de los edificios colindantes al suyo y unirlos al que poseía con anterioridad. Hace años, Koplowitz fue haciéndose con la totalidad del número 71 del Paseo de la Habana, ya que Sol Erdhart, el único inquilino original que quedaba viviendo en el mismo, acabó vendiendo su propiedad a la empresaria por 3’6 millones de euros. En ese mismo edificio se produjo un robo en 2001 cuando a Esther le sustrajeron obras de arte de su propiedad de pintores como Goya, Brueghel y Pissarro.

La empresaria, en una imagen de archivo (Gtres)
La empresaria, en una imagen de archivo (Gtres)

La residencia en cuestión tiene una larga historia a sus espaldas ya que, en su día, fue domicilio del pintor Sorolla. La familia del artista lo acabó cediendo a cambio de que se hiciese algo para preservar la obra que su padre tenía en el lugar. Pasados los años, el arquitecto Rafael Moneo diseñó cuatro torres blancas de cuatro alturas cada una en la misma finca y así es como adquirió el aspecto que tiene hoy en día. El edificio de Esther también hizo las veces de residencia de la otra hermana, Alicia Koplowitz, en la época en la que estaba felizmente casada con Alberto Cortina. Alicia, sin embargo, vendió su propiedad para adquirir un lujoso chalet en La Moraleja.

Esther Alcocer Koplowitz (Gtres)
Esther Alcocer Koplowitz (Gtres)

Nuevo cargo para su hija

Si su hermana ha sido noticia durante los últimos tiempos debido a su romance con el empresario Miguel Paes do Amaral, Esther no ha sido una excepción. El consejo de administración de su empresa, FCC, aprobaba el año pasado el nombramiento de Esther Alcocer Koplowitz, de 39 años, como nueva presidenta no ejecutiva del grupo empresarial. La hija de Esther y el todopoderoso empresario Alberto Alcocer, asumía de este modo la responsabilidad de la empresa.

Hace cosa de un año, la empresaria también apareció en los medios porque estuvo a punto de demandar a Cotilleando, ya que se sintió insultada por los usuarios del conocido foro. La marquesa de Casa Peñalver se ofendió al leer varios comentarios realizados en la plataforma y requirió formalmente (y además en inglés) la eliminación de una de las conversaciones entre foreros, en la que a su parecer no salía bien parada.

Esther Koplowitz, en una imagen de archivo (Gtres)
Esther Koplowitz, en una imagen de archivo (Gtres)

“Escribo en nombre de la señora Esther Koplowitz (de aquí en adelante, la persona “afectada”), con respecto a una posible infracción de difamación y violación de privacidad (…) Mi cliente está realmente molesta y nos ha pedido que emprendamos cualquier tipo de acción legal que pudiera ser aplicable (…) Consideramos que el contenido puede violar seriamente su honor y privacidad, dañar su buen nombre y sobrepasar los límites de la Libertad de Expresión”, aseguraban sus abogados en un comunicado que el foro se vio obligado a reproducir tras la eliminación de la conversación en cuestión.

Sin embargo, no todo han sido malas noticias. La financiera también ha aparecido en los medios por su labor solidaria, que este año vivió uno de sus momentos álgidos gracias a una anciana de Madrid. Habitual colaboradora en la investigación y la lucha contra enfermedades raras o situaciones de debilidad de enfermos, Esther llamó personalmente a una señora mayor que acababa de ser operada de cataratas. “Me quedé tan sorprendida…, que una mujer tan importante como ‘la Poclovi’ me llamase a mí, que no soy nada…, se me quitaron todos los dolores y estuvimos casi una hora hablando”, comentaba Pilar, una de las residentes del centro para ancianos con el que Esther Koplowitz colabora muy activamente.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios