Logo El Confidencial
NACIDAS EN CARACAS Y CRIADAS EN CENTRAL PARK

Quién es quién en la jet venezolana en Madrid

Adriana Carolina Herrera, Margarita Vargas, Eliza Arcaya o Lilia López son sólo algunos de los nombres de las ricas damas venezolanas que está asentada en la capital y que suelen reunirse en un café propiedad de una de ellas ubicado frente al Museo del P

Foto: Margarita Vargas, Adriana Carolina Herrera, Boris Izaguirre, Lilia López y Johanna von Müller-Klingspor Pesquera
Margarita Vargas, Adriana Carolina Herrera, Boris Izaguirre, Lilia López y Johanna von Müller-Klingspor Pesquera

Si usted piensa en Venezuela tal vez lo asocie a gente en chándal, a Nicolás Maduro (también en chándal, pero con temática de la bandera nacional), a Podemos (chándal y coleta) y a Felipe González (sin chándal y actualmente sin chaqueta de pana). Un estilo y un estatus radicalmente opuesto a la jet set venezolana expatriada que residen en España y que tiene predilección por la capital. Y es que como dijo el escritor y presentador televisivo Boris Izaguirre: “los venezolanos triunfamos más en el glamour que en la matemática”. Pero, ¿quién es quién en este nutrido grupo de damas vip que han nacido en Caracas y han pasado su adolescencia a un paso de Central Park?

Con permiso de sus compatriotas más mediáticas –Adriana Carolina Herrera, hija de la archifamosa diseñadora con la que comparte nombre, y Margarita Vargas, la heredera millonaria mujer de Luis Alfonso de Borbón–, una de las grandes de la escena venezolana en la capital española es Eliza Arcaya. Amiga íntima de Carolina Adriana (estudiaron juntas en Nueva York) se instaló hace 13 años en Madrid. En la capital ha tenido varias aventuras empresariales. Una de ellas fue la que emprendió con la pequeña de las Herrera en la tienda de productos y talleres infantiles Baby Deli que ha estado este año al borde de la quiebra. Pero la que sin duda ha sido su gran éxito es el Café Murillo. Situado enfrente del Museo de El Prado, este café es una suerte de embajada de la comunidad venezolana de clase alta en Madrid. Eliza, que estudió diseño, es socia en este negocio con otra vip de Bogotá, Johanna von Müller-Klingspor Pesquera (venezolana de padre alemán que está casada con el ejecutivo español Luis Miguel García Sánchez). Con ella también regenta otro local, el Velazquez 17.

Imagen del interior del Café Murillo
Imagen del interior del Café Murillo

Gracias a su amistad con Carolina Herrera, Eliza es una habitual de El Rocío, evento del que es un incondicional El Litri, el marido de la diseñadora venezolana. Lo cierto es que tanto en el Murillo como en el otro local del barrio Salamanca no es difícil ver a alguna de sus propietarias con Carolina Adriana Herrera tomando un brunch o un sábado por la tarde/noche.

Los niños de este nutrido grupo de bellas venezolanas van a distintos colegios. Carolina Herrera hija se decanta por el Colegio Americano de Madrid y Margarita Vargas por el Colegio Everest Montesclaro, aunque coinciden en el centro para niños Baby Deli, ahora situado en la calle Alcalá.

El arte y la cultura también tiene su hueco

El venezolano Boris Izaguirre, escritor, presentador y showman, hijo de intelectual y de una bailarina, tiene igualmente una excelente relación con las dueñas del café Murillo. Tanto que el nombre de algunos platos, como la pizzeta Sissy (con queso fontina, champiñones y aceite trufado) o la hamburguesa CH, se deben a él. Allí suele ir habitualmente y más aún cuando hay eventos relacionados con la patria de ultramar.

Emilia Azcárate en una imagen de archivo (Facebook)
Emilia Azcárate en una imagen de archivo (Facebook)

De este lugar también son habituales la reputada artista plástica Emilia Azcárate y la soprano Elvia Sánchez, con destacadas carreras profesionales en nuestro país, que acuden puntuales al bistró cuando una buena reunión de expatriados top lo requiere.

Muy ligadas al mundo del toro

Y siguiendo la conexión torera de Carolina Adriana Herrera, llegamos a otra venezolana famosa que también tiene ligazón con el mundo del toro y que ha empezado a copar portadas desde 2012: nos referimos a la empresaria Lilia López, quien fuera novia de Palomo Linares y es ahora uno de sus máximos apoyos desde su divorcio con Marina Danko. A través de esta mujer ha entrado en escena otra venezolana vip en la capital, su hija, Lilia Jimena Begoña de Guzmán de Frutos (su otro hijo es Alejandro Betancourt López, el presidente de Derwick Associates). Lilia está relacionada sentimentalmente con Miguel Palomo Danko (y para muchos tuvo culpa en el divorcio del hijo del diestro de la periodista Marta González, hija del también torero Dámaso Alonso).

Lilia López junto al torero Sebastián Palomo (Gtres)
Lilia López junto al torero Sebastián Palomo (Gtres)

Lilia madre cada vez está más afincada en España y se lleva estupendamente con Miguel Palomo, a quien ayudó, ejerciendo de intermediaria, en la compra de una finca de Gerardo Díaz Ferrán, expresidente de la CEOE y de Viajes Marsans, allá por 2012, cuando todavía su hija no salía con él. Sea como fuera, Lilia, sus hijos y su altísimo nivel de vida están más que instalados en nuestro país, aunque ellos son más de fincas que de cafés en el centro, por mucho Museo de El Prado que tengan enfrente.

Y si les parecía todo muy rocambolesco, solo recordarles que Iñaki Anasagasti, político peneuvista, es también venezolano. Nació en Cumaná, donde su familia, nacionalista vasca, se exilió tras la Guerra Civil. Estudió Periodismo y Sociología en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, donde conoció a su mujer, Esther Solabarrieta, con la que se casó en 1976. Como no podía ser de otra manera, Anasagasti es otro habitual del café Murillo, ya que al senador no le pilla muy lejos.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios