Logo El Confidencial
MALENA COSTA SE ENCUENTRA ENTRE SUS CLIENTAS

Casilda Finat, la aristócrata que vende joyas para el pueblo llano

Hija del vizconde de Rías y conde de Mayalde, nieta de una Grande de España y bisnieta de un alcalde de Madrid, Casilda, que se crió en un palacio, diseña joyas que luego vende en diversos 'pop up'

Hace años comenzó vendiendo joyas entre sus amigos y ha terminado siendo una de las diseñadoras de referencia en los pop up de toda España. Hija de Rafael Finat y Riva, vizconde de Rías y conde de Mayalde, y nieta de José María Finat y Bustos, Grande de España, Casilda es una mujer con los pies en la tierra, trabajadora, divertida, espontánea y con un carácter arrollador que conquista a todo aquel que la conoce. Sus joyas originales –y a un precio imbatible– ya han sucumbido a los encantos de cientos de clientas, entre las que encontramos a la modelo Malena Costa y la bloguera María León, entre otras.

Pregunta: Te criaste en El Castañar, una de las fincas más importantes de España, que además alberga un palacio que fue declarado Monumento de Interés Cultural en 2001. ¿Cómo fue tu infancia allí?

Respuesta: Mi infancia fue absolutamente feliz. Para mí El Castañar es mi casa, el lugar donde he vivido desde que nací hasta que cumplí los dieciocho años. Digamos que es mi lugar en el mundo, me encanta estar ahí y además con el ritmo que llevo actualmente ¡me relaja un montón! Todos los momentos importantes de mi vida han sucedido en El Castañar, es el lugar donde me casé… (Casilda contrajo matrimonio en 2014 con el sevillano Álvaro Martínez-Conradi).

Casilda Finat, la aristócrata que diseña joyas (Vanitatis)
Casilda Finat, la aristócrata que diseña joyas (Vanitatis)

P: A pesar de que tu familia tiene una ganadería, en la que incluso se realizan eventos y visitas, y vende productos de El Castañar, tú te dedicas a algo radicalmente distinto, ¿nunca te has planteado seguir con la tradición familiar?

R: Me encanta el campo. La verdad es que de momento no me he planteado dedicarme a todo aquello, pero tampoco lo descarto. ¡En la vida nunca hay que descartar! Lo que sí tengo clarísimo es que, si Dios quiere, envejeceré en el campo.

P: Te formaste como decoradora de interiores, pero nunca has ejercido…

R: Estudié decoración porque cuando terminé el colegio, no sabía muy bien a qué dedicarme y me pareció que podría ser divertido. Pero luego fue una decepción, no me gustó nada y tengo que reconocer que hasta que no he tenido mi propia casa no he utilizado lo que aprendí. Cuando acabé de estudiar empecé a trabajar en Recursos Humanos de una constructora y de ahí a las joyas.

P: ¿Cómo te planteas empezar tu negocio de venta y diseño de joyas?

R: Fue una absoluta casualidad. Conocí a una chica trabajando que tenía unos anillos que yo llevaba tiempo buscando. Los encontré y comencé a venderlos pensando que en mi círculo habría más gente buscándolos. ¡Pura casualidad! La venta me fue fenomenal. Después, en un viaje compré otras joyas para vender y las colgué en Facebook; dado el éxito, creé la página web. He ido encontrando proveedores por distintos lugares del mundo y me he lanzado a diseñar también yo alguna joya. Cuando vi que esto funcionaba dejé mi trabajo en la constructora y ahora me dedico a tiempo completo a las joyas.

Piezas de joyería diseñadas por Casilda Finat
Piezas de joyería diseñadas por Casilda Finat

P: Una decisión arriesgada, dejar tu trabajo en una importante constructora para dedicarte a vender joyas. ¿Contaste con el apoyo de tu familia desde un primer momento?

R: He de reconocer que todo empezó por ganar algo de dinero para un viaje que quería hacer. Lo que pasa es que funcionó tan bien que fui añadiendo productos, cada vez iba a más pop up y vendía más por Internet; llegó un momento en que tuve claro que esto era lo mío. ¡Mis padres fueron los que más me animaron a que diera el paso!

P: ¿El hecho de pertenecer a una familia ligada a tantos títulos nobiliarios crees que ha podido impulsar de algún modo tu negocio?

R: Pienso que no. Mis clientas me conocen por mi nombre, no saben ni quién es mi abuelo ni los títulos que pueden tener mi padre o mis tíos. Soy Casilda Finat a secas.

P: ¿Cuál es la filosofía de tu negocio de joyas, Casilda?

R: Vender joyas bonitas, originales, de buena calidad y sobre todo a precios asequibles. Eso es lo más importante, porque ahora no están las cosas para que la gente se gaste mucho dinero en joyas, y menos aún los jóvenes.

Alguno de los diseños de Casilda Finat
Alguno de los diseños de Casilda Finat

P: ¿A quién te gustaría ver con una de tus joyas y a quién no venderías por nada del mundo?

R: Me encantaría que las llevara Carlota Casiraghi: es el prototipo de elegancia y ¡además le pegan muchísimo mis joyas! (Risas). Y no me gustaría que las llevara alguien soso y sin personalidad, no digo nombres… (bromea).

P: Vendiendo joyas en parte se vende también ilusión, ¿qué consideras lo más satisfactorio de tu trabajo?

R: Me encanta cuando la gente acude a mí porque tiene un evento especial y buscan los complementos perfectos, es muy gratificante. También cuando en Navidad o festividades especiales mis clientes son maridos o novios que con toda la ilusión quieren encontrar un detalle para sus mujeres. El encargo más especial que he tenido ha sido un anillo de pedida muy original en oro. ¡Imagínate lo que significa que piensen en ti para una ocasión tan importante!

P: ¿Cuáles son las joyas más especiales que alberga tu joyero?

R: Las cruces que me regalaron en mi bautizo, mi anillo de pedida -¡el más bonito que he visto en mi vida!- y una medalla de mi bisabuelo de su época como político (José Finat y Escrivá de Romaní, su bisabuelo, fue embajador de España, gobernador civil de Madrid y alcalde de Madrid). De las joyas que vendo, mis pendientes favoritos son unos grandes dorados de hojas como de inspiración griega que me rechiflan y siempre que los uso son un éxito. Fueron idea de una clienta; yo los vendía como broche y me animó a hacerlos pendientes.

P: De momento únicamente vendes joyas, ¿te planteas ampliar la venta con otros productos?

R: Ahora estoy empezando a vender joyas que me gustan de otras marcas para diversificar un poco. Próximamente voy a probar a vender ropa con mi cuñada, pero de momento no la diseño yo.

P: ¿Qué retos tiene Casilda Finat Joyas para el futuro?

R: La verdad es que seguir como hasta ahora ya es un logro, porque nunca me imaginé que me iba a ir tan bien. Tengo vendidas miles de joyas, aunque no tengo ni idea del número exacto (confiesa). Me encanta mi trabajo y mantener un trato directo con mis clientas con las que me comunico hasta por Whatsapp. Seguiré vendiendo en pop up por toda España, mercadillos en verano, en la página web y en mi showroom de Sevilla. A lo mejor en el futuro montar una tienda propia, pero de momento lo veo demasiado arriesgado.
Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios