Logo El Confidencial
Tamara Falcó y su madre ya posaron en él

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, a solas en un palacio del Paseo de Gràcia

Un palacete catalán de estilo modernista podría haber sido el discreto lugar donde Isabel Preysler y Vargas Llosa han afianzado su relación

Foto: Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa en un fotomontaje sobre el hotel de Barcelona (Vanitatis)
Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa en un fotomontaje sobre el hotel de Barcelona (Vanitatis)

Diciembre de 2013. Isabel Preysler y su hija Tamara posan obedientes para el fotógrafo Antonio Terrón. Están preparando el enésimo reportaje navideño para su revista de cabecera. Alrededor de diez personas –además de las protagonistas y el fotógrafo, ayudantes, maquilladora, estilista, producción– deambulan arriba y abajo en un lugar de ensueño. De ensueño millonario, obviamente. Se trata de El Palauet, un palacete de estilo modernista contemporáneo ubicado en los Jardinets, el tramo más tranquilo del bullicioso Paseo de Gràcia. La revista ha alquilado para una sesión fotográfica en la que también intervienen la pareja de modelos catalanes Oriol Elcacho y Davinia Pelegrí. Un rato después, Isabel y Tamara se bañarán en flashes para inaugurar la remodelada sede de Porcelanosa en Barcelona. Esa noche hubo hasta aplausos para la pareja inspiradora de Manuel Colonques.

Exterior del Palauet del Paseo de Gràcia
Exterior del Palauet del Paseo de Gràcia

Primeros de junio de 2015. Isabel Preysler vuelve a visitar El Palauet, esta vez sin su hija. Según aseguran testigos presenciales a Vanitatis, una semana antes de que se confirmara la relación de ambos, fue vista entrando en el edificio acompañada de un caballero de gran estatura, premio Nobel de Literatura, por más señas. Mario Vargas Llosa y la reina de corazones habrían usado el Palauet para citarse discretamente antes de decidir, de común acuerdo o por iniciativa de la musa de Porcelanosa, dar a conocer su relación.

El lujoso edificio alberga tan solo seis suites, con servicio de personal assitant, y en los próximos doce meses no encontrará usted ninguna por menos de 449 euros la noche –solo en enero y febrero de 2016– hasta los 1.350 euros que puede alcanzar su ático en Navidad. En su interior se combinan las maderas nobles con el corian retroiluminado y diseños de Paola Lenti, Eero Saarinen, Mies van der Rohe, Ron Arad, Antonio Citterio, Philippe Starck y Established & Sons, entre otros. Las escalinatas suntuosas con los baños de cromoterapia. Los relieves y artesonados con el algodón egipcio de sus sábanas. Naturalmente, en el establecimiento hotelero no nos confirman esta información. Solo faltaba. Sin embargo, sabemos que antes lo usaron Miguel Bosé, Eugenia Silva y Sharon Stone. 

Barcelona ha sido lugar de encuentro casi secreto para no pocos personajes del cuché. La ciudad fue frecuentada años atrás por Eugenia Martínez de Irujo, donde se veía con algún misterioso amigo del entorno del FC Barcelona. De ahí su amistad con Joan Laporta. También Vicky Martín Berrocal frecuentaba la ciudad por las mismas fechas y Belén Rueda se congratula de poder caminar tranquila por el centro sin el acoso de admiradores y fotógrafos. En las calles del Gòtic se perdían Eugenia Silva y Pau Donés (líder de Jarabe de Palo) y en el hotel W Bar Refaeli se vio en privado con alguno de los cracks que pisaban la hierba del Camp Nou.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios