Logo El Confidencial
CASO GOLDFINGER

Julián Muñoz, condenado por recalificar la parcela de Sean Connery en Marbella

El ex edil ha sido condenado a un año de cárcel por recalificar la parcela dónde se encuentra la antigua casa del conocido actor

Foto: Montaje realizado por Vanitatis
Montaje realizado por Vanitatis

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz ha sido condenado a un año de prisión por el caso Goldfinger, ligado a la recalificación urbanística de la parcela de la antigua casa del actor Sean Connery, mientras que el cerebro de la trama del caso Malaya, Juan Antonio Roca, ha sido absuelto de todos los delitos. La sentencia, notificado hoy a las partes y a la que ha tenido acceso Efe, consta de 575 folios, y Roca ha sido absuelto de los delitos de fraude, cohecho, contra la ordenación del territorio y malversación.

El caso Goldfinger estaba ligado a la recalificación urbanística de la parcela de la antigua casa del actor Sean Connery en Marbella. En la sentencia se destaca que era "conocido el dominio de Roca sobre el Urbanismo en Marbella, sabido que los empresarios hacían cola a la puerta de su despacho y que era él quien establecía valores y edificabilidades, con escaso o nulo margen de negociación para el promotor inmobiliario".

En este sentido, durante el juicio, Roca aseguró que el grupo GIL -encabezado por el fallecido alcalde de Marbella Jesús Gil- creó un mecanismo, un instrumento, para exprimir a los promotores con la cesión de aprovechamiento, ya que se les exigía un 50 por ciento pese a que legalmente solo se les tendría que haber pedido el 10.

Respecto al delito contra la ordenación del territorio, Julián Muñoz reconoció los hechos en el juicio y la Sala señala en los argumentos jurídicos que es una realidad indiscutible y que ha quedado plenamente acreditada aunque falto de prueba contra Roca.

Julián Muñoz junto a sus hijas en uno de sus permisos penitenciarios (Gtres)
Julián Muñoz junto a sus hijas en uno de sus permisos penitenciarios (Gtres)

En este procedimiento se ha investigado la recalificación urbanística de la parcela de la antigua casa de Sean Connery en Marbella y un supuesto fraude fiscal en la venta de las 72 viviendas que se construyeron en dicho suelo. Pese a que el caso se denomina Goldfinger, una de las películas protagonizadas por Sean Connery, el actor "nunca aparece en la causa tomando decisiones, no aparece su firma en documento alguno que pudiera incriminarle, no gestiona ni dirige la sociedad Malibú S.A.", según el instructor. 

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios