Logo El Confidencial
convocatoria de 'vanity fair'

Albert Rivera, Tamara Falcó y Tita Cervera: cita y fiestón en el Ritz

La flor y la nata de la sociedad madrileña se dieron cita en los premios celebrados por la famosa publicación este martes por la noche

Foto: Albert Rivera, Tita Cervera, Tamara Falcó y Pablo Casado. (Gtres)
Albert Rivera, Tita Cervera, Tamara Falcó y Pablo Casado. (Gtres)

Tamara Falcó, Tita Cervera o Albert Rivera. Un grupo variopinto en una noche inolvidable. La diferencia entre un encuentro social con premio incluido y otro que aparentemente puede tener similares características radica en varios principios. Y eso es lo que hace que un acto tenga recorrido y otro no. Es importante que el lugar elegido por los organizadores merezca la pena. Después, que la lista de convocados no sea la de siempre.

Es decir, que no esté compuesta por guapas oficiales, blogueras insustanciales, actores intercambiables de series televisivas y famosos sin currículum laboral que ejerzan de relleno. Con algunas de estas premisas y una buena organización, el resultado puede ser de matrícula, que fue lo que sucedió con la fiesta de 'Vanity Fair'. La cabecera reunió en el hotel Ritz a personajes que no suelen mezclarse y el resultado fue todo un éxito.

La premiada de la noche como personaje del año fue Garbiñe Muguruza, una mujer espectacular en todos los sentidos. Agradeció el premio con un discurso emocionante, sin leer un solo papel y animando a la gente a esforzarse en cumplir sus sueños. La que fuese durante un tiempo número uno mundial (ahora segunda en el ranking) y campeona de Wimbledon acudió a la fiesta acompañada de su madre y uno de sus hermanos. Muguruza fue la estrella de la noche, igual que lo fueron invitados que no suelen compartir este tipo de encuentros y menos si son nocturnos. No menos importante fue la presencia de Pedro J. Ramírez y Cruz Sánchez de Lara en la que se puede considerar su presentación oficial en público.

Garbiñe Muguruza en la alfombra roja. (Gtres)
Garbiñe Muguruza en la alfombra roja. (Gtres)

La presencia de líderes políticos (Albert Rivera, Pablo Casado, Andrea Levy, Garcia Tejerina), de fiscales (Dolores Delgado, Carlos Yáñez) y magistrados (Conde-Pumpido, Clara Martínez de Careaga) en la fiesta de 'Vanity Fair' fue precisamente lo que marcó la diferencia al compartir espacio con personajes tan variopintos como Tamara Falcó, su padre, el marqués de Griñón, o Tita Cervera, la cual lució las joyas de la noche. La baronesa eligió un impresionante aderezo de aguamarina y brillantes que hacía juego con la sortija y pulsera. Impresionada por lo que sucede en su ciudad de nacimiento, decidió que la bandera española ondeara en su casa de Andorra. “Por supuesto que la mantengo. Soy española y catalana”. De sus niñas, Sabina y Carmen, comentó con Vanitatis que “también son artistas. Se les da muy bien dibujar y pintar”.

Albert Rivera y Beatriz Tajuelo. (Gtres)
Albert Rivera y Beatriz Tajuelo. (Gtres)

Albert Rivera, que ha sido el primer político portada de la revista, llegó acompañado de su pareja. Bastante relajado, explicaba que estaba encantado con la convocatoria y que no entendía por qué ciertos colegas tenían miedo a la hora de acudir a estos actos catalogados de frívolos. También respondió a las preguntas relacionadas con el desastre que han organizado Puigdemont y su banda en Cataluña. "El 21 de diciembre nos veremos todos y eso es lo que vale". Muy cerca, y pendiente de sus palabras, estaba su jefa de prensa, María Castiella. La joven explicaba el proyecto solidario de una amiga de Santander que lo dejó todo y ha montado un colegio. A este grupo se unió Andrea Levy, que compartió mesa con la modelo Teresa Baca.

Andrea Levy. (Gtres)
Andrea Levy. (Gtres)

Pablo Casado (PP) acudió como 'single' y fue uno de los personajes de la noche. Recibió las felicitaciones de algunos de lo invitados que veían en él una imagen sólida y sin pasado oscuro, como sí tienen otros colegas de partido.

La presencia 'institucional' llegó con la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina. Estaba impecable con un vestido azul noche, sonriente y habladora. Es una apasionada del tenis y estaba encantada con el premio a Muguruza. “Ella y Nadal representan la honorabilidad del deporte”. Resaltaba el detalle que había tenido el tenista tras haber ganado el juicio que interpuso contra la ministra de Salud y Deporte francesa, Roselyn Bachelot, por cuestionar su carrera deportiva. “Hay que ver lo elegante que es Rafa. La cuantía económica la ha donado a una fundación francesa”. García Tejerina dedica unas horas a jugar al tenis un vez por semana. “Es una de mis aficiones, aunque en realidad en lo que soy buena es esquiando”.

Otros invitados que acudieron a festejar a Muguruza fueron Jaime de Marichalar, las Segrelles (madre e hija), Marina Castaño, María Cecilia Sarasola, Pilar González de Gregorio, Boris Izaguirre, Borja Semper, la espectacular Nieves Álvarez recién llegada de un fiestón en Viena, Tamara Falcó, su padre, el marqués de Griñón, y Esther Doña, María Porto, que negó por enésima vez que se haya divorciado de Álvarez Cascos, Flavia Hohenlohe, Astrid Gil Casares... y muchos más que llenaron los salones del hotel Ritz.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios