Logo El Confidencial
Acaba de proclamarse campeón del mundo

Tito Rabat, el heredero de joyerías llamado a conquistar los circuitos

El recién proclamado campeón del mundo de Moto 2 es el hijo de Esteve Rabat, el dueño de la marca de joyas fetiche para los Aznar o los Thyssen entre otros

Foto: Página web de la joyería Rabat celebrando el triunfo de Tito
Página web de la joyería Rabat celebrando el triunfo de Tito

“Quiero dedicar este Campeonato del Mundo a mi madre porque acordarme de ella me motiva a dar lo mejor de mí cada día”. Esta es la frase que acompaña a la imagen con la que la joyería Rabat abre su página web. Desde este lunes los relojes, los anillos de compromiso y las pulseras de diamantes dan paso a un Tito Rabat encarando una de las curvas de su último circuito bajo el eslogan “Tito Rabat 2014 World Champion”.

Es el particular homenaje que la familia del piloto ha querido hacerle. Conocidos por ser los dueños de una de las joyerías más prestigiosas de España, a su trayectoria en este sector hay que sumarle que ahora también son los familiares del campeón del mundo de Moto2. Todo un triunfo para un joven de 25 años que desde la cuna estuvo llamado a heredar el negocio de sus padres.

Sin embargo, Tito Rabat nunca quiso saber nada de joyas y en su lugar fueron las motos lo que llegaron a apasionar a este catalán. Vanitatis ha podido hablar con su padre, Esteve Rabat, que ha explicado cómo se ha forjado este sueño que ya empieza a cumplirse: "Tito se inició en el mundo del motociclismo con 12 años. Su progresión en las diferentes categorías siempre ha sido en base a la idea muy clara de que quería competir en circuitos y no escatimó ni en esfuerzos ni en sacrificios personales". 

'Va por ti, mamá', decía Tito Rabat en Twitter
'Va por ti, mamá', decía Tito Rabat en Twitter

Tanto Tito como la propia firma de joyas han querido que sea María Dolors Bergadá, la desaparecida esposa de Esteve Rabat, dueño del negocio, la protagonista de un día tan especial para la familia. Cuca, como la llamaban cariñosamente sus amigos, fallecía en febrero de 2012 víctima de un cáncer con el que batalló duramente durante cinco meses. Su repentina muerte sumió a toda su familia en una profunda tristeza. "El fallecimiento de Cuca fue un shock. Una vez superado, su recuerdo nos da fuerzas para conseguir lo que a ella le hubiera gustado", dice Esteve Rabat en conversación con este medio. Esta pérdida le afectó bastante a Tito, que con sólo 23 años debía afrontar la vida sin el que era su pilar fundamental. “Se lo dedico a ella porque ha estado empujándome en cada carrera”, decía el joven sobre su recién obtenido título.

No era la primera vez que tenía que mirar al cielo para dedicar una victoria. El año pasado y coincidiendo con el día de la madre, Tito consiguió su primer triunfo en Moto2 y subido al podio decía: “Se lo dedico porque sé, seguro, que me ha ayudado a lograr este primer sueño único ante mi afición. Es mi ángel”.

Con su ángel observando sus éxitos desde el cielo es su familia, capitaneada por su padre Esteve y su hermano Jordi, la que siguen desde la tierra todos sus progresos. Ambos compaginan como pueden sus labores al frente de la firma Rabat con seguir a Tito de un lado a otro del mundo para presenciar sus triunfos en el asfalto."Tengo la suerte de tener dos hijos que son dos muy buenas personas: Tito en las motos y Jordi en las joyerías. Esto nos permite, de vez en cuando, tomarnos un respiro y poder seguir a Tito confiando aún más la gestión del día a día de las joyerías en Jordi, buen profesional en gestión y con un gusto exquisito para la joyería", dice un orgulloso padre sobre sus vástagos. Y precisamente padre e hijo viajaron hasta Malasia para apoyar al joven mientras en Cataluña el resto de la familia se reunía en el casino de Tiana para aplaudir el nuevo título de Tito Rabat. Allí, primos, tíos y buenos amigos se reunieron para apoyar a Tito, mientras él, a miles de kilómetros, celebraba la victoria con su equipo. "Tito lo celebró brevemente en Malasia, pero no será hasta después del G.P de Valencia cuando lo celebre con su equipo. Quiere mantener la concentración hasta el final del campeonato", explica su orgulloso padre a Vanitatis.

Tito Rabat, el heredero de joyerías llamado a conquistar los circuitos

Y es que según informa el diario Mundo Deportivo más de medio centenar de familiares y amigos madrugaron el domingo para ver a su ídolo conquistar el circuito malasio. Las caras de sueño pronto se tornaron en aplausos y gritos cuando vieron al joven alzarse con el título. “Enhorabuena Tito. Nos has emocionado a todos”, le decía su primo.

Una familia muy conocida

El nuevo título obtenido por Tito Rabat en Moto2 vuelve a poner de relieve la influencia de una familia que desde hace varias décadas es ampliamente conocida no sólo en el mundo de las joyas. Entre sus clientes más selectos se encuentra la familia Aznar o los Thyssen y a sus fiestas plagadas de lujo y glamour los grandes personajes del papel cuché eran siempre fijos.

Tito Rabat (Twitter)
Tito Rabat (Twitter)

Esteve Rabat y su fallecida esposa Cuca crearon de la nada el imperio en el que a día de hoy se ha convertido la joyería. Ella dejó su puesto como vendedora de barcos y él el negocio familiar relacionado con la construcción en el que venía trabajando desde hace años. Juntos construyeron la firma y la expandieron por toda España haciendo de ella un referente.

Con la muerte de Cuca en 2012, Esteve y su hijo Jordi, gran amante de los relojes, continuaron al frente de la marca. Jordi está casado con Eva Palao, modelo y arquitecta, mientras que Esteve rehízo su vida sentimental poco después de la muerte de su esposa junto a Rosa Mairal, una bella mujer de negocios íntima amiga de Jaime de Marichalar.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios