Logo El Confidencial
SOBRE EL VIUDO DE LA DUQUESA

Cayetano Martínez de Irujo: “Alfonso Díez ha sido una bendición para mi madre”

El conde de Salvatierra habla sobre el viudo de la duquesa de Alba y de cómo continuará su relación con él ahora que doña Cayetana ya no está

Foto: Alfonso Díez y la duquesa de Alba (Gtres)
Alfonso Díez y la duquesa de Alba (Gtres)

Cayetano Martínez de Irujo no quiere que haya ninguna duda sobre la buena relación que existe entre él y su familia y el funcionario Alfonso Díez. Aunque desde la muerte de la duquesa el pasado mes de noviembre ya nada volverá a ser igual en los Alba, el conde de Salvatierra advierte de que su vínculo con el viudo de su madre no va a desaparecer.

A la salida de los juzgados de Alcobendas, donde Cayetano debía declarar como testigo de un asunto relacionado con un caballo, fue preguntado por esta cuestión: “Alfonso es una persona excepcional que ha querido y acompañado a mi madre en los últimos años. No puedo decir otra cosa”. Y añadía: “Lo que para mí está claro es que Alfonso ha sido una bendición para mi madre los últimos años de su vida, lo cual ha sido una gratísima sorpresa y yo mantendré una relación con él estrecha y realmente cercana para siempre”.

Las palabras del hijo menor de doña Cayetana son lapidarias. Alaba a Alfonso Díez tirando por tierra cualquier hipótesis sobre una tensa relación entre el funcionario y los hijos de la aristócrata, aunque no esconde que ha resultado sorprendente para él las buenas intenciones de Alfonso.

 

Y es que la relación entre ellos no comenzó con buen pie. Los cuestionables intereses de un palentino 24 años más joven que la duquesa pusieron en alerta a sus seis hijos que, de forma unánime, se opusieron al matrimonio que la pareja había acordado para octubre de 2011. Sin embargo, para despejar cualquier duda, la matriarca y Alfonso convocaron una reunión en el verano previo al enlace para tratar de convencer a todos los Alba de que el matrimonio era por amor. La mejor manera de hacerlo era que Alfonso renunciara a sus derechos como duque de Alba y así determinaron hacerlo. Su renuncia y el hecho de que la aristócrata repartiese su legado en vida borraron de un plumazo las posibles dudas de los Alba.

La duquesa con Alfonso Díez y Cayetano Martínez de Irujo (Gtres)
La duquesa con Alfonso Díez y Cayetano Martínez de Irujo (Gtres)
El testamento de 1973

A pesar de haber repartido su herencia en vida, dos meses después del fallecimiento de doña Cayetana se publicaba que próximamente se abriría otro testamento que la duquesa había hecho en 1973. Un testamento carente de validez porque siempre prevalece el último, que en el caso de la aristócrata fue firmado por ella en 2011.

A este asunto Cayetano Martínez de Irujo prefiere no darle ninguna importancia. “Lo abrirán, lo destruirán y ya está. No esperamos ninguna sorpresa, por Dios, ¡que hace ya 40 años! ¿Cómo no vamos a estar tranquilos si está ya todo repartido? Eso del testamento no tiene ni pies ni cabeza. Es solo una noticia para ustedes”, espetaba a los periodistas.

 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios