Logo El Confidencial
DESAFÍO INDEPENDENTISTA

Marcela Topor, la desaparecida primera dama catalana, reaparece con Puigdemont

El ruido mediático sobre el paradero de Topor era cada vez más fuerte. Algunos la situaban en Rumanía. Ella ha cerrado su casa de Girona y la vigilancia policial ha desaparecido

Foto: Puigdemont y Topor llegan al Parlament.
Puigdemont y Topor llegan al Parlament.

Era una de las imágenes más buscadas de las últimas semanas. Después de los rumores, las afirmaciones y las dudas, nadie sabía donde estaba la primera dama catalana. Había quien aseguraba que se había ido a Rumanía, con las hijas de ambos. Pero este viernes, a las 12 en punto, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, entraba en el Parlament de Catalunya del brazo de su esposa, Marcela Topor. Callaba de un golpe a quienes situaban a Topor en su país natal.

La foto de perfil de Marcela Topor, la primera dama de Cataluña.
La foto de perfil de Marcela Topor, la primera dama de Cataluña.

Vestida con una camisa de seda azul morado, un pantalón negro y una chaqueta del mismo color, la primera dama ha decidido salir a la luz después de que tantos se preguntaran a qué se debía su ausencia. Las alarmas saltaron hace unos diez días, cuando el president se mudó de su casa de Girona al Palau de la Generalitat, a la Casa del Canonges, tal y como adelantó El Confidencial.

Una casa sin vigilancia policial

Al mismo tiempo, según avanzó Vanitatis en exclusiva, la casa de Girona se cerraba y la vigilancia de los Mossos desaparecía. ¿A dónde se había ido la primera dama?

Las especulaciones, como es habitual, han sido muchas. Y pese a que este viernes ha aparecido ante los medios, con gesto solemne, todavía nadie sabe dónde está viviendo ella y sus dos hijas, de ocho y diez años.

Marcela Topor y su esposo, Carles Puigdemont. (Captura televisión estatal de Rumanía)
Marcela Topor y su esposo, Carles Puigdemont. (Captura televisión estatal de Rumanía)

La cuestión ha molestado a algunos periodistas afines a la causa independentista, que veían en la aparición de Topor “un mensaje a los medios españoles que han querido intoxicar poniendo en duda que la primera dama estuviera en Cataluña”. Así lo decían en TV3 mientras se emitía la imagen de la primera dama subiendo las escaleras de mármol cubiertas con una mullida alfombra.

Molestos con los medios

Pero lo cierto es que desde el sanedrín del president, bien definido por el periodista Marcos Lamelas, cuando se preguntaba por Topor, poco querían decir. Jaume Clotet, asesor del president, fue muy claro ante las preguntas de Vanitatis: “Evidentemente, de este tema no tenemos nada que comentar”. Evidente, aunque quizás no tanto. Porque finalmente ha tenido que haber un gesto para acallar el ruido mediático cada vez más fuerte.

Escena familiar en casa de los Topor.
Escena familiar en casa de los Topor.

En plena tormenta política, Puigdemont vive rodeado de 12 agentes del cuerpo especial de los Mossos d’Esquadra, así que era inviable que su mujer habitara su casa de siempre sin ningún tipo de seguridad. Algunos vecinos han confirmado a Vanitatis que allí no está la primera dama.

Así que aunque una duda ha quedado despejada -Topor sigue en Cataluña-, todavía queda otra por aclarar: ¿Dónde vive la primera dama en estos momentos convulsos? ¿Acaso se ha mudado también al Palau de la Generalitat?

Marcela Topor abrazando a su esposo, Carles Puigdemont. (EFE)
Marcela Topor abrazando a su esposo, Carles Puigdemont. (EFE)

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios