Logo El Confidencial
La anulación deja en el limbo 17.000 viviendas

Las casas de Antonio Banderas y la familia Alba en Marbella vuelven a ser 'ilegales'

La Gaviota de Banderas y Las Cañas de los Alba, además de las viviendas de algún que otro vip, se quedan fuera de la ordenación urbana tras la sentencia del TS sobre el PGOU de Marbella, que vuelve a regirse por la norma 'gilista' del 86

Foto: Antonio Banderas y la duquesa de Alba con sus casas en Marbella en un fotomontaje de 'Vanitatis'
Antonio Banderas y la duquesa de Alba con sus casas en Marbella en un fotomontaje de 'Vanitatis'

El Tribunal Supremo le ha jugado una mala pasada a algunos de los vips que tienen casa en Marbella. El Alto Tribunal ha decidido anular el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) redactado en 2010 aduciendo que sus hacedores no tenían competencia en algunos de los aspectos modificados. ¿Qué significa esto? En primer lugar, que la ciudad malagueña se vuelve a regir por el PGOU 'gilista' de 1986. Y, en segundo, y aquí el problema para ciertos miembros de la 'jet' costera, muchas viviendas, unas 17.000, violan los criterios de la ordenación. Es el caso de La Gaviota de Antonio Banderas, Las Cañas de la familia Alba o la casa que posee Sean Connery en la ciudad.

'Vanitatis' se ha hecho con el documento del PGOU de Marbella del 86 por el que ahora se regirá la ciudad. En el caso de la vivienda de Antonio Banderas, en la delineación se aprecia cómo parte de la parcela de la casa estaba destinada a IS (instalaciones de saneamiento). Concretamente ese trozo iba para instalaciones de una depuradora. Y esa parte no era edificable y aun así se construyó. Expertos en urbanismo de la ciudad explican a este portal que “un trozo de la casa estaría en terreno de IS y la edificabilidad sería menor, así que La Gaviota se quedaría de nuevo fuera de ordenación. Aunque sea solo un trozo de parcela, le afecta. Y que haya compensado ya da igual porque ese sistema se anula con la sentencia”.

Derribó su muro para compensar

En su día, Antonio Banderas derribó parte del muro que rodea el chalé comprado a finales de la década de los noventa a los herederos de Encarna Sánchez. La pared de la casa se retranqueó. Fue una operación previa al pacto de cesión suscrito en 2010 entre el actor y el Gobierno local para regularizar el inmueble. El espacio liberado se destinó a construir un puente peatonal para completar la ampliación del paseo marítimo que puso en marcha el Ayuntamiento. De esta manera, Banderas compensaba perdiendo parte de su jardín.

Imagen de la casa marbellí de Banderas y los metros que 'sobraban'
Imagen de la casa marbellí de Banderas y los metros que 'sobraban'

El chalé La Gaviota se construyó con una licencia ilegal concedida en 1995 por el equipo de Gobierno de Jesús Gil a los anteriores propietarios. El permiso fue anulado tras ser recurrido por la comunidad de propietarios de Los Monteros, zona en la que está el inmueble, y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) confirmó el derribo de parte de la casa, que linda con la playa al sur y con un río al este.

Plano de la casa de Banderas: donde pone IS debía ir un área de saneamiento, pero el actor amplió su jardín
Plano de la casa de Banderas: donde pone IS debía ir un área de saneamiento, pero el actor amplió su jardín

El PGOU de mayo de 2010, el primero para Marbella en 24 años, ideó una fórmula para regularizar miles de viviendas construidas al margen de la legalidad durante el 'gilismo'. Como, por ejemplo, la casa del actor Antonio Banderas. Según el sistema que implantaba el documento y que ayer anuló el Supremo, estos inmuebles se integraron en el nuevo documento a cambio de que el promotor o propietario pagase, asumiera infraestructuras o cediera terreno para equipamientos y zonas verdes. La Gaviota se incluyó en este proceso y el actor consintió ceder al municipio 1.243 metros del chalé, superficie que se ganaría de la zona sur del jardín, es decir, de la anexa a la playa. Pero su gozo en un pozo, porque textualmente la sentencia reza que este sistema de compensaciones “carece de sustento legal por la exigencia de nuevas prestaciones que alteran el equilibrio del derecho de propiedad”. Su casa es ahora una más de las que se sumergen en el limbo legal.

Las Cañas de los Alba y el polémico muro

La providencia del Alto Tribunal no deja el mínimo margen para la interpretación, ya que declara nula de pleno derecho la orden del consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio de febrero de 2010 que aprobó definitivamente la revisión del plan. En ese sentido se ve también vulnerada y afectada la casa de la duquesa de Alba, Cayetana Fitz-James Stuart, heredada por su hijo Fernando Martínez Irujo. En 2009 saltó a los titulares Las Cañas por el expediente que le abrió la Demarcación de Costas porque el chalé de la playa de Casablanca, en la Milla de Oro, invadía 32 metros del dominio marítimo terrestre. El problema era un muro de piedra natural y de obra con una valla metálica en la parte superior.

Las Cañas, casa que la duquesa de Alba poseía en Marbella (Gtres)
Las Cañas, casa que la duquesa de Alba poseía en Marbella (Gtres)

En el año 2012, en declaraciones a 'Vanitatis', su actual dueño, hijo de la duquesa y marqués de San Vicente del Barco, confirmó que “por ley se nos ha dado la razón y el muro que da al paseo marítimo no retrocederá ni un milímetro hacia dentro”. Y daba como concluido un contencioso que había dado más de un quebradero de cabeza al aristócrata. Meses atrás se había iniciado un recurso para paralizar una ejecución inminente de la sentencia que condenaba a los Alba a perder varios metros de su jardín y devolverlo a suelo público.

La 'excasa' de Aznar y la de Sean Connery, ilegales

El expresidente José María Aznar también fue noticia hace unos años por la vivienda que compró en 2005 en una urbanización de Guadalmina que superaba la edificabilidad permitida por el PGOU de 1986. La irregularidad del complejo consistía en un exceso aproximado de 400 metros. Pues bien, esta casa retorna de nuevo a la ilegalidad. Aunque el expresidente se ha mudado de vivienda, serán sus nuevos propietarios los que heredarán el 'litigio'. Otro de los afectados en esta anulación urbanística es el actor Sean Connery, que verá cómo el caso Goldfinger llega a los tribunales el próximo mes de enero. Su mujer, Micheline, está imputada en él por un supuesto fraude en el convenio para la venta y rectificación de la parcela del chalé que el actor escocés adquirió en la época dorada marbellí.

Casa de Sean Conery en Marbella (Vanitatis)
Casa de Sean Conery en Marbella (Vanitatis)

Descarga la app de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios