Logo El Confidencial
EN EL CENTRO ARRUPE CAMBOYA

Los veranos solidarios de los cachorros de la jet con el primo de Rodrigo Rato

Este año marcha para allá el 8 de julio el hijo del marqués de Griñón y Fátima de la Cierva, Duarte Falcó, con otro nutrido grupo de chavales de familias influyentes

Foto: Monseñor Enrique Figaredo Alvargonzález junto a algunos de sus 'famosos voluntarios'
Monseñor Enrique Figaredo Alvargonzález junto a algunos de sus 'famosos voluntarios'
Gela Rato, en una imagen de Facebook
Gela Rato, en una imagen de Facebook
Que la hija de del expresidente del FMI, Gela de Rato Alarcó, y sus dos sobrinos, José y Ángeles de la Rosa Rato, hayan coincidido en sus veraneos solidarios en Camboya podría deberse a una mera predilección familiar. Pero los congéneres de Rodrigo Rato y Figaredo no son los únicos que sienten inclinación hacia esa zona del planeta para realizar labores humanitarias. Desde hace 25 años son muchos los hijos de la beautiful española que pasan estancias de dos a seis meses en Asia haciendo labores de voluntariado con refugiados, discapacitados y personas sin recursos.

Este año marcha para allá el 8 de julio el hijo del marqués de Griñón y Fátima de la Cierva, Duarte Falcó, con otro nutrido grupo de chavales de familias influyentes, como así adelantó Vanitatis. Pero el hijo de Carlos Falcó no es el único cachorro de la jet set que ha decidido viajar hasta allí. Nombres como Lucía Ybarra Aznar, la hija de Emilio de Ybarra, dueño de Vocento; y Juan de la Mora, son habituales en la ciudad de Battambang, la segunda más importante de Camboya.

Duarte Falcó, en una imagen cedida a 'Vanitatis'
Duarte Falcó, en una imagen cedida a 'Vanitatis'

Basta meter el nombre de esta ciudad en la red profesional LinkedIn para ver la cantidad de directivos de este país que han realizado labores de voluntariado en esta recóndita zona del planeta devota del espíritu cristiano de la Virgen de Covadonga. Hagan la prueba. Las CEO en el mundo beauty se llevan la palma. E incluso muchos de ellos, según se puede ver en sus currículos, vuelven de esta experiencia, que a veces llega al año, hablando el jemer.

El ‘culpable’ de esa ola de solidaridad de los hijos de la clase alta española con Camboya es monseñor Enrique Figaredo Alvargonzález, que llegó al país en 1985 después del genocidio que sufrió la nación bajo la dictadura de Pol Pot. Este jesuita asturiano es el presidente de Cáritas Camboya y el actual prefecto apostólico de la diócesis de Battambang. Pertenece a una influyente familia de empresarios asturianos y es primo carnal del exgerente de Bankia. El archilaureado religioso (tiene la Gran Cruz del Mérito Civil de la Solidaridad, el Premio Casa Asia, el Premio Fundación Emilio Barbón, el Premio Vocento a los Valores Humanos, el Premio Luis Noé Fernández y el año pasado le concedieron el Premio Colmena de Oro a la Solidaridad) es conocido por todos como Kike y así se presenta en sus redes sociales. Ha fundado en la ciudad de Battambang el Centro Arrupe para jóvenes con discapacidad, con el que colaboran no solo miembros de la jet, sino de todas las clases sociales.

Doña Sofía junto a monseñor Enrique Figaredo Alvargonzález (Efe)
Doña Sofía junto a monseñor Enrique Figaredo Alvargonzález (Efe)

El primo 'pobre'

También ha creado una red de equipos de educación, dedicados a escolarizar a niños que trabajan en la calle y a apoyar a escuelas en las aldeas más remotas de la zona. A su vez, mantiene un centro de salud que atiende a todos los necesitados de manera gratuita, además de otra multitud de proyectos dedicados a reconstruir el país, tanto materialmente como en la vertiente humana y social. La labor de la Prefectura y de Cáritas Camboya alcanza a cerca de 300.000 beneficiarios en el país. Los viajes solidarios, al igual que las campañas, se canalizan a través de la ONG SAUCE.

Javier Álvarez-Cienfuegos Fernández, Gonzalo Figar de Lacalle, Pablo Figaredo Rubio, Isabel Oraá Gortazar, María Teresa García-Mina Cabredo, Javier Olaguibel Ibáñez, Jimena Alonso Álvarez, Teresa Llana Armendárizo o Yago Delgado de Robles son algunos de los jóvenes de familias acomodadas que han echado una mano a monseñor Kike, que es conocido como el  'obispo de la silla de ruedas', por su labor de integración con los damnificados, sobre todo mujeres y niños, por las minas antipersona. Su posición social influyente ha hecho que visite su misión hasta la Reina Sofía y que el pasado marzo lograse firmar con el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, un convenio para el desarrollo de una escuela sociodeportiva en Camboya, la primera a nivel internacional que atenderá a 170 niños con discapacidad física.

Monseñor Enrique Figaredo Alvargonzález junto a Florentino Pérez (Efe)
Monseñor Enrique Figaredo Alvargonzález junto a Florentino Pérez (Efe)

Muchos le llaman el 'primo pobre' de Rodrigo Rato. Y para casi todos es simplemente Kike. En una entrevista que se publicó en el diario asturiano La Nueva España el año pasado, decía Kike Figaredo que su primo Rodrigo Rato “es una gran persona que les ha ayudado mucho en su causa y que fue quien promovió la ley para que España prohibiera la fabricación de las minas antipersona”. También contaba “que es un gran trabajador, que se encuentra destrozado con lo que está ocurriendo” y, opina el obispo, que es una especie de chivo expiatorio y que hay un ensañamiento social con él. Mientras tanto Figaredo, cuya labor goza de reconocimiento internacional entre la comunidad eclesiástica, sigue recibiendo periódicamente las visitas de esos pupilos de la jet española, con los que postea fotos en Instagram y Facebook, para que conozcan lo que pasa en una de las regiones más olvidadas del planeta.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios